Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La psicooncología, esencial en la lucha contra el cáncer infantil

Malasmadres y Fundación Aladina presentan 'Nacida para Luchar', campaña que reivindica la importancia del apoyo psicológico a niños con un tumor maligno y sus familias

Niña con leucemia mira por la ventana.
Niña con leucemia mira por la ventana.

Cuando la vida te sonríe, siempre tienes un montón de planes. Tienes familia, quieres hacer muchas cosas, piensas que eres feliz. Así lo sentían Amanda y María, dos verdaderas madres coraje, antes de que sus hijos (Amanda, de 8 años, y Teo, de 5) fueran diagnosticados con leucemia. “Y luego, de repente, te llega una noticia así y se te cae el mundo encima; te dices que te lo van a quitar...” Solo quien haya pasado por un trauma similar sabe lo que se siente, pero todos pueden hacerse una idea del peso emocional que supone ser fuerte por él, por ella, por ti misma; y lo importante que es la labor de apoyo que durante todo el proceso ofrecen las psicooncólogas. Por ello, el Club de Malasmadres presentó ayer la tercera edición de su colección solidaria #NacidaParaLuchar, a beneficio del programa de ayuda psicooncológica de la Fundación Aladina, y que cuenta este año con la colaboración de la presentadora Eva González.

Esta campaña, presentada esta semana a través del rostro y las voces de Amanda, María y sus pequeños valientes, recaudará fondos a través de la venta de camisetas, sudaderas y e incluso pañuelos diseñados en homenaje a las niñas y madres que los utilizan para cubrirse tras la caída del cabello a consecuencia de la quimioterapia. El Club de Malasmadres donará el 100 % de las ventas de los pañuelos y de las camisetas Nacidas para Luchar de niño y niña, así como el 25 % del importe proveniente de la venta del resto de camisetas de adulto y sudaderas. Las dos ediciones anteriores hicieron posible la donación de 27.000 euros.

El programa de Ayuda Psicooncológica de la Fundación Aladina atiende, cada año, a una media de 500 menores con cáncer, hermanos y padres. “Son como el bombero en un incendio, porque ejercen de enlace entre el médico y el paciente, y entre el paciente y los padres. Cuando el médico tiene que dar noticias de algún tipo, la psicooncóloga está allí y ofrece una labor de apoyo”, explica Paco Arango, presidente de la fundación. Su labor es fundamental y, sin embargo, admite que con frecuencia los hospitales carecen de ella: “En la práctica, muchas veces no está cubierta por la seguridad social; en el orden de necesidades, está poco valorada, se considera un lujo y no debe serlo”, se lamenta. “Se reúnen con los médicos, están al tanto de cómo se encuentran los pacientes y, muchas veces, el médico recibe a través de ella información de la familia que desconoce, ya sean problemas sociales, económicos, de ansiedad o cualquier otra índole”. La Fundación Aladina mantiene, hoy, 12 psicooncólogas repartidas por toda España.

“Su labor es importantísima. Yo, por ejemplo, estoy pendiente de hablar con la psicóloga del hospital, porque a mi hija sí le están dando ahora unas pequeñas ansiedades, de ver que ya llevamos un proceso muy largo y que ella se sigue encontrando mal”, cuenta Amanda, madre de la pequeña que lleva su mismo nombre. Llevan año y medio de tratamiento, y no terminarán esta fase hasta mayo de 2020. “En el hospital nos han ayudado mucho a gestionarlo... Desde cómo explicarle a tu hijo qué es lo que tiene su hermana – que eso, yo creo, es la labor más importante – a ponerse en contacto con el colegio de mi hijo para que le hicieran la vigilancia, cómo explicárselo también a los compañeros... Porque, al final, es una ayuda necesaria para quien está en el hospital, pero lo es aún más para los que están afuera”, reconoce.

“Nos han ayudado muchísimo porque, aunque te dices a ti misma que va a salir bien, en el hospital has visto muchas cosas, y conoces muchos casos de niños que al final se van... Ahora yo vivo al día. Aprendes a vivir con momentitos de felicidad, con muchos, muchos momentitos, porque no sabes lo que va a pasar el viernes”, cuenta Amanda en el vídeo de la campaña. Y a través de todo el proceso, si algo destacan todos es la fortaleza de los más pequeños: “Piensas que no van a poder, pero el que no puedes eres tú. Los niños pueden con todo, y lo viven con una naturalidad y una energía contagiosa”.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información