Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las nuevas catedrales tienen césped en vez de agua bendita

Hace tiempo que los estadios de fútbol dejaron de ser solo recintos deportivos para transformarse en lugares de culto. Muchos son incluso una de las principales atracciones turísticas de su ciudad, por delante de iglesias y museos. Estos son 11 de ellos

Fútbol
Los estadios de fútbol son los grandes reclamos turísticos de las ciudades.

El fútbol es un gran negocio capaz de convocar a multitudes. De hecho, ningún otro recinto cerrado construido por el ser humano —si exceptuamos los de fútbol americano— es capaz de albergar semejantes multitudes: hasta 100.000 personas. ¡Que son muchas! Un forofo futbolero es capaz de recorrer miles de kilómetros para pisar el mismo césped que sus ídolos. Estos son algunos de los estadios más visitados del mundo:

El Maracaná, una visita imprescindible en Río de Janeiro.
El Maracaná, una visita imprescindible en Río de Janeiro.

Maracaná (Río de Janeiro, Brasil)

Si hay un icono futbolístico en Brasil es el Maracaná, sede de dos finales de la Copa del Mundo. Así lo deben de haber entendido los turistas, porque es el segundo lugar más visitado de Río de Janeiro, solo superado por el Cristo del Corcovado. Tiene un paseo de la fama donde los mejores futbolistas del mundo —incluido por supuesto Pelé, Garrincha y Zico— han dejado la huella de sus pies. Visitas guiadas todos los días (excepto los de partido) de 9 a 17. Dura unos 40 minutos.

Precio: 15 € con audioguía.

Camp Nou (Barcelona, España)

Es la quinta atracción de la capital catalana, posición nada baladí si pensamos que por delante están iconos del turismo y la cultura mundial como la Sagrada Familia y el parque Güell (los otros dos de la lista son el museo del Born y L’Aquarium). Que el Barça es mes que un club también allende los mares se demuestra con las cifras de visitantes al museo (incluido en la visita estándar: 1.785.903 entradas vendidas en 2017), el museo deportivo más visitado de Europa. Para los más frikis hay una visita especial, el Players Experience Tour, que incluye entrar al vestuario, pisar el terreno de juego y sentarse en la sala de prensa.

Precios: desde 29,50 € el más barato a 139 € del Player Experience Tour.

Santiago Bernabéu (Madrid, España)

Es la cuarta atracción más demandada de Madrid, con el mismo número de visitas (millón y medio en 2017) que el Palacio Real. El recorrido dura hora y media e incluye el palco presidencial, los vestuarios y el césped. En la tienda te puedes hacer con la camiseta oficial de la temporada 2018/19 por la módica cantidad de 139,95 €. Una bicoca, vamos.

Precios: entre 18 € y 30 €.

El estadio Allianz Arena, en Munich, una bellísima estructura.
El estadio Allianz Arena, en Munich, una bellísima estructura.

Allianz Arena (Múnich, Alemania)

Uno de los estadios más bonitos del mundo y sede del Bayern de Múnich, ¡que no es poca credencial! Tiene unas 400.000 visitas anuales y está dentro de las cinco más populares de la capital bávara. La visita incluye el FC Bayern Erlebniswelt, el museo de la entidad, con réplicas de todos los títulos, Paseo de la Fama con los 18 jugadores más importantes de la historia del FC Bayern y figuras a tamaño real de la plantilla actual.

Precios: entre 11 € y 19 €, según edades.

La Bombonera (Buenos Aires, Argentina)

Esto no es la visita a un estadio… es la entrada a un templo sacrosanto. En un país que vive todo con una pasión desmedida y hace de los símbolos un drama nacional, la sede del Boca Juniors, en el barrio de La Boca, no podía faltar en esta lista. Le llaman La Bombonera y el amor de los socios a sus colores es directamente proporcional al odio por los del contrario (el River); hasta el punto de que como este último viste de blanco y rojo… los anuncios de Coca-Cola en La Bombonera son en blanco y negro para no reproducir los colores del rival. “Hacé el tour y conocé La Bombonera” es la invitación al tour guiado que incluye el museo, recorrido por el estadio y entrada a los vestuarios (sujeto a horarios de partidos y entrenamientos).

Precios: entre 5 € y 10 €.

