Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El mundo en el que habito

¿En qué mundo vivimos si no aceptamos nada del otro? Da lo mismo si hay personas que están en situación de precariedad, hambre o miseria; preferimos pensar que eso está lejos de nosotros aunque, a veces, esas personas o familias están sentados en la puerta de nuestra casa o en la entrada del metro. Este “otro” se convierte en un enemigo que quiere apoderarse vaya a saber de qué cosa. “Sálvese quien pueda”, suelen decir en mi país de origen (Argentina). Y así, casi sin que nos dé tiempo a reaccionar, el individualismo es algo cada día más presente, las ideas de extrema derecha van ganando cada vez más adeptos, el racismo adopta nuevas formas “más aceptadas” y ya es un hecho que de nada han servido las guerras, las vidas perdidas y el hambre sufrido. Siento que vivo en un mundo donde el sentido se ha perdido.

Diego M. Tagliaferri

París (Francia)

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >