Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mayores desprotegidos

Es hora de denunciar la deficiente alimentación en muchas residencias de mayores. Mi madre está en una de ellas y tengo constancia de esta situación. Se aprovechan de que muchos mayores, desgraciadamente, no son conscientes de lo que comen. Debería haber más vigilancia, más control e inspecciones sin avisar previamente por parte de los organismos competentes, para acabar con este abuso. Nuestros mayores se merecen comer dignamente y que los traten con respeto.

Vicente Fuentes Paraíso

Madrid

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >