Francisco Toscano deja la alcaldía de Dos Hermanas tras lograr 10 mayorías absolutas

El alcalde siempre apostó por la renovación en el PSOE y fue clave en las carreras de Zapatero y Pedro Sánchez

Francisco Toscano, tras finalizar su último pleno municipal en Dos Hermanas, Sevilla, donde ha sido alcalde durante 39 años consecutivos.
FOTO: PACO PUENTES/EL PAIS
Francisco Toscano, tras finalizar su último pleno municipal en Dos Hermanas, Sevilla, donde ha sido alcalde durante 39 años consecutivos. FOTO: PACO PUENTES/EL PAISPACO PUENTES (EL PAÍS)

Francisco Toscano, de 72 años, deja este jueves la alcaldía de Dos Hermanas, la segunda ciudad más poblada de la provincia de Sevilla (alrededor de 135.000 habitantes) con una tarjeta electoral que pocos pueden igualar: 10 elecciones desde 1983 y 10 mayorías absolutas. Afiliado al PSOE desde 1979, Toscano dimite a poco menos de año y medio de las elecciones municipales de 2023 para preparar un relevo en el Ayuntamiento nazareno que permita seguir la senda de victorias inaugurada por él.

De manera interina le sustituirá Basilia Sanz, la número dos de la lista y su esposa, pero el próximo alcalde será Francisco Rodríguez García, de 51 años, teniente de alcalde, secretario general de la agrupación socialista de Dos Hermanas y el hombre que estuvo detrás y al lado de Juan Espadas en su carrera en las primarias del PSOE para la candidatura a la presidencia de la Junta.

Como alcalde, Quico Toscano deja una ciudad, situada a pie de la autopista Sevilla-Cádiz, que ha cambiado de piel desde que accedió a la alcaldía: la ha dotado de servicios, de industrias, de polígonos industriales, de viviendas, de ahí su reconocimiento social y su colección de mayorías absolutas. También deja más de un centenar de rotondas en la ciudad que vuelven locos a los forasteros. “Son una manera de convivir. El semáforo regula dando órdenes, la glorieta es más cortés, se cede el paso”, explicaba a este periódico el alcalde. Antes de su entrada en política, Toscano, licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla, ejerció de abogado en el bufete laboralista de la sevillana calle Capitán Vigueras, donde trabajan Felipe González, Rafael Escuredo o Manuel del Valle.

Toscano tiene fama además de buen gestor —es de los que ha aplicado la máxima de que un Ayuntamiento no puede gastar más de lo que ingresa—, de saber hacer equipos y cantera. Cuentan que todos los días desayuna en un bar cercano al Ayuntamiento con sus concejales, charlan, contrastan y hacen política.

Pero además de alcalde, Toscano ha sido una persona muy influyente en el PSOE, pero sin reclamar nunca un puesto de relumbrón para él. En la anterior ejecutiva federal socialista fue elegido presidente del comité federal, un puesto de reconocimiento, pero sin ningún poder ejecutivo. La política nacional la ha ejercido desde Dos Hermanas. Siempre ha estado del lado de la renovación en su partido. En los años 90, apostó por los renovadores frente a los guerristas; por Josep Borrell en vez de Joaquín Almunia; por José Luis Rodríguez Zapatero en lugar de José Bono; por Pedro Sánchez en lugar de Susana Díaz; y fue una pieza clave en la batalla en las primarias andaluzas cuando apostó de manera clara y decidida por Juan Espadas.

Toscano fue uno de los principales apoyos que tuvo el hoy presidente del Gobierno en sus dos elecciones primarias. Cuando dimitió como secretario general en el cruento comité federal celebrado el 1 de octubre de 2016, Toscano fue de los primeros en pedirle que no arrojara la toalla definitivamente y se presentara a otra carrera interna en la que tenía a todo el aparato y los líderes históricos en contra. Fue en Dos Hermanas donde Sánchez, apremiado entre otros por Toscano, anunció su vuelta. Y ganó de manera rotunda a la entonces presidenta de la Junta.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

También a Dos Hermanas se acercó en diciembre de 2020 Susana Díaz para pedirle consejo a Toscano sobre los cambios en el PSOE andaluz. Toscano, que habla pausado y es un gran conversador, le aventuró en un largo almuerzo lo que iba a pasar e intentó, como casi siempre, un relevo pactado que la expresidenta rechazó porque lo interpretó como un ucase.

Gracias a la propuesta de Toscano, consejeros andaluces y concejales nazarenos fallecidos, consejeras con al menos dos mandatos en el Gobierno andaluz y los redactores del primer Estatuto de Autonomía para Andalucía tendrán una calle en la extensa urbanización de Entrenúcleos, una brutal operación urbanística donde está prevista la construcción de más de 20.000 viviendas.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS