Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Olof Palme
Olof Palme, en entrevista en Madrid con motivo de la celebración del centenario del PSOE, en 1979.

Suecia archiva la investigación del asesinato del primer ministro Olof Palme

12 fotos

El fiscal general ha dicho que Stig Engström, también conocido como 'el hombre de Skandia', era el principal sospechoso de haber matado a Palme cuando paseaba por la calle más transitada de Estocolmo

  • Suecia se ha despertado hoy pegada a la televisión. En una comparecencia histórica, el fiscal Krister Petersson ha revelado este miércoles la identidad del que con casi toda seguridad asesinó en 1986 al primer ministro sueco, el socialdemócrata Olof Palme, de 52 años. En la imagen, el que fuera primer ministro de Suecia, Olof Palme, posa con su familia en 1969.
    1Suecia se ha despertado hoy pegada a la televisión. En una comparecencia histórica, el fiscal Krister Petersson ha revelado este miércoles la identidad del que con casi toda seguridad asesinó en 1986 al primer ministro sueco, el socialdemócrata Olof Palme, de 52 años. En la imagen, el que fuera primer ministro de Suecia, Olof Palme, posa con su familia en 1969. Cordon Press
  • El asesino era el ciudadano sueco Stig Engström (en la imagen), conocido como 'el hombre de Skandia' (nombre de su empresa), que falleció hace ya 20 años. Engström fue en su momento uno de los sospechosos, pero ahora, al haber fallecido en el año 2000, las autoridades se ven incapacitadas para continuar con la investigación.
    2El asesino era el ciudadano sueco Stig Engström (en la imagen), conocido como 'el hombre de Skandia' (nombre de su empresa), que falleció hace ya 20 años. Engström fue en su momento uno de los sospechosos, pero ahora, al haber fallecido en el año 2000, las autoridades se ven incapacitadas para continuar con la investigación. Cordon Press
  • Las pesquisas, llenas de tropiezos, se han dilatado durante 34 años, tres meses y diez días. En la imagen, Olof Palme durante un discurso en Estocolmo en 1986.
    3Las pesquisas, llenas de tropiezos, se han dilatado durante 34 años, tres meses y diez días. En la imagen, Olof Palme durante un discurso en Estocolmo en 1986. Cordon Presss
  • El asesinato de Palme la noche del 28 de febrero de 1986, un hombre controvertido, defensor de los derechos humanos e incómodo para muchos Gobiernos, a los que criticó abiertamente -como a Estados Unidos por la guerra de Vietnam, o al sudafricano por el régimen del 'apartheid' contra la mayoría negra, entre otros-, sorprendió a todo un continente y conmocionó a toda la socialdemocracia europea. En la imagen, la esquina donde el primer ministro Olof Palme fue asesinado el 28 de febrero de 1986, en una calle del centro de Estocolmo (Suecia).
    4El asesinato de Palme la noche del 28 de febrero de 1986, un hombre controvertido, defensor de los derechos humanos e incómodo para muchos Gobiernos, a los que criticó abiertamente -como a Estados Unidos por la guerra de Vietnam, o al sudafricano por el régimen del 'apartheid' contra la mayoría negra, entre otros-, sorprendió a todo un continente y conmocionó a toda la socialdemocracia europea. En la imagen, la esquina donde el primer ministro Olof Palme fue asesinado el 28 de febrero de 1986, en una calle del centro de Estocolmo (Suecia). AFP
  • Los investigadores han señalado que los testimonios de algunos testigos han sido “de gran importancia”. En la imagen, Olof Palme es maquillado antes de una entrevista en la televisión en 1979.
    5Los investigadores han señalado que los testimonios de algunos testigos han sido “de gran importancia”. En la imagen, Olof Palme es maquillado antes de una entrevista en la televisión en 1979. Cordon Press
  • Muchos de los testigos han reiterado durante las tres últimas décadas que un hombre con abrigo largo y sombrero se esfumó de la escena del crimen por unas escaleras. En la imagen, Olof celebra su victoria en las elecciones de 1982.
    6Muchos de los testigos han reiterado durante las tres últimas décadas que un hombre con abrigo largo y sombrero se esfumó de la escena del crimen por unas escaleras. En la imagen, Olof celebra su victoria en las elecciones de 1982. AP
  • Según las cámaras del edificio de oficinas de Skandia, donde Engström trabajó como diseñador gráfico y estuvo ese viernes noche hasta tarde -al día siguiente, sábado, se iba a esquiar pero tuvo que permanecer en la oficina, según le dijo a su esposa-, el sospechoso salió del edificio poco antes del momento del asesinato vistiendo un abrigo oscuro y un sombrero. “Se dirigía al metro”, han sentenciado los investigadores. En la imagen, una mujer deposita unas flores en el lugar donde fue asesinado Olof Palme, en 1986.
    7Según las cámaras del edificio de oficinas de Skandia, donde Engström trabajó como diseñador gráfico y estuvo ese viernes noche hasta tarde -al día siguiente, sábado, se iba a esquiar pero tuvo que permanecer en la oficina, según le dijo a su esposa-, el sospechoso salió del edificio poco antes del momento del asesinato vistiendo un abrigo oscuro y un sombrero. “Se dirigía al metro”, han sentenciado los investigadores. En la imagen, una mujer deposita unas flores en el lugar donde fue asesinado Olof Palme, en 1986. AP
