La biblioteca provincial de Barcelona comenzará a construirse en 2023

El proyecto, que cuenta con 1,5 millones para el año próximo, se conocerá en “unos meses”, según el Ministerio de Cultura y el Ayuntamiento

Imagen actual del solar destinado a la Biblioteca Provincial de Barcelona.
Imagen actual del solar destinado a la Biblioteca Provincial de Barcelona.Joan Sánchez

Ya hay fecha para la esperada Biblioteca Provincial de Barcelona. Según anunciaron ayer tanto el Ministerio de Cultura y Deportes como el Ayuntamiento de Barcelona las obras comenzarán a ejecutarse en 2023, tras la reunión de la Comisión Mixta de Seguimiento de la Biblioteca Provincial de Barcelona, el segundo encuentro desde que en septiembre los representantes de las administraciones implicadas, tras aparcar sus diferencias, reanudaran sus relaciones rotas desde 2014.

La primera biblioteca de titularidad estatal que albergará la ciudad de Barcelona está previsto que se ubique en el solar anexo a la Estación de Francia. En la reunión entre los representantes del Ministerio de Cultura y Deporte, la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona se acordó que en unos meses se presentará el proyecto. También se pusieron en común los avances, entre ellos el que se cuenta con una partida de unos 1,5 millones de euros que el Estado invertirá a lo largo de 2022, según recoge el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado que tienen que acabar de aprobar el Senado.

De esa cantidad, 1,2 millones de euros se destinarán a la demolición del edificio existente en medio de la parcela donde está prevista la construcción de la biblioteca. Estos trabajos se llevarán a cabo en el año próximo.

Los otros 300.000 euros se invertirán en la actualización del proyecto existente para su adaptación tanto a las nuevas necesidades de la biblioteca como a las nuevas normativas en materia energética y tecnológica y su ajuste a los precios de mercado actuales.

Dentro de algo más de un año, ya en 2023 se prevé que se inicien las obras de construcción de la biblioteca. Ya se han realizado los dos informes técnicos, el de modificación y la adaptación de las necesidades bibliotecarias y arquitectónicas, fundamentalmente en lo que afecta a sostenibilidad, servicios digitales y accesibilidad.

La biblioteca, que inicialmente estaba prevista ubicar en el antiguo mercado del Born, pero tras la aparición de los restos de la Barcelona arrasada en 1714, se decidió en 2005 que se ubicaría en unos edificios que ocupaba la UPF, anexos a la Estación de Francia, es una vieja reclamación municipal que siempre ha considerado que este equipamiento era la guinda para cerrar el Plan de Bibliotecas municipal que ha conseguido que los 40 centros que están abiertos en Barcelona se considere el equipamiento más valorado por los barceloneses.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Para el Ayuntamiento de Barcelona esta Biblioteca Central Urbana, como se prefiere llamar en el consistorio, sería el gran equipamiento cultural pendiente de la ciudad.

Sobre la firma

José Ángel Montañés

Redactor de Cultura de EL PAÍS en Cataluña, donde hace el seguimiento de los temas de Arte y Patrimonio. Es licenciado en Prehistoria e Historia Antigua y diplomado en Restauración de Bienes Culturales y autor de libros como 'El niño secreto de los Dalí', publicado en 2020.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS