Dos actos vandálicos en menos de tres meses siembran el caos en la línea de Alta Velocidad en Cataluña

El primero de ellos fue un sabotaje múltiple en Girona que necesitó días para repararse y en el segundo han robado cable en Tarragona

Pasajeros en la estación de Sants de Barcelona afectados por los retrasos de sus trenes. Foto: Albert Garcia | Vídeo: EPV

La línea de Alta Velocidad sufre cortes puntualmente por incendios o fenómenos meteorológicos y averías propias del sistema, pero también por actos vandálicos. En los últimos dos meses y medio, dos actos de este tipo en Cataluña han afectado gravemente la circulación de los convoyes. El primero de ellos, la madrugada del 22 de mayo, cuando quemaron canaletas de la red de cableado del sistema de señalización de los trenes y se tardaron días en conseguir restablecer la circulación al 100%. La madrugada de este lunes, otro acto vandálico en la provincia de Tarragona para robar cable de cobre ha suspendido durante horas la circulación en la línea de Alta Velocidad entre Madrid-Barcelona-Figueres. Se trata de una avería grave que golpea a varios sistemas y dispositivos, y que en esta ocasión ha afectado también a Barcelona (estación de Sants). Los Mossos d’Esquadra, que han sido alertados por el gestor de infraestructuras, Adif, han localizado el material sustraído, han detenido a un sospechoso y no descartan nuevas detenciones.

Sobre las dos y media de esta madrugada, Adif ha detectado varios cortes de cable de fibra óptica y de señalización entre L’Arboç y La Pobla de Montornès, lo que ha generado graves afectaciones a los sistemas de comunicaciones o de señalización, entre otros. Técnicos del gestor de infraestructuras se han desplazado a distintos puntos del trayecto y han detectado diversos cortes de cable de fibra óptica en las vías en un tramo de unos 200 metros, entre L’Arboç y La Pobla de Montornès. En total, según las primeras estimaciones, se habrían sustraído unos 600 metros de cable de fibra óptica y de señalización (de cobre). Adif ha denunciado los hechos a los Mossos d’Esquadra, que han localizado el cable tanto de fibra óptica como de cobre sustraído en el Camí de les Torretes. Posteriormente, han conseguido detener en Santa Oliva (Baix Penedès) a uno de los ladrones, un joven de 19 años. Fuentes policiales apuntan que, como los ladrones deben actuar deprisa debido a que los detectan rápidamente, normalmente estos cortan todo lo que encuentran. Esto explicaría el corte de cable de la fibra óptica, que no tiene salida en el mercado. Lo que les interesa, han agregado, es el cobre: los delincuentes pelan los tubos del plástico que protegen los cables y posteriormente lo llevan a un centro de residuos para venderlo.

El pasado domingo 22 de mayo se dio otro grave acto vandálico. En esa ocasión el objetivo no era robar, sino una reivindicación política. Esa madrugada hubo tres acciones perpetradas en apenas 20 minutos en distintos puntos de la red ferroviaria que afectaron al AVE que conecta con Girona y Francia. Fuentes de Adif informaron que “el sabotaje” consistió en la quema de canaletas de la red de cableado del sistema de señalización de los trenes, la cual sufrió “daños importantes”. El primero de los actos se produjo a las 00.03 horas en el tramo comprendido entre Riudellots de la Selva y Vilobí d’Onyar (Girona), a las 00.08 horas se causaron daños entre entre Vilobí y la entrada a la capital gerundense. En esos dos tramos los daños los ocasionaron hogueras que afectaron a las dos vías del AVE. Minutos después, a las 00:20 horas, Adif detectó un nuevo sabotaje en un tramo de 24 kilómetros, entre Girona y Vilademuls, donde los daños afectaron a una de las dos vías. Adif alertó a los Mossos de hogueras y quemas.

Cientos de pasajeros aguardan pacientemente en el vestíbulo de la Estación de Sants Barcelona a que se reanude la circulación de la línea de alta velocidad suspendida en Cataluña desde primera hora de esta mañana por el robo de material ferroviario, según ha informado el gestor de infraestructuras ADIF.
Cientos de pasajeros aguardan pacientemente en el vestíbulo de la Estación de Sants Barcelona a que se reanude la circulación de la línea de alta velocidad suspendida en Cataluña desde primera hora de esta mañana por el robo de material ferroviario, según ha informado el gestor de infraestructuras ADIF.Albert Garcia

A consecuencia de esos actos, los trenes de Alta Velocidad que circulaban entre Barcelona, Girona y Figueres-Vilafant sufrieron demoras de hasta una hora. Los operarios de Adif esperaban restablecer el servicio en las dos vías a lo largo del día, sin embargo no consiguieron la reposición total de la vía hasta unos cuatro días después. El gestor de infraestructuras denunció los hechos ante los Mossos, que abrieron una investigación.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Tres días después de los hechos, Acció per la Independencia los reivindicó por redes sociales. La entidad aseguró que fue “un acto de lucha no violenta en protesta por el mal servicio de las empresas operadoras”, que en ningún caso se puso en riesgo a las personas y que iba dirigida a “España por el menosprecio, la violencia y la persecución que ejerce sobre Cataluña”, y también a la Generalitat, a los partidos políticos y a las entidades. “No acatamos la rendición”, aseguró en un mensaje.

Otros de estos actos vandálicos se dieron el 11 de septiembre –Diada Nacional de Cataluña- de 2020. En aquella fecha provocaron cortes de circulación del AVE entre Girona y Figueres y en la línea R11, donde la circulación quedó interrumpida entre Maçanet de la Selva y Figueres (Girona). Ese mismo día Renfe también informó de acciones en diversos puntos de Poniente donde se detectó la quema de neumáticos, aunque no afectaron a la infraestructura.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS