El vicepresidente de Castilla y León llama “imbécil” a Francisco Igea, su predecesor en el cargo, en una sesión de las Cortes

Juan García-Gallardo, de Vox, ha insultado con el micrófono apagado al procurador de Ciudadanos sin que el presidente de las Cortes, también de Vox, lo reprendiera

Vox sigue caldeando las Cortes de Castilla y León. El vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo, líder autonómico del partido de extrema derecha, ha llamado “imbécil” al procurador de Ciudadanos y su predecesor en el cargo, Francisco Igea, durante la sesión de este martes en las Cortes. Este estaba criticando a Gallardo cuando ha interrumpido su discurso tras escuchar el insulto, que aunque no se puede oír desde las cabinas del Parlamento ni en las grabaciones al estar con el micrófono apagado, políticos de varios grupos aseguran haber escuchado. Igea ha pedido que el presidente de la Cámara, Carlos Pollán (Vox) reprendiera al alto cargo, pero Pollán le ha instado a seguir con su discurso: “Continúe”.

La acústica del Parlamento de Valladolid es conocida entre los procuradores porque “se escucha todo”, según indican varios de ellos consultados por EL PAÍS. Así, después de que Igea haya recibido el exabrupto, se ha dirigido a Gallardo: “¿Me ha llamado imbécil?”. El líder de Vox, reclinado sobre su butaca, ha asentido con la cabeza y ha añadido: “Y presunto delincuente”. Igea le ha recordado a su sucesor en la vicepresidencia que a quien investiga la Fiscalía —por una supuesta prevaricación en el uso de recursos públicos con fines partidistas— es al propio Gallardo. Ambos llevan semanas enfrentados. Igea estaba comentando irónicamente desde el atril la aparición del socio del presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco (PP), en un programa televisivo de cocina.

Francisco Igea, preguntado por EL PAÍS al concluir el pleno, ha insistido en lo que le ha respondido a su rival: “Es un chaval que está sin educar, Pollán no se ha atrevido a corregirle”. Fuentes del Parlamento lamentan una “degradación horrorosa” del nivel de debate, pues en ese hemiciclo raro es que, más allá de ciertos ataques entre grupos, se llegue a los descalificativos. Hace unos meses Gallardo le espetó a una procuradora socialista con discapacidad que se dirigiría a ella “como si fuese una persona normal”, algo que causó gran polémica.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Juan Navarro

Colaborador de EL PAÍS en Castilla y León, Asturias y Cantabria desde 2019. Aprendió en esRadio, La Moncloa, en comunicación corporativa, buscándose la vida y pisando calle. Graduado en Periodismo en la Universidad de Valladolid, máster en Periodismo Multimedia de la Universidad Complutense de Madrid y Máster de Periodismo EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS