Robos

21 atracos en 23 días: el itinerario delictivo de dos ladrones por una decena de pueblos de Castellón y Valencia

La Audiencia de Castellón condena a 61 y 30 años de cárcel a dos hombres por una cadena de tirones, asaltos a viviendas, supermercados y estaciones de servicio

La entrada de la Ciudad de la Justicia de Castellón.
La entrada de la Ciudad de la Justicia de Castellón.Ángel Sánchez

Con 21 robos cometidos en apenas tres semanas, en su mayoría a punta de cuchillo, atemorizaron recién estrenado el 2019 a los habitantes de varias localidades de Castellón y Valencia. Los autores, dos hombres, vestidos con pasamontañas, desvalijaron viviendas, atracaron supermercados y estaciones de servicio; y abordaron además en plena calle desde un coche robado a una decena de mujeres, a las que sustrajeron el bolso por el método del tirón. La Audiencia Provincial de Castellón acaba de imponerles penas de 61 y 30 años, respectivamente.

Su itinerario delictivo se consumó en 23 días. A casi un robo por jornada. Transcurrió por los municipios castellonenses de Almassora, Alcora, Vall d’Alba, Borriol, Xilxes, Betxí, La Vilavella, Almenara y la propia capital de la Plana, así como por las localidades valencianas limítrofes de Canet de Berenguer y Quart de les Valls.

Desde la noche de Reyes, el 5 de enero de 2019, y sin apenas respiro hasta el 22 del mismo mes, fecha de su último atraco a un supermercado de La Pobla Tornesa, de 1.200 habitantes, los ahora procesados, asaltaron gasolineras, tiendas y viviendas y protagonizaron una decena de ‘tirones’ abordando a mujeres que transitaban por la vía pública.

La tarde del 5 de enero de 2019, con la cabalgata de los Magos de Oriente en plena ebullición, estrenaron la lista en una vivienda de Almassora, en el área metropolitana de Castellón. Accedieron por la parte trasera. Treparon hasta la habitación del primer piso, rompieron la ventana y se llevaron un televisor, un móvil, una tablet, un ordenador, joyas y demás objetos por valor de 4.500 euros. También las llaves de un Citroën C3 con las que lograron abrir el vehículo estacionado en el exterior y huir. Con este coche, que no fue recuperado hasta el 22 de enero, cometieron los 20 robos sucesivos.

Con él rompieron las cristaleras de varias estaciones de servicio y realizaron también ‘tirones’ como el que sufrió una mujer en una calle de Betxí, a la que sin apearse del vehículo y tapándose la cara para evitar ser reconocido, uno de los ahora condenados tiró del bolso que portaba. No logró arrebatárselo, la víctima cayó al suelo y al dar marcha atrás, el vehículo le aplastó la pierna derecha. El delincuente aprovechó entonces para abrir la puerta del vehículo, le quitó el bolso a la víctima y le dio dos puñetazos en la cabeza. Fue el 21 de enero por la tarde. Esa misma mañana, en un margen de apenas cuatro minutos, habían robado por este mismo método a tres mujeres en la vecina localidad de La Vilavella.

El último hito del itinerario delictivo de los dos hombres antes de su arresto fue el 22 de enero de 2019 en el supermercado ‘Super Pobla’ de La Pobla Tornesa. Se llevaron algo más de 1.000 euros de botín.

Además de la pena de cárcel, en concepto de responsabilidad civil, los acusados deberán indemnizar con más de 35.000 euros a las mercantiles afectadas, compañías aseguradoras y a las víctimas de los robos con tirón y en viviendas, según recoge la sentencia hecha pública este lunes por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana. Un fallo que se declara firme por expreso consentimiento de las partes.

Lo más visto en...

Top 50