Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los últimos de la Guerra Civil

Los últimos de la Guerra Civil

12 fotos

El fotógrafo francoespañol Luis Areñas expone sus retratos de los que sobrevivieron al conflicto y aún pueden contarlo

  • Teófila Francisco Olmo (izquierda), nacida en 1919, y Andrea Hernández Alonso (1925), dos de las protagonistas de los 31 retratos realizados por el fotógrafo Luis Areñas entre 2015 y 2017 en aldeas y pueblos de 17 provincias para localizar a los últimos supervivientes de la Guerra Civil.
    1Teófila Francisco Olmo (izquierda), nacida en 1919, y Andrea Hernández Alonso (1925), dos de las protagonistas de los 31 retratos realizados por el fotógrafo Luis Areñas entre 2015 y 2017 en aldeas y pueblos de 17 provincias para localizar a los últimos supervivientes de la Guerra Civil.
  • Antonio Alaiz Canalis, nacido en 1919, uno de los combatientes de la Guerra Civil retratados por Luis Areñas, que también ha realizado un vídeo de 45 minutos en el que recoge sus testimonios. Todo el material se puede ver en el Instituto Francés de Madrid (Marqués de la Ensenada, 12; hasta el 13 de diciembre; de lunes a viernes de 12.00 a 20.00; entrada gratis).
    2Antonio Alaiz Canalis, nacido en 1919, uno de los combatientes de la Guerra Civil retratados por Luis Areñas, que también ha realizado un vídeo de 45 minutos en el que recoge sus testimonios. Todo el material se puede ver en el Instituto Francés de Madrid (Marqués de la Ensenada, 12; hasta el 13 de diciembre; de lunes a viernes de 12.00 a 20.00; entrada gratis).
  • Baltasar Delgado Aguado, nacido en 1918, posó de esta forma tan singular para el fotógrafo. Con este trabajo, "también quería rendir un homenaje a mi abuelo, Luis Pellicena Bolsa", dice el fotógrafo. El familiar del autor marchó como voluntario a la Guerra Civil con 37 años, dejando atrás una mujer y un hijo. Murió fusilado. La familia se enteró por una una carta que llegó al final del conflicto; la tragedia se les quedó grabada.
    3Baltasar Delgado Aguado, nacido en 1918, posó de esta forma tan singular para el fotógrafo. Con este trabajo, "también quería rendir un homenaje a mi abuelo, Luis Pellicena Bolsa", dice el fotógrafo. El familiar del autor marchó como voluntario a la Guerra Civil con 37 años, dejando atrás una mujer y un hijo. Murió fusilado. La familia se enteró por una una carta que llegó al final del conflicto; la tragedia se les quedó grabada.
  • Eloy Liarte Catalán, también nacido en 1919, es una de las 30 voces que participan en el vídeo. El emotivo vídeo recoge fragmentos de las conversaciones, fruto de la confianza que Areñas tejió con los que no mucho antes eran unos extraños. Algunos de los protagonistas han fallecido antes de ver finalizado el trabajo.
    4Eloy Liarte Catalán, también nacido en 1919, es una de las 30 voces que participan en el vídeo. El emotivo vídeo recoge fragmentos de las conversaciones, fruto de la confianza que Areñas tejió con los que no mucho antes eran unos extraños. Algunos de los protagonistas han fallecido antes de ver finalizado el trabajo.
  • "España ha sido un país lleno de agujeros porque unos vivían muy bien y el pueblo se moría de hambre. Y yo era de los que sufría". Del mosaico de rostros arrugados por el tiempo se desgranan los recuerdos, a veces revividos con dificultad. En la imagen, Eusebia Fernández Fernández, nacida en 1920.
    5"España ha sido un país lleno de agujeros porque unos vivían muy bien y el pueblo se moría de hambre. Y yo era de los que sufría". Del mosaico de rostros arrugados por el tiempo se desgranan los recuerdos, a veces revividos con dificultad. En la imagen, Eusebia Fernández Fernández, nacida en 1920.
  • Areñas ha retratado a todos los protagonistas en diferentes formatos, con gestos variados, pero siempre con fondo blanco y luz natural como en esta foto a Florentino García Adarbe, granadino nacido en 1917.
    6Areñas ha retratado a todos los protagonistas en diferentes formatos, con gestos variados, pero siempre con fondo blanco y luz natural como en esta foto a Florentino García Adarbe, granadino nacido en 1917.
  • Juan Tudela Pierna, de 1912, Murcia. En las imágenes no se identifica la filiiación política de los protagonistas a propósito. El fotógrafo no ha pretendido hacer una labor histórica, sino rescatar "la memoria subjetiva" de unas personas conscientes de “la proximidad del final de sus vidas”.
    7Juan Tudela Pierna, de 1912, Murcia. En las imágenes no se identifica la filiiación política de los protagonistas a propósito. El fotógrafo no ha pretendido hacer una labor histórica, sino rescatar "la memoria subjetiva" de unas personas conscientes de “la proximidad del final de sus vidas”.
  • "Había mucha hambre y necesidad en el pueblo", se cuenta en el vídeo de Areñas. "Políticamente, yo no sabía nada", dice otra voz. Algunas frases resumen en su sencillez y brevedad la situación del país. En la imagen, Juana María Sanchez Rubio (1919, Córdoba).
    8"Había mucha hambre y necesidad en el pueblo", se cuenta en el vídeo de Areñas. "Políticamente, yo no sabía nada", dice otra voz. Algunas frases resumen en su sencillez y brevedad la situación del país. En la imagen, Juana María Sanchez Rubio (1919, Córdoba).
  • Todos los retratos, como este de Martín Fernández Alberdi (1913, Bilbao), estuvieron el pasado verano en Zaragoza, dentro de la programación de PHotoEspaña.
    9Todos los retratos, como este de Martín Fernández Alberdi (1913, Bilbao), estuvieron el pasado verano en Zaragoza, dentro de la programación de PHotoEspaña.
  • Al fotógrafo le llamó la atención la ausencia de odio en las palabras de los entrevistados, sin reproches al enemigo. "Ellos tiraban… y nosotros también", dice uno de 'Los olvidados'. La imagen es de Virgilio Fernández del Real, natural de Larache (Marruecos).
    10Al fotógrafo le llamó la atención la ausencia de odio en las palabras de los entrevistados, sin reproches al enemigo. "Ellos tiraban… y nosotros también", dice uno de 'Los olvidados'. La imagen es de Virgilio Fernández del Real, natural de Larache (Marruecos).
  • En la imagen, Vicente Colín Fernández, nacido en 1915 en León. Muchos de los entrevistados no pueden evitar emocionarse al recordar el conflicto 80 años después. "Llegamos a los Pirineos, era la primera vez que veía la nieve. Desde entonces no me gusta la nieve", dice una mujer. "Lo de la prisión no es para contarlo, ¡era para verlo!", explica un hombre. "La guerra se comió la flor de mi vida", concluye otro.
    11En la imagen, Vicente Colín Fernández, nacido en 1915 en León. Muchos de los entrevistados no pueden evitar emocionarse al recordar el conflicto 80 años después. "Llegamos a los Pirineos, era la primera vez que veía la nieve. Desde entonces no me gusta la nieve", dice una mujer. "Lo de la prisión no es para contarlo, ¡era para verlo!", explica un hombre. "La guerra se comió la flor de mi vida", concluye otro.