El redactor jefe de la sección ‘Madrid’ analiza el ‘fenómeno Ayuso’

Luis Gómez se reúne con un grupo de suscriptores a pocos días de las elecciones madrileñas

Luis Gómez, redactor jefe de la sección Madrid, conversa con suscriptores de EL PAÍS.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, revalidó el pasado martes su mandato en unas elecciones adelantadas. Lo hizo, además, con el doble de escaños que dos años antes y sumando más que toda la izquierda junta. Pocos días antes de los comicios, el redactor jefe de la sección Madrid de EL PAÍS, Luis Gómez, analizó junto a un grupo de suscriptores este fenómeno político en el que se ha convertido la presidenta.

“Ha pasado de ser una desconocida, una puesta personal de Pablo Casado, a una autentica baronesa del PP”, enfatizó Gómez en el encuentro virtual, integrado en el programa de experiencias exclusivas de EL PAÍS+ y moderado por la periodista Andrea Nogueira. El redactor jefe analizó el ascenso de Ayuso, destacando su orientación, desde sus inicios dentro del partido, a la comunicación política. "Sabía utilizar y había trabajado mucho en las redes sociales, que tienen una importancia capital, incluso una influencia superior a la que podemos tener los medios tradicionales”, destacó.

Más información

Esta experiencia se sumó a la de su actual jefe de Gabinete, Migue Ángel Rodríguez, “un verdadero experto” en el terreno de la comunicación política, capaz de aunar a la derecha cuando asesoraba al expresidente José María Aznar y que vive una segunda juventud junto a la presidenta. “Estamos ante dos personas que hablan la misma lenga, se entienden muy fácilmente”, evidenció Gómez, equilibrando el peso de ambos en la exitosa campaña política que han desarrollado durante estos dos últimos años en vista de los resultados.

Recordó Gómez que la ambición es una condición sine qua non para acceder a ciertos niveles de poder político y por ello no se debe restar méritos a Ayuso: “Ella tenía una conciencia de lo que quería ser y una percepción de lo que necesitaba y Miguel Ángel Rodríguez ve en ella una persona que se va a adaptar perfectamente a sus métodos”.

Lo que para Gómez son cualidades clave que han aupado a la presidenta hasta los 65 escaños ha sido usado por las bases de la izquierda para menospreciarla, por ejemplo, intentando ridiculizar su experiencia laboral previa. “Se volverían a equivocar si siguieran despreciándola”, aseveró el periodista.

La oposición

Gómez, en vista de que las encuestas ya predecían la desaparición de Ciudadanos de la Asamblea madrileña, apreció los esfuerzos de Edmundo Bal por señalar el centro. “El problema es que cuando la situación está tan polarizada nadie sabe dónde está el centro”, matizó.

Sobre Ángel Gabilondo, candidato del PSOE, señaló la dificultad del catedrático para encajar en los parámetros de una campaña electoral: corta y directa. Mónica García, en cambio, la candidata de Más Madrid, grupo que ha igualado a los socialistas con 24 escaños, representa “la frescura”. “Y no da miedo”, destacó Gómez en contraposición con Podemos, aludiendo a que centran sus mensajes en los más vulnerables y en los servicios públicos, pero sin destilar violencia en sus discursos.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50