Aragón, Castilla-La Mancha y Castilla y León optarán a los fondos europeos con proyectos conjuntos para combatir la despoblación

Las ocho comunidades más afectadas por la pérdida de habitantes inician los contactos ante el futuro sistema de financiación autonómica

Los presidentes de Aragón, Castilla-La Mancha y Castilla y León para renovar los protocolos de colaboración sanitarios existentes para las poblaciones limítrofes.
Los presidentes de Aragón, Castilla-La Mancha y Castilla y León para renovar los protocolos de colaboración sanitarios existentes para las poblaciones limítrofes.Manu Reino/EFE / EFE

Dos comunidades gobernadas por el PSOE y una regida por el PP han demostrado este viernes que siguen siendo posibles los pactos al máximo nivel entre los dos partidos que —con permiso de UCD— se han alternado al frente del país desde la restauración de la democracia. Y lo hacen, además, en un asunto que marcará la legislatura: la gestión de los fondos europeos. Los presidentes de Aragón, Javier Lambán; Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco y el anfitrión, Emiliano García-Page, de Castilla-La Mancha —entre las tres representan el 43% del territorio, pero solo al 12% de la población, con 5,7 millones de habitantes—, han rubricado en Talavera de la Reina (Toledo) una declaración institucional para impulsar proyectos conjuntos a los fondos europeos que respondan sobre todo al reto demográfico. Los objetivos son promover la cohesión económica y social, la vertebración y el reequilibrio territorial en el marco del reto demográfico; fortalecer la capacidad de recuperación económica y social, orientada a la bioeconomía; mitigar el impacto social y económico de la crisis sanitaria; y apoyar las transiciones verde y digital en todo el territorio.

“Más que un plan Marshall este es el plan Merkel. No se entiende el salto adelante de la Unión Europea sin la aportación determinante de Merkel”, ha homenajeado García-Page a la canciller alemana. El presidente de Castilla-La Mancha ha insistido en que los tres barones no representan “un frente”. “Somos todo lo contrario estamos aquí para dialogar, somos militantes de la moderación”, ha aseverado. “Las autonomías no están para separar. Aquí estamos representantes de dos partidos que se han unido en muchas cosas. Reclamamos poder llegar a grandes acuerdos transversales de mayorías amplias”, ha enfatizado.

El presidente castellano-manchego ha advertido que, tras la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, gracias a una mayoría de izquierdas con nacionalistas e independentistas, la dinámica de los próximos tres años, si se completa la legislatura, será un frente binario o la apuesta por los “grandes acuerdos transversales”. La advertencia del barón castellano-manchego llega en un momento de falta de acuerdos entre Pedro Sánchez y Pablo Casado para renovar el Poder Judicial y otras instituciones pendientes por el bloqueo de Génova desde al menos dos años.

El encuentro, programado desde hace semanas, se produce al día siguiente de que Bruselas y los Estados miembros respirasen aliviados tras la decisión de Hungría y Polonia de levantar su veto al fondo covid de la UE. El bloqueo afectaba a la bolsa de 750.000 millones de euros acordada a finales de julio en el Consejo Europeo. España es, junto a Italia, uno de los países más beneficiados, con un desembolso los próximos años de 140.000 millones casi a partes iguales entre transferencias no reembolsables y créditos. El inconveniente es que no se espera que el maná comunitario empiece a llegar hasta mediados de año, otra razón por la que las comunidades autónomas han empezado a tomar posiciones. “Hablar de despoblación es hablar de financiación autonómica. Para que España camine a una única velocidad, de manera armónica, necesitamos la reforma de la financiación autonómica, pero también que la magnífica oportunidad de los fondos europeos se aproveche no solo para superar los efectos de la pandemia, sino para modernizar el tejido productivo español”, ha afirmado el aragonés Lambán.

“Tenemos la necesidad de que los fondos sirvan para vertebrar y reequilibrar a nuestro país, que miren al interior de España. Que sirvan para modernizarla. Se habla de las smart cities, por supuesto, pero también hay que conectar las escuelas rurales, dar asistencia a las personas mayores y que internet llegue a todos los rincones. Por eso hemos creado un grupo para impulsar proyectos conjuntos de manera inmediata”, ha intervenido el popular Mañueco. El presidente de Castilla y León ha pedido que los criterios de reparto sean “lo más objetivos, transparentes y plasmen [la lucha contra] ese reto demográfico que compartimos las tres comunidades”.

No son las únicas regiones que se están moviendo para aplicar los fondos europeos para paliar la despoblación. En realidad son ocho: Galicia, Asturias, Cantabria, Extremadura, La Rioja, Aragón y las dos Castillas han iniciado los contactos, según diferentes fuentes autonómicas, para celebrar una cumbre los próximos meses en la que fijar una posición común en la que el futuro modelo de financiación —el vigente está obsoleto desde 2014— tenga muy en cuenta la singularidad de sus territorios, con una población muy envejecida y dispersa frente a las grandes concentraciones urbanas de las comunidades más pobladas.


Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50