El Monumental (Buenos Aires, Argentina)

No hay odio más refinado, exquisito y visceral que el que se profesan los dos equipos de la ciudad de Buenos Aires: el Boca Juniors y el River Plate. Pero como el ying y el yang, no pueden vivir el uno sin el otro. El Estadio Antonio Vespucio Liberti, también conocido como Estadio Monumental, es la sede del River Plate y también recibe en peregrinación visitas de aficionados de medio mundo. Hay visitas solo al Museo River (a diario de 10.00 a 19.00) y otra más completa, Estadio Tour, con un recorrido guiado de una hora de duración, a diario entre las 11.00 y las 17.00 (sujeto a que no haya partido o entrenamiento).

Precios: entre 5 € y 8 €.

Vista aérea del estadio Sapporo Dome en Hokkaido.
Vista aérea del estadio Sapporo Dome en Hokkaido.

Sapporo Dome (Sapporo, Japón)

En él no juega ningún club de fama mundial (el Consadole Sapporo no es precisamente el Barça o el Madrid), pero el estadio de la ciudad japonesa de Sapporo, en la isla de Hokkaido, es una virguería tecnológica que merece la pena visitar. Se usa tanto para fútbol como para béisbol (un deporte muy popular en Japón), por lo que cuenta con un sistema flotante que permite levantar todo un campo de fútbol de 8.300 toneladas y 120 metros de largo para sustituirlo por otro de béisbol. ¡Ese tipo de cosas que solo los japoneses son capaces de hacer! Tiene además un observatorio sobre la cúpula que lo cierra. La visita dura unos 50 minutos.

Precios: visita normal, 1.050 yenes (8,4 €). Con el mirador, 1.250 yenes (10 €).

Anfield Stadium (Liverpool, Reino Unido)

Dicen que caminar por el túnel de vestuarios del Anfield Stadium para salir al césped mientras fuera rugen los cánticos de la afición reeds y los jugadores locales tocan el escudo que recuerda “This is Anfield” (esto es Anfield) es uno de los más excitantes momentos para cualquier jugador. El tour guiado a la catedral del Liverpool, el club inglés con mayor número de títulos internacionales, permite caminar por ese túnel además de otras experiencias, como entrar a los vestuarios o sentarse en el banquillo del entrenador. Ofrecen incluso un tour en el que los guías son antiguas leyendas del club (como David Fairclough o John Aldridge).

Precios: desde 10 a 95 libras (11 € a 107 €).

Old Trafford (Manchester, Reino Unido)

Otra de esas catedrales del fútbol inglés que huelen a historia. Sede del Manchester United desde 1910, hasta la última reforma de 2006 tenía toda una grada de pie en la que se metían 20.000 hinchas que no paraban de gritar y jalear durante los 90 minutos. El tour guiado incluye la posibilidad de sentarse en el mismo banquillo que lo hizo sir Alex Ferguson durante 27 años, experiencia que para los pirados del United puede ser como la de sentarse en la silla del papa de Roma. También se pasa por los vestuarios, el túnel, el campo y el museo.

Precios: 25 libras (28 € entrada general adulto). Consultar edades.

El Nido, una verdadera maravilla arquitectónica.
El Nido, una verdadera maravilla arquitectónica.

Estadio Nacional (Pekín, China)

Una cancha deportiva que merece la pena visitar por su arquitectura, no por la leyenda que en ella juega. El Estadio Nacional de Pekín, conocido también como El Nido por su espectacular forma, es la estructura de acero más grande jamás construida. Seguro que su innovador diseño te sonará de la inauguración de los Juegos Olímpicos de 2008. En el tour guiado se pueden ver objetos relacionados con los Juegos Olímpicos, la sala VIP, el palco y una exposición sobre la historia de las 28 olimpiadas modernas además de otra sobre los retos que supuso construir esta maravilla de la ingeniería. Está al nivel de visitas de la Ciudad Prohibida o la plaza de Tiananmen. Existe la opción Top Wonder of Bird's Nest, en la que además se sube hasta la azotea del estadio y se recorre el interior del techo de la estructura.

Precios: de 40 a 100 yuanes (de 5 € a 13 €).

Estadio Azteca (Ciudad de México, México)

Otro de los recintos con historia de Latinoamérica, el más grande de México y sede de dos finales de mundiales épicos en los que se dieron a conocer dos fenómenos históricos, Pelé en el Mundial de 1970 y Diego Armando Maradona, en el de 1986. La visita incluye los vestuarios, el césped y la sala de prensa. Diaria, cada 30 minutos.

Precio: 5 €.

Las nuevas catedrales tienen césped en vez de agua bendita

Sígueme también en Instagram y en Twitter. Me puedes escuchar todos los viernes, a las 19.40, con Carles Francino en 'La Ventana', de cadena SER

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información