El juez solo encuentra 247 euros en las cuentas del comisionista Luis Medina y estudia nuevas medidas

El hermano del duque de Feria ha vendido bienes que el instructor quería requisar, lo que abre la puerta a que se pueda plantear un presunto delito de alzamiento de bienes

Luis Medina, durante un acto en Madrid, a principios de 2016.
Luis Medina, durante un acto en Madrid, a principios de 2016.getty

A Luis Medina se le abre otro frente. El juez Adolfo Carretero, que investiga la comisión millonaria que cobró el empresario sevillano por la venta de material sanitario al Ayuntamiento de Madrid durante lo peor de la pandemia, estudia nuevas “medidas económicas” contra él, después de que solo haya encontrado 247,26 euros en sus cuentas. Así lo explica el magistrado en un escrito firmado el martes, donde pide la opinión de la Fiscalía y del resto de las partes sobre las nuevas iniciativas a adoptar contra el hermano del actual duque de Feria para “el aseguramiento de las responsabilidades civiles” que puedan derivarse de la causa y la recuperación del supuesto dinero estafado.

El instructor ordenó la pasada semana el embargo del dinero y bienes de lujo que Medina y su socio, Alberto Luceño, obtuvieron con la operación bajo sospecha. Pero, según informó el martes el juez, “a la vista de la información de los saldos de las cuentas embargadas a Medina, facilitados por la entidad bancaria Deutsche Bank”, solo tiene actualmente “saldo positivo” en una de ellas por importe de 247,26 euros. Las otras dos se encuentran en números rojos (adeuda 6.333,04 euros en una, y 19,23 euros en la otra), según la documentación a la que tuvo acceso EL PAÍS.

Además, el investigado ya no dispone de unos bonos a los que se refirió la Fiscalía —que ascendían a 400.000 euros— y que también se ordenó embargar. Por ello, remacha el magistrado, se da ahora “traslado al Ministerio Fiscal y demás partes personadas a fin de que insten en el plazo de cinco días la adopción de nuevas medidas cautelares de carácter económico para el aseguramiento de responsabilidades civiles”. Esta situación abre la puerta a que se pueda plantear también un presunto delito de alzamiento de bienes, según fuentes jurídicas.

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Madrid anunció la pasada semana que el juez había admitido a trámite la querella interpuesta por la Fiscalía Anticorrupción contra Luceño y Medina por delitos de estafa agravada, blanqueo y falsificación. Según el ministerio público, en marzo de 2020, cuando cientos de personas morían a diario y los ciudadanos se encontraban confinados en casa mientras los sanitarios hacían frente a un virus desconocido, los dos empresarios actuaron “de común acuerdo” para “obtener un exagerado e injustificado beneficio económico” con la venta de material sanitario al Ayuntamiento de Madrid, parte del cual era defectuoso.

Como avanzó el martes EL PAÍS, el juez destacó en otro escrito la “gravedad” de los hechos bajo sospecha y subrayó que los dos comisionistas actuaron en el “momento más álgido de la pandemia, con miles de fallecimientos diarios”. Por ello, admitió la personación del Consistorio de la capital como acusación particular, y de Podemos y PSOE como acusaciones populares.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Según la querella de Anticorrupción, los dos empresarios recurrieron supuestamente a un primo del alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, para entrar en contacto con el Ayuntamiento, al que ofrecieron “la posibilidad de adquirir grandes remesas de material sanitario fabricado en China”. A cambio, se embolsaron seis millones de euros, gracias a que “inflaron artificialmente” los precios de los productos con comisiones disparadas: del 60% para las mascarillas; del 71% para los test; y del 81% para los guantes, según las pesquisas.

Con los beneficios que obtuvieron, compraron bienes de lujo, como coches de alta gama, relojes de oro, un yate, al que Medina bautizó como Feria y registró en Gibraltar, y una vivienda en Pozuelo de Alarcón (Madrid) con tres plazas de garaje valorada en más de un millón de euros. Luceño también pagó 60.000 euros por una estancia de una semana en un hotel de Marbella.

Luis Medina, un habitual de la prensa rosa, es el hijo menor de Naty Abascal y Rafael Medina —anterior duque de Feria—. Alberto Luceño es su socio. El juez los ha citado a declarar el 25 de abril, y prevé también interrogar “a los testigos necesarios para esclarecer los hechos”.

Martínez-Almeida: "Va a dar igual cuál el saldo de la cuenta de Luis Medina porque vamos a recuperar hasta el último céntimo"

Servimedia

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha insistido este miércoles en que el Consistorio recuperará el dinero si queda demostrado que hubo fraude en los cobros de comisiones por la venta de mascarillas y a pesar de que la cuenta de uno de los dos comisionistas apenas cuente con fondos: "Si aquí se acredita que ha habido una estafa al Ayuntamiento, nos va a dar igual cuál es el saldo de la cuenta de Luis Medina porque vamos a recuperar hasta el último céntimo. Vamos a poner todos los medios para poder recuperar hasta el último céntimo que se haya podido estafar", ha asegurado el alcalde, del PP, de visita en Málaga. 

Sobre la firma

J. J. Gálvez

Redactor de Tribunales de la sección de Nacional de EL PAÍS, donde trabaja desde 2014 y donde también ha cubierto información sobre Inmigración y Política. Antes ha escrito en medios como Diario de Sevilla, Europa Sur, Diario de Cádiz o ADN.es.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS