Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sandra Barneda, sobre su homosexualidad: “Ser diferente cuesta”

La presentadora habla de su proceso vital y su vida profesional de altibajos a Jesús Calleja

Sandra Barneda
Sandra Barneda, en 'Planeta Calleja'. CUATRO

Sandra Barneda, la presentadora de Mediaset, fue la invitada del último programa de Jesús Calleja. La periodista y el aventurero se marcharon a Borneo, en Malasia para escalar la vía ferrata más alta del mundo —ahí, sus 4.095 metros de altura—, así como han visitado algunos de los espacios de mayor biodiversidad del continente asiático. Como es habitual en este programa, su protagonista se confesó con Calleja. En este caso Barneda habló desde la leucemia que sufrió uno de sus hermanos siendo ella pequeña hasta la hermana que se murió al nacer en los brazos de su padre hasta de su homosexualidad-

"Yo creo que fue en la universidad. Ni me lo planteaba. No sabía lo que era, me enamoré de una profesora de radio. Le escribí una carta y no la volví a ver. Sabía que tenía que descubrir, no podía seguir así", contó la periodista sobre su proceso vital en el que descubrió su homosexualidad.  "Fue mi exnovio quien me presentó a una amiga suya. Yo no lo aceptaba, me costó mucho. Fuimos amigas, me llevó a una fiesta; fue la primera vez que vi a dos mujeres besándose. Ser diferente cuesta".

También contó Sandra Barneda con lágrimas en los ojos en Planeta Calleja cómo habló de ello con su familia. "Fue a los 27 ó 28 años cuando se lo dije. Les costó asimilarlo. Costó mucho. Mi madre me dijo que era una fase. Y yo le dije que si era una fase, que mientras que durase se estaba perdiendo a una hija. Es injusto, ¡lo único que cambia es a quién quieres!". Los padres de Barneda son pintores y padres de cuatro hijos - perdieron a un quinto-: "Tus padres solo quieren verte feliz. Que tu madre te llame y que no le cojas el teléfono.. quien no lo encajaba era yo, los demás te sirven de espejo".

"La única que sabía dónde estaba yo era mi hermana", añadió quien precisamente le acompañó a Malasia. Un día, la periodista, de 43 años, acudió hacia su familia: "Dije, soy yo, Sandra. Vi a mi madre en primer lugar, descolocada. Y a mi padre sentado; no se pudo levantar de la emoción. He venido a desearos feliz Navidad, pero no me quedo. Fue la conversación más bonita que he tenido. Mi padre me dijo que no me preocupase. Les dije que necesito tiempo. ¡Todo fue una parida!".

Luego, mirando a  la cámara, Sandra Barneda añadió: "Para padres que me estén viendo; que se piensen decir cualquier burrada. Escúchalo, infórmate. ¡Esa persona está abierta en canal!". Con el tiempo, sus padres llegaron a confesarle: "Muchas gracias por la mejor lección que nos ha dado. Eso es evolucionar". Jesús Calleja le preguntó cómo ha vivido su homosexualidad a nivel público. "En lo laboral, a mí me sacaron del armario en el día del Orgullo Gay. Toda la profesión lo sabía. Que no hable de mi vida privada, no significa que me esconda".

Su relación con la presentadora Nagore Robles ha sido la más conocida. "Es lo más fuerte que me ha pasado en la vida. Ella me sacó, me descorchó. No me importaba nada ya. Nagore me hizo cambiar. No sabes la tensión que sentía en un programa en directo de cinco horas. Tu cuerpo tiembla y yo me decía que qué me pasaba". Y añade: "Se tiene que seguir reivindicando. Hay que salir a la calle y todavía más ahora". 

A nivel profesional, se define como una mujer completa. Comenzó trabajando en televisión en Teledeporte, luego se fue a Antena 3, también pasó por Telemadrid —"estaban demasiado politizados y yo di noticias que no quería"—. Luego, estuvo dos años sin trabajar en Barcelona: "No me cogían por exceso de currículo". Luego fichó por Mediaset donde modera los debates de los realities de éxito. "Me pone que todo ocurra en directo. Se trabaja con las bajas emociones".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >