Detenida una mujer en Tenerife por simular su propio secuestro y exigir 50.000 euros a su madre

La Guardia Civil detiene también a sus cuatro colaboradores que forman parte de la familia de la pareja de la falsa raptada

La Guardia Civil ha detenido este lunes en el sur de la isla canaria de Tenerife a una mujer por simular su propio secuestro y exigir 50.000 euros a su madre para ser liberada. Además de la presunta secuestrada, han sido detenidas cuatro personas más relacionadas con la familia de la pareja de la mujer. La protagonista envió un vídeo a su madre en el que aparecía manchada con sangre falsa y un cuchillo en el cuello. No era la primera estafa que recibía la víctima. El mismo grupo de secuestradores ya la habían extorsionado en tres ocasiones anteriores al enviarle tres cartas con amenazas contra la vida de su hija y exigirle 45.000 euros.

En el vídeo, difundido por la Guardia Civil, la mujer aparece con un cuchillo en el cuello, un pañuelo que tapa sus ojos y sangre con apariencia de falsa en la comisura de los labios. La presunta secuestrada alerta a su madre, entre sollozos, que le exigen 50.000 euros para ser liberada. “Si me quieres ver viva, tienes que pagarlos”, dice, mientras anuncia que ha sido golpeada y maltratada físicamente, y le advierte que no puede avisar a nadie.

Las investigaciones de la Guardia Civil comenzaron a finales de la semana pasada cuando se detectó el movimiento bancario de los 50.000 euros. No había denuncia previa por el secuestro de la mujer, que tiene unos 30 años y reside en el sur de Tenerife. En el transcurso de la operación, la Guardia Civil comenzó a sospechar de la familia de la pareja de la presunta secuestrada. Los agentes, que resolvieron el caso en 24 horas, descubrieron que la mujer no estaba privada de libertad. En el momento de la detención, tanto la protagonista del falso secuestro como sus colaboradores, se encontraban en un salón de juegos.

Los detenidos se enfrentan a los cargos de simulación de delito, que conlleva una pena de multa de entre 6 a 12 meses. A eso, se añade un delito de extorsión que tiene una pena de prisión de uno a cinco años. En el registro domiciliario, la Guardia Civil halló las herramientas utilizadas para simular el secuestro. Se ha hallado un arma blanca de grandes dimensiones, el pañuelo con el que se amordazó a la supuesta secuestrada, y un bote de sangre falsa.

La operación se ha realizado bajo la dirección del Juzgado de Instrucción número 2 de los de Granadilla de Abona, y coordinada por la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Tenerife. Ha sido coordinada bajo la dirección del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de los de Granadilla de Abona, y coordinada por la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Tenerife. Ha sido desarrollada por el Equipo de Delitos Contra las Personas y el Equipo Territorial de Policía Judicial las Américas, y ha contado con la participación de un agente de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil.


Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS