El Sindicato Médico Andaluz desconvoca la huelga en Atención Primaria tras llegar a un acuerdo con la Junta

El resto de organizaciones sindicales considera que la medida pactada de limitar las agendas de pacientes es un parche y los profesionales que convocaron paros indefinidos desde el pasado viernes han confirmado que los mantienen

La consejera de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía, Catalina García, y el presidente del Sindicato Médico Andaluz, Rafael Carrasco, tras llegar al acuerdo sobre Atención Primaria.
La consejera de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía, Catalina García, y el presidente del Sindicato Médico Andaluz, Rafael Carrasco, tras llegar al acuerdo sobre Atención Primaria.Joaquin Corchero (Europa Press)

El Sindicato Médico Andaluz (SMA) ha desconvocado la jornada de huelga en Atención Primaria que había convocado para este viernes tras alcanzar un acuerdo con la Junta de Andalucía para limitar la agenda de los médicos de familia a 35 pacientes diarios y la de los pediatras a 25. La medida ha sido calificada como “parche” e “insuficiente” por el resto de organizaciones sindicales, que son las que deberán ratificarlo en mesa sectorial, que consideran que los problemas en la atención primaria no son exclusivos de los profesionales de la medicina, y con las que, además, la Administración autónoma no se ha reunido. Tampoco ha habido ningún encuentro con el Sindicato de Médicas y Médicos de Atención Primaria de Andalucía que es la que la entidad que mantiene paros indefinidos en los centros de salud desde el 20 de enero y que ya ha avisado de que va a mantenerlos.

Además de limitar el número de pacientes diario, el acuerdo alcanzado también incluye la continuidad asistencial durante la tarde —para los facultativos que así lo deseen― para evitar las demoras que puedan surgir al tener un tope máximo diario en la agenda. El porcentaje de pacientes que puedan ser atendidos en ese horario aún no se ha concretado, pero no superará los 25, según ha explicado la consejera de Salud, Catalina García, en la comparecencia a los medios. La continuidad asistencial es una alternativa que la Junta ya ofrece desde enero del año pasado y a la que los profesionales sanitarios pueden acogerse de manera voluntaria para descongestionar los retrasos en sus citas. Además, se explicita que los usuarios que acudan por urgencias serán atendidos por los médicos designados específicamente y en los tramos horarios que cada centro de salud establezca, sin que esas consultas puedan incluirse dentro de las agendas ordinarias.

“Esta era una de las medidas que reclamábamos”, ha señalado Rafael Carrasco, presidente del SMA. “Es un acuerdo que va a beneficiar a la población porque va a mejorar la asistencia, ya que cuando tenemos más tiempo para atender a los pacientes es menos probable que regrese para una nueva consulta. La agenda limitada también es necesaria para la calidad de vida de los médicos”, ha abundado.

El compromiso de la Junta ha sido suficiente para el SMA —que desde el pasado mes de diciembre ha protagonizado distintas concentraciones en defensa de una Atención Primaria de calidad― para renunciar a su amenaza de huelga, anunciada para este viernes. Sin embargo, para el Sindicato de Médicas y Médicos de Atención Primaria de Andalucía, responsable de los paros indefinidos de los médicos de familia en la comunidad que empezaron el pasado 20 de enero, la medida no satisface sus reivindicaciones y mantendrán la huelga indefinida. “Para nosotros la agenda de 35 pacientes es, en el fondo, mantener lo que oficialmente tenemos ahora. Nosotros defendemos que lo ideal serían 20 citas a demanda para que los profesionales nos liberemos dos horas y media para hacer visitas externas, programas de prevención, actividades formativas, docencia…”, explica Carmen González, su presidenta, quien tampoco entiende la distinción en el número de pacientes con los pediatras. “No sabemos cuál es la diferencia entre atender a un ciudadano mayor y a un niño”, sostiene.

El seguimiento de la huelga convocada por ese sindicato, recién constituido y que aún no está en la mesa sectorial, está siendo muy residual, de en torno al 2,5% diario, según los datos de la Junta. “Cuando los servicios mínimos de urgencias y en zonas rurales son del 100 y el 40% es difícil que pueda haber un gran seguimiento”. González reprocha a la consejería que siendo ellos los que habían convocado una huelga no hayan mantenido ni una sola reunión. García ha esgrimido que al no formar parte de la mesa sectorial, el Servicio Andaluz de Salud no puede reunirse con ellos.

“La solución no puede ser acordada solo con los médicos”

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El acuerdo alcanzado con el SMA deberá ser ratificado en el plazo de un mes por el resto de organizaciones que sí forman esa mesa y que, de entrada, han mostrado su asombro porque el compromiso de la Junta se haya adquirido con un solo sindicato antes de darlo a conocer en la reunión técnica que está prevista para este jueves. “Nos parece mal que el acuerdo se haya adoptado con un solo sindicato de los que forman la mesa sectorial”, sostiene Victorino Girela, responsable de Sanidad de Csif en Andalucía. “La solución de los problemas de la Atención Primaria no puede ser acordada únicamente con una organización que solo defiende a los médicos”, añade.

Esa idea también la defiende UGT. “El problema de la Atención Primaria no es de un solo colectivo, se trata de un sistema que en su conjunto no funciona”, argumenta Antonio Macías, secretario regional de salud, servicios sociosanitarios y dependencia de la organización en Andalucía. Macías también es muy crítico sobre la medida pactada entre el SMA y la Consejería de Salud. “Este acuerdo empeora las condiciones de los profesionales y la de los pacientes, porque al final supone alargar las jornadas laborales y después de más de ocho horas pasando consulta, la atención que se presta no es mejor”, indica.

“La solución no pasa solo por reducir las agendas, hay que fortalecer otras categorías profesionales y diversificar. Esto es solo un parche”, añade Girela. “Hay muchas posibilidades de mejorar y no solo para los profesionales médicos. Hacen falta psicólogos, que evitarían el abuso de consultas de Atención Primaria, faltan fisioterapeutas y trabajadores sociales, de los trámites burocráticos podrían ocuparse los administrativos tan cualificados que tenemos. Se tiene que dar una solución integral en todas las categorías…”, abunda.

Ambos coinciden en que este acuerdo no va a solucionar un problema cuya raíz arraiga en la falta de profesionales sanitarios. Una lacra que también han reconocido en su comparecencia conjunta el presidente del SMA ―que cifra entre 1.000 y 1.500 el número de médicos que necesitaría la Atención Primaria andaluza― y la consejera de Salud que ha reclamado a la ministra un consejo interterritorial extraordinario y monográfico para abordar el aumento de las plazas MIR en España.

Sobre la firma

Eva Saiz

Redactora jefa en Andalucía. Ha desarrollado su carrera profesional en el diario como responsable de la edición impresa y de contenidos y producción digital. Formó parte de la corresponsalía en Washington y ha estado en las secciones de España y Deportes. Licenciada en Derecho por Universidad Pontificia Comillas ICAI- ICADE y Máster de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS