Sucesos

José Alberto, el agricultor “problemático” que apuñaló a una juez por condenarle a pagar 1.000 euros de costas

El hombre, acusado de tentativa de homicidio y atentado a la autoridad agravado, fue detenido por atacar con un destornillador a una magistrada en Segovia

Agentes de la Guardia Civil detienen al hombre acusado del apuñalamiento de la juez María Sonsoles Sanchidrián Velayos en Segovia, el pasado miércoles.
Agentes de la Guardia Civil detienen al hombre acusado del apuñalamiento de la juez María Sonsoles Sanchidrián Velayos en Segovia, el pasado miércoles.Pablo Martín García / EFE

La juez Sonsoles Sanchidrián Velayos se dirigía este martes a su coche en Santa María la Real de Nieva (Segovia, 1.000 habitantes) cuando fue atacada por un hombre corpulento, armado con un destornillador. Algunos maestros del cercano colegio del Pizarral acudieron al oír sus gritos y lograron frenar al agresor. Les sorprendió que el atacante, José Alberto R., un agricultor de unos 60 años con fama de “problemático” entre sus vecinos, no tratara de escapar. Un juez de Segovia ordenó el miércoles su ingreso en prisión provisional por tentativa de homicidio o asesinato y atentado a la autoridad agravado. La magistrada, de 37 años y titular del juzgado de primera instancia e instrucción del municipio, permanece ingresada en la unidad de cuidados intensivos del Hospital de Segovia por un colapso pulmonar que le provocaron las heridas que sufrió en el costado. Está estable, según fuentes sanitarias. La víctima había condenado un día antes a José Alberto R. a pagar 1.000 euros de costas en un asunto civil. El arrestado solo le preguntó por su nombre antes de atacar.

Los hechos ocurrieron a las dos y media de la tarde del martes. Una testigo relata que un trabajador del comedor escolar fue el primero que intervino y que los demás profesores llamaron a la ambulancia y a la Guardia Civil. La escuela linda con los juzgados en la calle de Peñuelas y los alumnos no presenciaron la escena tan solo por unos minutos. “Fue un susto tremendo”, rememora, bajo condición de anonimato. A raíz de este ataque se han producido concentraciones de apoyo a la magistrada en juzgados de toda España. El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, José Luis Concepción, y las asociaciones judiciales han demandado más seguridad en los juzgados, especialmente en los unipersonales.

El detenido procede de Fuente de Santa Cruz, un municipio de 110 habitantes a 28 kilómetros de esos juzgados y lindante con la provincia de Valladolid. Varios vecinos del pueblo, que piden no revelar su identidad, aseguran que es un hombre conflictivo y que resuelve sus problemas a golpe de litigio. El hombre no daba señales de vida ni cogía el teléfono y su última señal de WhatsApp era previa a la hora del apuñalamiento. Su pareja, preocupada, contactó esa misma noche con la Guardia Civil. Entonces se aclaró todo. “Tenía causas abiertas con todo el mundo, cosa poco normal en un sitio pequeño”, subraya uno de los vecinos. En la madrugada del miércoles se confirmó que José Alberto R. había sido detenido como supuesto autor de la agresión.

Una vecina de unos 80 años lo define como “un poco desquiciado”. “Es del pueblo de toda la vida, con unas buenas tierras y una buena labranza”, relata la mujer sobre el detenido, un labriego canoso, de complexión fuerte. Ya no le quedan muchas amistades en la localidad por su forma de actuar ante los problemas. Otro vecino añade que ha mantenido enfrentamientos con el Ayuntamiento y que se presentó, sin éxito, para salir elegido alcalde.

La juez Sanchidrián ha sufrido el ataque año y medio después de haber afianzado su plaza en Santa María la Real de Nieva. La regidora de la localidad, Pilar Ares (PP), define a la magistrada, como “muy agradable y educada”, y describe que ha ejercido la jurisdicción allí en dos etapas. En 2013 recaló en el pueblo como su primer destino profesional y pasó unos dos años antes de poner rumbo a El Burgo de Osma (Soria, 5.000 habitantes), donde ejerció antes de retornar a esta localidad segoviana en la primavera de 2019 como titular en esos juzgados en los que empezó a curtirse.

Sanchidrián, nacida en Ávila y formada en la Universidad de Salamanca, siempre quiso ejercer en su región. Así lo reveló en una entrevista con la agencia Ical en 2018, donde valoró su gran vinculación con el territorio: “Sigo y seguiré apostando por Castilla y León porque merece la pena la cercanía, la profesionalidad y el buen hacer que transmite el aire de Castilla y León”. La juez se desplazaba cada día desde Ávila con su coche, al cual se dirigía tras su jornada laboral en estas instalaciones solo protegidas con cámaras de seguridad y sin vigilancia salvo en juicios especiales. Jueces de toda España han insistido en la necesidad de reforzar la protección de esta clase de instalaciones, sobre todo en lugares pequeños como en el que ejerce esta magistrada. La juez caminaba por la calle cuando José Alberto R. decidió tomarse la justicia por su mano.

Más información

Lo más visto en...

Top 50