Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Pazo de Meiras

Así es el interior del Pazo de Meirás

10 fotos

Recorrido fotográfico por el edificio que ocupó el dictador Francisco Franco y por el que litiga el Estado con sus herederos

  • El Juzgado de Primera Instancia número 1 de A Coruña ha estimado íntegramente la demanda interpuesta por el Estado y lo declara propietario del pazo de Meirás, por lo que condena a la familia Franco a la devolución del inmueble sin ser indemnizada por los gastos que afirma haber asumido para el mantenimiento durante décadas. En la imagen, un grupo de personas accede por la entrada principal del edificio, presidida por el escudo de la familia Pardo Bazán, anterior propietaria del palacete, el 25 de marzo de 2011.
    1El Juzgado de Primera Instancia número 1 de A Coruña ha estimado íntegramente la demanda interpuesta por el Estado y lo declara propietario del pazo de Meirás, por lo que condena a la familia Franco a la devolución del inmueble sin ser indemnizada por los gastos que afirma haber asumido para el mantenimiento durante décadas. En la imagen, un grupo de personas accede por la entrada principal del edificio, presidida por el escudo de la familia Pardo Bazán, anterior propietaria del palacete, el 25 de marzo de 2011.
  • En el procedimiento, la Xunta de Galicia, el Ayuntamiento de Sada (donde se encuentra el palacete), el de A Coruña y la Diputación Provincial se personaron secundando a la Abogacía del Estado contra seis nietos del dictador y su sociedad Prístina, SL. En la imagen, un gran busto de Francisco Franco, en la escalera de la entrada principal del pazo, el 25 de marzo de 2011.
    2En el procedimiento, la Xunta de Galicia, el Ayuntamiento de Sada (donde se encuentra el palacete), el de A Coruña y la Diputación Provincial se personaron secundando a la Abogacía del Estado contra seis nietos del dictador y su sociedad Prístina, SL. En la imagen, un gran busto de Francisco Franco, en la escalera de la entrada principal del pazo, el 25 de marzo de 2011.
  • Despacho de Francisco Franco, situado en la primera planta del edificio, el 25 de marzo de 2011. La magistrada Marta Canales declara en la sentencia la nulidad de la donación efectuada en 1938 de “la finca denominada Torres o Pazo de Meirás al autoproclamado jefe del Estado, Francisco Franco Bahamonde, por carecer del requisito esencial de forma”.
    3Despacho de Francisco Franco, situado en la primera planta del edificio, el 25 de marzo de 2011. La magistrada Marta Canales declara en la sentencia la nulidad de la donación efectuada en 1938 de “la finca denominada Torres o Pazo de Meirás al autoproclamado jefe del Estado, Francisco Franco Bahamonde, por carecer del requisito esencial de forma”.
  • La biblioteca de Emilia Pardo Bazán, la dueña original del pazo, en una imagen del 25 de marzo de 2011. El mismo año en que se efectúa la donación, se constituye una Junta Pro Pazo “del caudillo”, formada por prohombres del régimen, en plena Guerra Civil, para comprar y regalar el pazo de Meirás “al Generalísimo de los Ejércitos y Jefe del Estado Nacional”. “Su nombre era Francisco Franco Bahamonde, pero no se le regala a él por sí mismo, sino al jefe del Estado”, argumenta la juez de A Coruña.
    4La biblioteca de Emilia Pardo Bazán, la dueña original del pazo, en una imagen del 25 de marzo de 2011. El mismo año en que se efectúa la donación, se constituye una Junta Pro Pazo “del caudillo”, formada por prohombres del régimen, en plena Guerra Civil, para comprar y regalar el pazo de Meirás “al Generalísimo de los Ejércitos y Jefe del Estado Nacional”. “Su nombre era Francisco Franco Bahamonde, pero no se le regala a él por sí mismo, sino al jefe del Estado”, argumenta la juez de A Coruña.
  • La juez concluye que la compraventa de 24 de mayo de 1941 fue una “simulación”, por lo que es nula. En la imagen, interior de una de las estancias del pazo, en agosto de 2017.
    5La juez concluye que la compraventa de 24 de mayo de 1941 fue una “simulación”, por lo que es nula. En la imagen, interior de una de las estancias del pazo, en agosto de 2017.
  • Cerca de dos meses después de celebrarse el juicio y en una sentencia de 390 folios, Canales no acepta la argumentación de los demandados sobre la compra que realiza Franco en 1941 con la intermediación de su fiel allegado Pedro Barrié de la Maza, dueño del Banco Pastor y de Fenosa y financiero del ejército sublevado. En la imagen, una de las entradas con una escalinata al fondo.
    6Cerca de dos meses después de celebrarse el juicio y en una sentencia de 390 folios, Canales no acepta la argumentación de los demandados sobre la compra que realiza Franco en 1941 con la intermediación de su fiel allegado Pedro Barrié de la Maza, dueño del Banco Pastor y de Fenosa y financiero del ejército sublevado. En la imagen, una de las entradas con una escalinata al fondo.
  • La juez califica de “ficción” llevada a cabo “con el solo objeto de poner el bien a su nombre” la supuesta compraventa de 1941. El Estado planteó esta duplicidad de escrituras como un “fraude” y tachaba el precio pactado en 1941 de “irrisorio”.
    7La juez califica de “ficción” llevada a cabo “con el solo objeto de poner el bien a su nombre” la supuesta compraventa de 1941. El Estado planteó esta duplicidad de escrituras como un “fraude” y tachaba el precio pactado en 1941 de “irrisorio”.
  • Un grupo de turistas saca imágenes de la capilla, en 2017.
    8Un grupo de turistas saca imágenes de la capilla, en 2017.
  • Vista una de las estancias del pazo de Meirás. La magistrada obliga a los Franco a pagar las costas de la Abogacía del Estado, no obstante, la sentencia todavía no es firme y los letrados de los Franco, encabezados por Luis Felipe Utrera-Molina, pueden interponer recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de A Coruña.
    9Vista una de las estancias del pazo de Meirás. La magistrada obliga a los Franco a pagar las costas de la Abogacía del Estado, no obstante, la sentencia todavía no es firme y los letrados de los Franco, encabezados por Luis Felipe Utrera-Molina, pueden interponer recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de A Coruña.
  • Un grupo de turistas realiza una de las visitas guiadas al pazo de Meirás, en 2011. El fallo judicial subraya, “son innumerables las actuaciones ejecutadas con cargo a los Presupuestos Generales del Estado”, inversiones “no solo encaminadas a garantizar la seguridad del Jefe del Estado y del inmueble (construcción y reformas en el acuartelamiento), sino dirigidas a la propia conservación, ornato y mejora del Pazo, sus dependencias y jardines”.
    10Un grupo de turistas realiza una de las visitas guiadas al pazo de Meirás, en 2011. El fallo judicial subraya, “son innumerables las actuaciones ejecutadas con cargo a los Presupuestos Generales del Estado”, inversiones “no solo encaminadas a garantizar la seguridad del Jefe del Estado y del inmueble (construcción y reformas en el acuartelamiento), sino dirigidas a la propia conservación, ornato y mejora del Pazo, sus dependencias y jardines”.