  • Engström, además, era miembro de un club de tiro, según ha revelado el fiscal. Las autoridades están prácticamente seguras de que él no poseía el arma, pero que “alguien en su vecindario” de Estocolmo tenía una habitación de su casa “llena" de pistolas. Engström “tenía una [pistola] que parece que coincide con la del crimen”, ha dicho Petersson. En la imagen, el exjefe de la investigación,Hans Holmxer, muestra dos revólveres Smith & Wesson 357 Magnum durante una conferencia de prensa en Estocolmo, el 31 de marzo de 1986.
    8Engström, además, era miembro de un club de tiro, según ha revelado el fiscal. Las autoridades están prácticamente seguras de que él no poseía el arma, pero que “alguien en su vecindario” de Estocolmo tenía una habitación de su casa “llena" de pistolas. Engström “tenía una [pistola] que parece que coincide con la del crimen”, ha dicho Petersson. En la imagen, el exjefe de la investigación,Hans Holmxer, muestra dos revólveres Smith & Wesson 357 Magnum durante una conferencia de prensa en Estocolmo, el 31 de marzo de 1986. AFP
  • Las expectativas estaban altísimas en el país escandinavo de alrededor de diez millones de habitantes. Pero también en el resto de un continente que fue sacudido por el brutal asesinato y el consiguiente misterio que rodeó después a todo el caso: sin sospechosos claros, con el arma homicida en paradero desconocido y con decenas de teorías conspiranoicas. En la imagen, el primer ministro sueco Olof Palme, en octubre de 1975, pide dinero con una hucha en un mercado de Estocolmo para la oposición española democrática.
    9Las expectativas estaban altísimas en el país escandinavo de alrededor de diez millones de habitantes. Pero también en el resto de un continente que fue sacudido por el brutal asesinato y el consiguiente misterio que rodeó después a todo el caso: sin sospechosos claros, con el arma homicida en paradero desconocido y con decenas de teorías conspiranoicas. En la imagen, el primer ministro sueco Olof Palme, en octubre de 1975, pide dinero con una hucha en un mercado de Estocolmo para la oposición española democrática. EFE
  • Las conjeturas y las hipótesis se han ido multiplicando durante las últimas horas. Incluso algunos medios locales se aventuraron este martes a asegurar, citando fuentes anónimas, que el Palme Group (el grupo policial dedicado desde el día siguiente a investigar la muerte del socialdemócrata) había hallado por fin el arma (el revólver Magnum .357 Smith&Wesson) con el que dispararon doblemente por la espalda a quemarropa a Palme cuando salía del cine en el centro de Estocolmo, sin guardaespaldas y junto a su esposa Lisbet, que resultó herida. Los investigadores han reconocido finalmente esta mañana que el arma continúa desaparecida y que no ha sido hallada. En la imagen, el primer ministro sueco, Olof Palme, entrevistado en las escaleras de su casa en 1973.
    10Las conjeturas y las hipótesis se han ido multiplicando durante las últimas horas. Incluso algunos medios locales se aventuraron este martes a asegurar, citando fuentes anónimas, que el Palme Group (el grupo policial dedicado desde el día siguiente a investigar la muerte del socialdemócrata) había hallado por fin el arma (el revólver Magnum .357 Smith&Wesson) con el que dispararon doblemente por la espalda a quemarropa a Palme cuando salía del cine en el centro de Estocolmo, sin guardaespaldas y junto a su esposa Lisbet, que resultó herida. Los investigadores han reconocido finalmente esta mañana que el arma continúa desaparecida y que no ha sido hallada. En la imagen, el primer ministro sueco, Olof Palme, entrevistado en las escaleras de su casa en 1973. Getty
  • Christer Pettersson, quien estuvo estado en prisión acusado del asesinato del primer ministro de Suecia en 1986, Olof Palme, se dirige a casa de un amigo, con unas bebidas alcohólicas para celebrar su puesta en libertad, en Estocolmo en 1989.
    11Christer Pettersson, quien estuvo estado en prisión acusado del asesinato del primer ministro de Suecia en 1986, Olof Palme, se dirige a casa de un amigo, con unas bebidas alcohólicas para celebrar su puesta en libertad, en Estocolmo en 1989. Reuters
  • Otras fuentes señalaban, sin embargo, que lo que el fiscal iba a anunciar era la responsabilidad de los servicios secretos de Sudáfrica como autor intelectual del magnicidio. “Durante 34 años la pregunta '¿quién mató a Olof Palme?' y '¿por qué?' ha obsesionado a la gente en Suecia. Sea cual sea la respuesta mañana [por hoy] veremos cómo muchos suecos sienten un gran alivio”, vaticinaba este martes por correo electrónico Ulf Bjereld, reputado politólogo en la Universidad de Gotemburgo y simpatizante del partido socialdemócrata, la formación de Olof Palme. En la imagen, Palme cuando era ministro de Educación.
    12Otras fuentes señalaban, sin embargo, que lo que el fiscal iba a anunciar era la responsabilidad de los servicios secretos de Sudáfrica como autor intelectual del magnicidio. “Durante 34 años la pregunta '¿quién mató a Olof Palme?' y '¿por qué?' ha obsesionado a la gente en Suecia. Sea cual sea la respuesta mañana [por hoy] veremos cómo muchos suecos sienten un gran alivio”, vaticinaba este martes por correo electrónico Ulf Bjereld, reputado politólogo en la Universidad de Gotemburgo y simpatizante del partido socialdemócrata, la formación de Olof Palme. En la imagen, Palme cuando era ministro de Educación. Cordon Presss