Argelia mantendrá cerradas sus fronteras hasta el fin de la crisis sanitaria

El país padece un repunte de la pandemia que hace casi imposible la visita este verano de los cerca de 200.000 argelinos que participan en la Operación Paso del Estrecho

Colas de vehículos esperan en el puerto de Algeciras para cruzar hacia Tánger, durante la Operación Paso del Estrecho de 2019.
Colas de vehículos esperan en el puerto de Algeciras para cruzar hacia Tánger, durante la Operación Paso del Estrecho de 2019.EFE

El presidente de Argelia, Abdelmayid Tebún, anunció este domingo que su país mantendrá las fronteras cerradas hasta el fin de la crisis sanitaria. Por tanto, los 198.000 argelinos que participan cada año en la Operación Paso del Estrecho (OPE) tienen pocas opciones de visitar este verano su país. Tampoco saldrán sus 42 millones de habitantes. Pero cuando el Gobierno argelino reabra sus fronteras se encontrará con las de la Unión Europea (UE) abiertas. Ya que Argelia, igual que Marruecos, integra el reducido grupo de 15 países a cuyos ciudadanos Bruselas permitirá la entrada en la UE desde el 1 de julio.

La OPE moviliza cada año alrededor de 3,3 millones de turistas, en su mayoría marroquíes. Pero al menos un 6% de ellos son argelinos que suelen partir hacia los puertos de Argel y Orán desde Valencia, Alicante y Almería. El ministro de Exteriores marroquí , Nasser Burita, ya advirtió el pasado 22 de junio que la Operación Marhaba, como se denomina a la OPE en Marruecos, no podrá desarrollarse este año tal como se venía efectuando los años anteriores. Eso no significa, aclararon diversas fuentes diplomáticas marroquíes, que el país cerrará sus fronteras. Pero, de momento, Marruecos no ha anunciado oficialmente cuándo las abrirá.

No obstante, el diario digital Le360, que suele disponer de fuentes muy valiosas entre los altos cargos del Estado, informó la semana pasada de que Marruecos se dispone a abrir sus fronteras después de que se levante el estado de urgencia sanitaria, cuyo fin está previsto para el 10 de julio.

La ministra de Exteriores, Arancha González, también dio por buena esa fecha durante una entrevista concedida este lunes a la cadena Ser: “Lo que sabemos es que no va a haber una Operación de Pas o del Estrecho como la ha habido en años anteriores con más de tres millones de marroquíes desplazándose del norte de Europa hacia Marruecos; con más de 750.000 vehículos cruzando la frontera. Esto no va a ocurrir. No nos olvidemos que las fronteras de Marruecos aún siguen cerradas y van a seguir cerradas hasta el 10 de julio”. Pero, oficialmente Rabat aún no ha despejado la duda sobre cuándo abrirá. Tanto Argelia como Marruecos las mantienen cerradas desde mediados de marzo.

Para la economía marroquí la llegada cada verano de unos tres millones de Marroquíes Residentes en el Extranjero (se les conoce con las siglas de MRE) reporta un gran beneficio económico. Pero mientras, Marruecos recibió el año pasado 13 millones de turistas en Argelia el turismo no tiene apenas ningún peso en su economía.

Un analista argelino que solicita el anonimato explica: “Al Gobierno argelino en realidad le interesa el cierre de fronteras, porque eso significa que habrá menos importaciones, menos gasto de divisas. Aquí, las reservas de cambio son la prioridad absoluta del poder”.

Las reservas de Argelia ha sido también lo que ha permitido al país no endeudarse hasta ahora. No obstante, las reservas vienen disminuyendo de forma alarmante desde que comenzaron a bajar los precios del petróleo en 2014, principal fuente de ingresos del país. En la actualidad, las reservas se sitúan entre 50.000 y 60.000 millones de dólares. Y bajarán a 44.000 millones de aquí a final de año, según estimó el ministro de Comunicación, Amar Belhimer, el pasado mayo.

El citado analista señala que si el Gobierno argelino mantiene las fronteras cerradas en verano, habrá decenas de miles de argelinos que no podrán gastar su dinero en el exterior y tendrán que consumir en el país. “En cuanto al dinero que suelen traer los argelinos que vienen de Europa”, añade la citada fuente, “eso no aporta gran cosas. Ellos suelen cambiar sus euros en el mercado paralelo. Su efecto no se nota de forma directa en la economía. Y encima consumen productos subvencionados como los carburantes y la electricidad, que suele costarle muy caro al país”.

En Argelia (con 42 millones de habitantes), la pandemia ha causado 897 muertes y 13.273 contagios. En Marruecos (35 millones) han habido 224 muertes y 12.248 contagios hasta este lunes. Argelia viene registrando en tres últimos días tres récords consecutivos de infecciones: 240 nuevos casos el viernes, 283 el sábado y 305 el domingo.

Más información

Lo más visto en...

Top 50