Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
incendios australia
Un incendio forestal se quema fuera de una propiedad cerca de Taree, a 350 km al norte de Sydney el 12 de noviembre. AFP

Los incendios de Australia, en imágenes

11 fotos

Al menos tres personas han muerto y unas cien han resultado heridas por los fuegos, que han calcinado unos 200 edificios

  • El fuego de Kangawalla, cerca de Glen Innes, como otros cinco de alta peligrosidad, se concentran a unos 150 kilómetros a la redonda de la turística ciudad costera de Port Macquarie, donde este sábado el cielo se tiñó de un color naranja encendido por las llamas. En la imagen, la Ópera de Sídney tras la neblina consecuencia de los incendios forestales en Sidney (Australia).
    1El fuego de Kangawalla, cerca de Glen Innes, como otros cinco de alta peligrosidad, se concentran a unos 150 kilómetros a la redonda de la turística ciudad costera de Port Macquarie, donde este sábado el cielo se tiñó de un color naranja encendido por las llamas. En la imagen, la Ópera de Sídney tras la neblina consecuencia de los incendios forestales en Sidney (Australia). REUTERS
  • Un bombero sobre una parte del terreno alcanzado por el incendio. Más de mil bomberos se han desplazado para tratar de acabar con las llamas, que ya han quemado unas 575.000 hectáreas de terreno —una superficie equivalente a dos veces Luxemburgo— desde el 1 de julio hasta principios de mes.
    2Un bombero sobre una parte del terreno alcanzado por el incendio. Más de mil bomberos se han desplazado para tratar de acabar con las llamas, que ya han quemado unas 575.000 hectáreas de terreno —una superficie equivalente a dos veces Luxemburgo— desde el 1 de julio hasta principios de mes. Getty Images
  • Un avión del servicio de bomberos arroja retardante de llamas en un incendio forestal descontrolado cerca de Taree, a 350 km al norte de Sydney el 12 de noviembre. El país se está preparando para una nueva ola de incendios forestales mortales que han devastado ya el este del país por la sequía.
    3Un avión del servicio de bomberos arroja retardante de llamas en un incendio forestal descontrolado cerca de Taree, a 350 km al norte de Sydney el 12 de noviembre. El país se está preparando para una nueva ola de incendios forestales mortales que han devastado ya el este del país por la sequía. AFP
  • Se ha pronosticado el nivel más alto de peligro de incendio forestal en las áreas más grandes de Sydney, Illawarra y Hunter, que incluyen las Montañas Azules y la Costa Central. La primera ministra de Nueva Gales del Sur, Gladys Berejiklian, declaró el estado de emergencia el lunes, otorgando poderes de emergencia al comisionado del Servicio de Bomberos Rurales, Shane Fitzsimmons.
    4Se ha pronosticado el nivel más alto de peligro de incendio forestal en las áreas más grandes de Sydney, Illawarra y Hunter, que incluyen las Montañas Azules y la Costa Central. La primera ministra de Nueva Gales del Sur, Gladys Berejiklian, declaró el estado de emergencia el lunes, otorgando poderes de emergencia al comisionado del Servicio de Bomberos Rurales, Shane Fitzsimmons. REUTERS
  • En período estival, los incendios de maleza y monte bajo son frecuentes en Australia, pero este año empezaron de forma precoz. Este inicio de temporada de verano austral ha sido dramático, pero los científicos están preocupados por lo que podría ocurrir en los próximos meses. En la imagen, un bombero en una zona residencial de Sydney, el 12 de noviembre.
    5En período estival, los incendios de maleza y monte bajo son frecuentes en Australia, pero este año empezaron de forma precoz. Este inicio de temporada de verano austral ha sido dramático, pero los científicos están preocupados por lo que podría ocurrir en los próximos meses. En la imagen, un bombero en una zona residencial de Sydney, el 12 de noviembre. AFP
  • Dos personas residentes en una propiedad afectada por un incendio forestal en Hillsville, a 350 km al norte de Sydney.
    6Dos personas residentes en una propiedad afectada por un incendio forestal en Hillsville, a 350 km al norte de Sydney. AFP
  • El cambio climático y de los ciclos meteorológicos han generado una sequía excepcional, una baja tasa de humedad y fuertes vientos, que contribuyen a generar incendios en la maleza. En la imagen, un bombero trata de extinguir el fuego en Hillville (Australia).
    7El cambio climático y de los ciclos meteorológicos han generado una sequía excepcional, una baja tasa de humedad y fuertes vientos, que contribuyen a generar incendios en la maleza. En la imagen, un bombero trata de extinguir el fuego en Hillville (Australia). AFP
  • Al menos 60 incendios se están quemando en todo el sur Gales, con un frente de fuego de aproximadamente 1,000 kilómetros. Según los informes de los medios, 200 propiedades en Nueva Gales del Sur y Queensland han sido destruidas desde el 8 de noviembre.
    8Al menos 60 incendios se están quemando en todo el sur Gales, con un frente de fuego de aproximadamente 1,000 kilómetros. Según los informes de los medios, 200 propiedades en Nueva Gales del Sur y Queensland han sido destruidas desde el 8 de noviembre. EFE/EPA
  • Los incendios se extienden a lo largo de 1.000 kilómetros en el litoral pacífico. Por ello, los bomberos se enfrentan a grandes dificultades, pese al apoyo aéreo de unos 70 aparatos.
    9Los incendios se extienden a lo largo de 1.000 kilómetros en el litoral pacífico. Por ello, los bomberos se enfrentan a grandes dificultades, pese al apoyo aéreo de unos 70 aparatos. AFP
  • Vista del suburbio de Kirribilli envuelta en humo por los incendios forestales sobre el distrito central de negocios de Sydney, el 12 de noviembre.
    10Vista del suburbio de Kirribilli envuelta en humo por los incendios forestales sobre el distrito central de negocios de Sydney, el 12 de noviembre. EFE/EPA
  • En Nueva Gales del Sur, parte de la autopista del Pacífico que une Sidney y Brisbane tuvo que ser cerrada, al menos tres personas han muerto y unas 150 viviendas han sido destruidas por más de 77 focos activos.
    11En Nueva Gales del Sur, parte de la autopista del Pacífico que une Sidney y Brisbane tuvo que ser cerrada, al menos tres personas han muerto y unas 150 viviendas han sido destruidas por más de 77 focos activos. AFP