Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

Analizamos tres dispositivos antirronquidos y elegimos el mejor

Dormir al lado de una persona que ronca puede acabar por exasperar. La tecnología que integran estos modelos ayudan a minimizar los ronquidos en frecuencia e intensidad

Antifaces, pulseras o dispositivos para colocar bajo la barbilla son algunas de las soluciones propuestas para terminar con los ronquidos.
Antifaces, pulseras o dispositivos para colocar bajo la barbilla son algunas de las soluciones propuestas para terminar con los ronquidos.

La posición que se adopta al dormir, el sobrepeso, la anatomía de la boca, el consumo de alcohol o la presencia de problemas nasales. Estas son algunas de las causas más comunes asociadas a los ronquidos, ese sonido fuerte y bronco que expulsan algunas personas al dormir y que, sobre todo, sufren sus más allegados porque resultan especialmente molestos.

Por suerte, la tecnología está poniendo su granito de arena para ayudarlas y que este problema no vaya a más. ¿La solución? El desarrollo de diferentes dispositivos electrónicos antirronquidos como máscaras y pulseras que los reducen.

¿Qué modelos hemos elegido?

Los tres dispositivos antirronquidos seleccionados son los siguientes: Beurer SL-60 (8,25), HZYWL Pulsera Antirronquidos (7) y SLEE Snore Circle (8). A la hora de su valoración, se han tenido en cuenta diferentes criterios como los siguientes:

- Ergonomía: ¿Sus diseños son cómodos de llevar puestos mientras uno duerme?

- Materiales: su acabado y su construcción se han valorado también, sobre todo para garantizar su calidad, resistencia y durabilidad.

- Resultados: si efectivamente cumplen con lo prometido y la frecuencia y volumen de los ronquidos van disminuyendo a medida que pasan los días.

¿Cómo los hemos probado?

A lo largo de casi un mes, he probado cada uno de estos tres dispositivos junto a mi pareja. Como ronca bastante, esto no nos permite dormir y descansar a los dos como nos gustaría. En todo ese tiempo, hemos comprobado dos aspectos fundamentales. De un lado, su comodidad de uso. De otro, su eficacia a la hora de atajar este problema.

El modelo que ha resultado ganador ha sido el antifaz Beurer SL-60. Aunque ninguno de ellos elimina por completo los ronquidos, nos ha parecido el más eficaz y práctico al ‘recortar’ tanto la intensidad como frecuencia de los mismos. De igual forma, la aplicación que propone su fabricante para emparejarlo con el teléfono móvil a través de Bluetooth presenta una interfaz amigable y con un diseño sencillo que facilita su uso y el acceso a sus opciones de menú.

Beurer SL-60: nuestra elección

Este antifaz ofrece un buen acabado, su peso es ligero (48 gr) y resulta cómodo de utilizar. Provisto de una cinta reguladora que se adapta al contorno de la cabeza, en la parte superior incorpora un pequeño dispositivo que funciona a modo de unidad de control. Además de incluir el botón de encendido/apagado, dispone de un piloto que permite saber si está listo para funcionar; un indicador de bluetooth en color azul ya que puede conectarse al teléfono móvil (Android o iOS) gracias a la aplicación Beurer SleepQuiet; y una toma microUSB para alimentar su batería. El cable de carga se incluye en la caja. Hay que invertir unas dos horas aproximadamente hasta completar el proceso de carga y, a cambio, se obtiene una autonomía de entre dos y tres días.

Se coloca como un antifaz cualquiera, solo que al dormir su tecnología ‘se activa’ cuando detecta los ronquidos. En ese instante, la unidad de control comienza a emitir una serie de vibraciones en la frente que hacen que el organismo reaccione. En nuestras pruebas, la persona que llevó puesto el antifaz no fue consciente de esas vibraciones y comprobamos como la intensidad de los ronquidos se reducía bastante.

Asimismo, y mientras está en funcionamiento, recopila una serie de datos y estadísticas que se conocen con ayuda de la app gratuita SleepQuiet para Android e iOS: no solo realiza diversos análisis, proporciona gráficos que muestran los ronquidos registrados en una hora y cuál es la evolución a medida que pasan los días. Incluso posee una función diaria que intenta ayudar a descubrir las causas de los ronquidos.

SLEE Snore Circle: la alternativa

Para sacar el máximo rendimiento a este dispositivo antirronquidos, conviene descargarse en el smartphone la app SleePlus para su emparejamiento. Gratis y compatible con las plataformas Android e iOS, sus características no solo le permiten proporcionar datos detallados sobre los ronquidos que detecta. También ayuda a realizar un análisis de la calidad del sueño y sugiere varias melodías que ayudan a dormir.

Snore Circle se caracteriza por unas dimensiones muy reducidas (38 x 22 x 13 mm) y un peso de tan solo 12 gramos. Muestra un buen acabado y cabe destacar la calidad de sus materiales. Se coloca debajo del mentón y ofrece una libertad absoluta de movimientos. No obstante, sus almohadillas adhesivas no son lo suficientemente ergonómicas que uno espera y esto causa que en algunas ocasiones el dispositivo se caiga en medio de la noche.

Ha sido provisto de un conjunto de sensores además de, como suele ser habitual en este tipo de propuestas, tecnologías de conducción ósea y reconocimiento del sonido. ¿Qué función tienen? Por un lado, identificar los ronquidos. Por otro, estimular los músculos respiratorios para que se reduzca el ronquido. Al igual que el antifaz de Beurer, emite microimpulsos para conseguir el mejor resultado.

HZYWL Pulsera Antirronquidos

Si tu presupuesto es ajustado, pero estás valorando la opción de adquirir un dispositivo antirronquidos existen propuestas más económicas como esta pulsera. Eso sí, su rendimiento y su eficacia son sensiblemente inferiores si comparamos sus resultados con los de sus competidores.

Tiene un diseño manejable (sus dimensiones son de 244 x 570 mm) y cuando te la abrochas por la noche antes de irte a dormir compruebas que se ajusta bien y que te puedes mover con total libertad. La calidad de sus materiales, sin embargo, es mejorable: se nota, por ejemplo, cuando hace mucho calor porque al sudar se pega ligeramente y la sensación es incómoda. Con función de apagado automático tras estar encendida entre siete y ocho horas (característica a su favor), el fabricante ha optado por un biosensor que minimiza no solo la frecuencia con que los ronquidos se producen, sino también el volumen. No cuenta con una batería recargable y para funcionar necesita una pila AAA.

*Las recomendaciones para que las entregas de pedidos online se puedan realizar con total seguridad para repartidores y clientes señalan que se debe evitar el contacto directo entre ambos, mantener la distancia de seguridad y lavarse las manos después de abrir el paquete. Todos los repartidores están instruidos para extremar las precauciones.

*Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a 16 de junio de 2020.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción