Tres personas mueren en un choque frontal en una peligrosa carretera de Zamora

Uno de los vehículos circulaba a velocidad excesiva por la N-631, una vía estrecha y con curvas pronunciadas, según las primeras investigaciones

Vehículos implicados en el accidente en la N-631 en el que han muerto tres personas este miércoles en Moreruela de Tábara (Zamora).
Vehículos implicados en el accidente en la N-631 en el que han muerto tres personas este miércoles en Moreruela de Tábara (Zamora).Bomberos Rionegro del Puente

Tres hombres han muerto este miércoles por un choque frontal entre un turismo y una furgoneta de mantenimiento de carreteras de la Junta de Castilla y León en el término de Moreruela de Tábara (Zamora, 300 habitantes). Dos de los pasajeros de la furgoneta fallecieron en el acto. El conductor del turismo fue trasladado al hospital de León en helicóptero con heridas graves y falleció horas después. Las primeras investigaciones apuntan a que el conductor del turismo, de 64 años, circulaba a una velocidad excesiva por la carretera nacional N-631, una vía estrecha y con tramos muy sinuososa, y pudo distraerse en la curva en la que se produjo el impacto.

El accidente entre el coche y la furgoneta de la Junta se produjo hacia las 9.30 de este miércoles. El 112 recibió las primeras llamadas alertando del suceso en el kilómetro 10 de la N-631 a la altura de Moreruela de Tábara, a unos 42 kilómetros al norte de Zamora capital. Uno de los heridos estaba inconsciente y atrapado en el interior de uno de los vehículos y necesitó ser excarcelado.

Al lugar acudieron efectivos de la Guardia Civil de Tráfico de Zamora, una ambulancia de soporte vital básico, un equipo médico de la cercana localidad de Tábara, una UVI móvil, el helicóptero medicalizado y los bomberos de Rionegro del Puente. Los agentes tuvieron que controlar y desviar el tránsito de vehículos por la zona, cerca del puente del AVE, al quedar cortado uno de los carriles de esta estrecha travesía.

En el siniestro han resultado heridos dos de los ocupantes de la furgoneta, un hombre de 54 años y a otro de 52. Ambos fueron derivados al hospital de Zamora con heridas de diversa consideración.

En el accidente han fallecido dos empleados de los servicios de mantenimiento de carreteras de Fomento: José Lorenzo Fernández Fernández, de 59 años, y Mauro Rodríguez Gato, de 64 años. Alfonso Fernández Mañueco, presidente de Castilla y León, ha transmitido el pésame a los familiares y amigos de los fallecidos a través de Twitter y ha deseado la pronta recuperación de los heridos. Fuentes de la DGT indican que el causante de la colisión viajaba solo. Todos los ocupantes de los vehículos, han precisado las autoridades, llevaban puesto el cinturón de seguridad.

Por su peligrosidad, la carretera nacional en la que se ha producido este siniestro ha recibido múltiples críticas por parte de asociaciones en Zamora, señala Chema Mezquita, miembro de algunas de estas organizaciones, que denuncia también el mal estado del firme. La N-631 se encuentra en las proximidades de la sierra de la Culebra, un paraje donde abunda la fauna salvaje, y jabalíes y ciervos dificultan habitualmente la circulación porque se cruzan por el asfalto y pueden ocasionar graves percances. Además, el ancho de esta vía es algo menor que las nacionales convencionales porque los arcenes también son menores si no, en algunos de los tramos, prácticamente inexistentes. El riesgo de los impactos con fauna salvaje ha provocado que el Ministerio de Transportes utilizara orina de lobo mezclada con resina para intentar espantar a estos animales y evitar que se aproximen al trazado. El exprocurador de las Cortes de Castilla y León Manuel Fuentes (PSOE) definió el año pasado a uno de los tramos de la N-631 en esas áreas de Zamora como “el peor de una carretera nacional de toda España”.

El accidente ha conmocionado a las localidades de la zona por la gran vinculación hacia Zamora que tenía el fallecido José Lorenzo Fernández, que además de ser uno de los trabajadores de Fomento y dedicarse al mantenimiento de las vías, era un historiador dedicado especialmente a estas comarcas. Fernández, nacido en Muelas de Pan en 1962 y licenciado en Historia Moderna por la Universidad de Salamanca, escribió varios libros sobre la cultura e historia de esas localidades. La noche antes del accidente mortal había presentado una nueva obra, en Bermillo de Sayago, sobre la religiosidad en la provincia zamorana durante la Edad Moderna. Rodríguez Gato estaba vinculado al mundo del piragüismo como máximo responsable del Club Fluvial Villaralbo y había sido además concejal de IU en Villaralbo, cuya formación política ha transmitido también su pésame, informa Efe.


Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción