Casado ofreció a Arrimadas disolver Cs en el PP y convertirla en portavoz

La líder de Cs rebaja a “palabrería” la revelación del presidente del PP

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, participa en el XV Congreso Nacional de Nuevas Generaciones del PP en Espacio Jorge, el sábado pasado en Madrid.
El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, participa en el XV Congreso Nacional de Nuevas Generaciones del PP en Espacio Jorge, el sábado pasado en Madrid.Jesús Hellín (Europa Press)

“A Inés Arrimadas le he ofrecido todo. Todo es todo”. Pablo Casado reveló este lunes que hace meses ofreció a la líder de Ciudadanos un acuerdo para lograr “una convergencia entre los dos partidos”, de la cual surgiera “una nueva estructura entre las dos direcciones” de forma estable. En la práctica, la disolución de Cs en el PP. La propuesta, según fuentes populares, se hizo el verano pasado y consistía en que la dirección de Cs se integrara en la del PP y Arrimadas se convirtiera en portavoz parlamentaria de ese grupo fusionado. Ella evitó confirmar esa versión.

Casado estuvo dispuesto a dar entrada en la dirección del PP a la cúpula de Ciudadanos, en una suerte de fusión entre ambos partidos pero consistente en que los de Arrimadas se disolvieran en el PP. El líder popular desveló este lunes en Antena 3 unas conversaciones privadas, que hasta ahora no habían trascendido, que mantuvo su dirección con la de Arrimadas el verano pasado para estudiar esa convergencia de ambos partidos. La oferta, que Arrimadas declinó, era un acuerdo “bajo el paraguas del PP”, precisan fuentes de la dirección popular. Es decir, Casado no ofreció a Arrimadas crear una nueva marca, sino dar entrada en el PP a su dirección, “con muchísima generosidad”.

Aquellas conversaciones “al más alto nivel” entre el PP y Ciudadanos se produjeron después de las elecciones vascas en las que los dos partidos concurrieron en una sola lista electoral al Parlamento autonómico. Entonces, los populares plantearon a Cs “que cargos de la dirección de Arrimadas se incorporaran a la estructura del partido”, especifican en el PP. Para ello se haría necesario ampliar el comité de dirección del PP, detallan fuentes populares, pero Arrimadas no quiso.

Casado sugirió también que la oferta incluía la posibilidad de que Arrimadas se convirtiera en la portavoz en el Congreso de esa nueva estructura resultante. “Yo recuerdo unas declaraciones de Cayetana Álvarez de Toledo [exportavoz parlamentaria del PP] cuando dijo que estaría encantada de que ella [Arrimadas] fuera la portavoz del Congreso”, subrayó Casado. En realidad, Álvarez de Toledo dijo en público que cedería el liderazgo de la lista por Barcelona a Arrimadas si así pudiera salir adelante España Suma, la coalición electoral que en 2019 el PP ofrecía en público a Ciudadanos para concurrir a las elecciones generales, y que nunca se produjo. Pero el puesto de la portavocía del Congreso también estuvo encima de la mesa, según apuntan fuentes populares. Todo ello, según las mismas fuentes, fue rechazado por Arrimadas.

La propuesta desvelada por Casado iría más lejos que la de España Suma, la coalición electoral que el líder del PP planteó reiteradamente tanto a Cs como a Vox para las generales de 2019, para evitar que los tres partidos concurrieran por separado. En la nueva oferta conocida, el PP estaría integrando a Cs dentro de su estructura, con lo cual el partido liberal dejaría de existir como tal.

En vídeo, Inés Arrimadas, la presidenta de Ciudadanos, ha rechazado este lunes la “palabrería” del líder del PP, Pablo Casado.

La versión de Casado choca, sin embargo, con la de Arrimadas, que evita confirmar esas conversaciones privadas y las rebaja a “palabrería”. “Yo le ofrecí ir juntos en las elecciones en Cataluña y él lo rechazó”, contraatacó la líder de Cs al del PP en una comparecencia tras la ejecutiva permanente de su partido. En la dirección de Arrimadas sostienen que la revelación del líder popular es en realidad un “globo sonda” porque “su objetivo no es ningún acuerdo con Ciudadanos, sino el votante de Ciudadanos en las elecciones en Madrid”, dicen fuentes de la cúpula. El equipo de Arrimadas asegura que el suyo y el del PP “son proyectos políticos diferentes” y no contempla ninguna alianza en ese sentido

Casado ha revelado esta oferta a Arrimadas cuando el PP está inmerso en otra estrategia, la de una especie de OPA hostil a Ciudadanos, que pasa por integrar a dirigentes naranjas descontentos con el rumbo de Cs. El cambio de táctica se produjo después de que la relación entre ambas formaciones saltara por los aires por la presentación por parte de los liberales de una moción de censura en Murcia contra el Gobierno del popular Fernando López Miras. Desde entonces, nueve miembros de Cs han recalado en filas populares. Lejos quedan ya esas propuestas de integración.

Sobre la firma

Elsa García de Blas

Periodista política. Cubre la información del PP después de haber seguido los pasos de tres partidos (el PSOE, Unidas Podemos y Cs). La mayor parte de su carrera la ha desarrollado en EL PAÍS y la SER. Es licenciada en Derecho y en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y máster en periodismo de EL PAÍS. Colabora como analista en TVE.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS