Dormir
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

Can Pujolet, desayuno en el porche, entre olivos y almendros

Una casa ibicenca del siglo XVIII con piscina salada y 13 hectáreas con huerto y árboles frutales

Piscina del hotel Can Pujolet, en Sant Antoni de Portmany (Ibiza).
Piscina del hotel Can Pujolet, en Sant Antoni de Portmany (Ibiza).
Puntuación: 7,5
Arquitectura8
Decoración7
Estado de conservación7
Confortabilidad habitaciones7
Aseos7
Ambiente7
Desayuno7
Atención9
Tranquilidad10
Instalaciones7

Existe otra Ibiza distinta a la de Pachá. Una Ibiza salvaje y silenciosa, como proclama desde hace tiempo el alma mater agroturística de Can Pujolet, la imperecedera Nina Chemini. Es una Ibiza frutal, de cultivos estacionales, de olores a frígola, romero, retama y otras almibaradas fragancias. De cantiles vertiginosos, como los que otean el mar desde el parque natural de Es Amunts, en la vertiente opuesta de cala Sardina, por donde se extiende esta finca montuosa de 13 hectáreas adquiridas a un pujoletero de toda la vida. La panorámica desde la cima del Camp Vell abarca desde la bahía de San Antonio hasta la Mola de Formentera.

Un porche acristalado recibe al viajero con óleos ibicencos. Detrás quedan los olivos, unas palmeras ralas y la lámina azul de la piscina, higienizada a diario con sal de mar en lugar de la cloración u ozonificación habituales. Los muros informan del rusticismo payés de la casa, originaria del siglo XVIII. Nada sobra porque todo pertenecía y continúa perteneciendo a los menesteres agrícolas. Aunque el turismo se ha erigido en la principal actividad del Pujolet.

Una de las habitaciones del agroturismo Can Pujolet (Ibiza).
Una de las habitaciones del agroturismo Can Pujolet (Ibiza).

Un equipo atento acoge y guía a los huéspedes por esta geografía de cal y piedra diagramada de terrazas, muretes bajos, escaleras equinocciales y ventanucos asimétricos. El bisel del tiempo ha dado vida a los recovecos, auténticas cajas de sorpresas botánicas. Al atardecer, la luz que peina los bosques marinos dora en estas esquinas las florecitas desmelenadas, los poyetes de las troneras y las páginas de los libros que la clientela se deja a medio leer durante su estancia. Abarca tanto el horizonte, abunda tanto la vida en la campa que para qué distraerse con otras miradas.

Lo mismo podría decirse del paisaje interior que conforman los 10 dormitorios, diferentes en tamaños y orientaciones cardinales. Su ambientación hortícola no parece ornamental, pese a los toques asiáticos y magrebíes que completan el abecedario mediterráneo del resto de la edificación, incluidos el apartamento y el bungaló anexos. Absorben el aire las vistas, los muebles de madera maciza, las alfombras rabatíes y las colchas balinesas, bajo una viguería de sabina que evoca el origen pitiuso de la isla. Al amanecer, la brisa silbante de Es Amunts despierta a los huéspedes con una invitación sinfónica de Nina a un desayuno servido en el porche, fragante a olivos, almendros, albaricoques y yodo mediterráneo.

Boletín

Las mejores recomendaciones para viajar, cada semana en tu bandeja de entrada
RECÍBELAS

Can Pujolet

  • Categoría oficial: agroturismo.
  • Dirección: carretera de Santa Inés, km 2,5. Sant Antoni de Portmany (Ibiza).
  • Teléfono: +34 971 80 51 70.
  • Web: canpujolet.com
  • Instalaciones: jardines, piscina, terrazas, huerto, salón de estar, bar, comedor.
  • Habitaciones: 8 dobles, 1 apartamento, 1 bungaló.
  • Servicios: algunas habitaciones adaptadas para discapacitados; animales domésticos prohibidos.
  • Precios: desde 150 euros la habitación doble, desayuno e IVA incluidos; oferta de 7 noches por 945 euros, IVA incluido.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS