Traslado provisional del comandante de la Guardia Civil acusado de amenazar a la alcaldesa de Paiporta

El Instituto Armado ha abierto una investigación para averiguar si hubo mala praxis en unas manifestaciones en las que el mando dijo que “fueran a partirle las piernas"

La directora general de la Guardia Civil, María Gámez, el pasado martes en Valencia.
La directora general de la Guardia Civil, María Gámez, el pasado martes en Valencia.Monica Torres

El comandante del puesto de la Guardia Civil en la localidad de Paiporta (Valencia), Eduardo Aranda, ha sido trasladado de forma provisional y cautelar a la Comandancia de Valencia, según han confirmado a Europa Press fuentes conocedoras.

Este traslado, que no es definitivo, se produce después de que el Instituto Armado haya abierto una investigación interna para averiguar si hubo algún tipo de mala praxis a raíz de unos audios publicados en eldiario.es en los que supuestamente se escucha a este mando decir, entre otras cosas, que “fueran a partirle las piernas, pero no ha ido nadie” a la alcaldesa de Paiporta, Isabel Martín, de Compromís. Fue en el transcurso de una reunión privada a la que asistieron una docena de personas entre ellas otros mandos de la Guardia Civil.

Este jueves, los representantes de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, y en el Senado, Carles Mulet, pidieron la comparecencia de la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, para dar explicaciones sobre las “amenazas” y “descalificativos machistas” emitidos por el comandante hacia la primera edil.

La Benemérita ha abierto una información reservada para analizar los hechos y se ha decidido que el comandante siga trabajando de un modo provisional en dependencias de Valencia mientras continúa la investigación.

La alcaldesa de Paiporta, Isabel Martín, manifestó el jueves que el comandante de la Guardia Civil “no puede seguir ni un minuto más al frente del cuartel”. Martín pidió el “amparo de la delegada del Gobierno en la Comunidad Valenciana, de la directora general de la Guardia Civil y del ministro del Interior para que tomen las medidas correspondientes y aparten a esta persona del servicio activo”.

Fuentes del entorno del comandante afectado afirman en conversación con EFE que las manifestaciones están sacadas de contexto y fueron realizadas hace dos años en una reunión de trabajo para incrementar las medidas de seguridad en los Bous al carrer de Paiporta tras la muerte de un hombre. El comandante utilizó un símil futbolístico tras un enfrentamiento con el Ayuntamiento de Paiporta para recordar a sus subordinados que tenían que actuar con más diligencia para evitar incidentes graves pero “jamás dio órdenes para dañar a ninguna persona”, afirmó uno de los mandos presentes en la reunión.

Lo más visto en...

Top 50