Incendios

Un grupo de 70 bomberos trabaja para garantizar que un incendio en Almonte no llegue a Doñana

El Infoca da las llamas por perimetradas y se muestra “moderadamente optimista” con la posibilidad de estabilizarlas esta tarde para evitar que alcancen la zona protegida

En la tarde del lunes, al incendio declarado en el paraje 'El Corchito' de Bonares, en Huelva, se sumó el de Almonte, que ahora centra los esfuerzos de más de 150 efectivos.Foto: David Arjona (EFE) | Vídeo: EPV

Un grupo de unos 70 bomberos forestales del Servicio de Extinción de Incendios Forestales de Andalucía (Plan Infoca) trabaja desde la tarde del lunes para evitar que un incendio declarado en Almonte (Huelva) avance hacia la zona del espacio natural de Doñana. El fuego ha provocado el desalojo de 236 viviendas de tres zonas rurales de la localidad y de 60 temporeros que trabajaban en la zona, según han confirmado fuentes de Emergencias 112. Después de casi un día de trabajos, centrados especialmente en la apertura de un cortafuegos, a primera hora de la tarde de este martes se han retirado los medios aéreos gracias al avance “favorable” del despliegue, según ha explicado este martes Giuseppe Aloisio, director técnico del Plan Infoca. Por ahora, las llamas están contenidas lejos del parque natural y la esperanza es que se puedan estabilizar a lo largo de la tarde, si bien han vuelto los medios aéreos, nueve, por la reactivación de una de las zonas ya perimetradas, que finalmente se ha podido controlar.

El incendio comenzó a las 19.50 de este lunes en un paraje conocido como La Teja, en mitad de condiciones climatológicas “bastante adversas” de viento —durante la noche las rachas llegaron a los 40 kilómetros por hora—, altas temperaturas y baja humedad. Eso ha obligado a los bomberos forestales a realizar un cortafuegos perimetral de hasta 20 metros de ancho para evitar que las llamas avancen a zonas “más críticas”, según ha explicado Aloisio. Estos trabajos se han centrado en la cabeza del fuego y en el flanco derecho y ya, a primera ahora de la tarde, tan solo quedan por estabilizar “unos pocos metros de la cola del incendio”, ha añadido el director técnico. Eso ha permitido retirar por ahora los medios aéreos, que quedarán supeditados a posibles demandas de actuaciones. “Podemos afrontar la tarde con un moderado optimismo y esperar que, sobre todo, al caer la tarde, la mejora de las condiciones atmosféricas nos puedan llevar a la estabilización del incendio”, ha explicado el responsable en una comparecencia producida en desde el puesto de mando del dispositivo.

“No ha entrado en el espacio natural porque hemos hecho perimetración con maquinaria pesada”, explicó Aloisio este mediodía, en referencia a los trabajos centrados en evitar que el incendio cogiese fuerza por el vuelo de pavesas a zonas no afectadas por el fuego. Por ahora, desde el Infoca no han podido precisar el origen de las llamas y las hectáreas alcanzadas. Aunque el consistorio de Almonte ha habilitado espacios para el realojo de los afectados, la mayoría de las viviendas afectadas son segundas residencias de almonteños por lo que la mayoría no ha necesitado acudir a estos recursos, según han puntualizado fuentes municipales. Los temporeros han sido trasladados a la finca La Ramona.

A la lucha contra el incendio se incorporaron esta mañana hasta 150 efectivos, algunos procedentes de otras provincias cercanas como Cádiz. Además, en la zona han llegado a estar desplegados hasta ocho medios aéreos coordinados por un avión. Aunque el Plan Infoca no ha llegado a pasar de la declaración del nivel 1 de emergencia. Este se activa en aquellos incendios que pueden ser controlados con los medios de extinción previstos en el plan, pero en los que se prevé la necesidad de la puesta en práctica de medidas para la protección de las personas y de los bienes de naturaleza no forestal. El devenir de las llamas ha estado condicionado por el viento que se esperaba que se intensificase a partir de la tarde y su estabilización está sujeta a que, con la caída del día, los trabajos efectuados y las condiciones meteorológicas la hagan posible. “Las previsiones son esperanzadoras”, según han confiado fuentes municipales de Almonte.

El fuego se decretó pasadas las 19.50 de este pasado lunes, según informó el Ayuntamiento de Almonte a través de sus redes sociales. Para entonces, los bomberos forestales ya estaban trabajando en otro incendio declarado en la cercana localidad de Bonares que, la mañana de este martes, se ha dado por “perimetrado y con evolución favorable”, según ha explicado el director técnico de Infoca. Eso ha hecho posible que los vecinos de Los Carrascos y Las Vaquerizas que tuvieron que ser desalojados en Bonares y Rociana del Condado hayan podido regresar a sus casas. “Ayer fue un día complicado”, ha reconocido Aloisio.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Hace cinco años de que Doñana sufrió su incendio más grave, después de que resultasen afectadas 10.340 hectáreas en el entorno del parque natural, de las que 7.392 hectáreas estaban dentro. La mayoría de las zonas afectadas se distribuyeron entre el paraje de Las Peñuelas en Moguer y montes de los municipios de Almonte y Lucena del Puerto. La instrucción por el suceso, que tuvo graves implicaciones naturales y dejó más de 200 afectados, aún no ha terminado y suma ya más de 20 tomos en el Juzgado de Primera Instancia 2 de Moguer.

Sobre la firma

Jesús A. Cañas

Es corresponsal de EL PAÍS en Cádiz desde 2016. Antes trabajó para periódicos del grupo Vocento. Se licenció en Periodismo por la Universidad de Sevilla y es Máster de Arquitectura y Patrimonio Histórico por la US y el IAPH. En 2019, recibió el premio Cádiz de Periodismo por uno de sus trabajos sobre el narcotráfico en el Estrecho de Gibraltar.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS