Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El resurgir de una leyenda

Volvió el rey, 11 años después de ganar su último Major (US Open 2008), Tiger Woods se volvía a enfundar la característica chaqueta verde del Masters de Augusta y se consagraba, tras años de sufrimiento provocados por sus adicciones al juego, al sexo y al alcohol, como leyenda del deporte. También protagoniza una de las recuperaciones más espectaculares que se recuerdan en la historia, únicamente al alcance de unos pocos elegidos: Ali, Jordan, Nadal, Lauda… Y es que, como bien dijo en su día el propio golfista, “no importa lo bueno que puedas llegar a ser. Siempre puedes ser mejor”.

Juan Sagalés, Barcelona.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >