Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luis Miguel, entre rosas blancas y ‘celebrities’ en Marbella

El cantante mexicano inaugura el Starlite Festival con un gran concierto al que asisten Carmen Martínez-Bordiú y Paula Echevarría con Miguel Torres

luis miguel
Luis Miguel canta durante el primer concierto del festival Starlite de Marbella, el 11 de julio de 2018. Getty Images

Cristina, una sevillana de 29 años, ha estado en los últimos diez días en tres conciertos de la gira española de Luis Miguel. En Madrid, en Sevilla y, este miércoles por la noche, en Marbella, donde el ídolo mexicano inauguró por todo lo alto la séptima edición del Starlite Festival, el evento de alta gama que aúna música, cultura y gastronomía para el público más chic. Cristina llevaba un ramo de rosas blancas para su ídolo, porque "a él le gustan" y porque, seguramente, son estas flores las que cita en La incondicional, una de las canciones más conocidas de El Sol. Y pudo dárselas, tarjeta incluida. El cantante las cogió en un momento de revuelo, cuando se acercó desde el escenario a tocar las manos de sus fans. Se llevó un buen puñado de flores y una bandera de España que alguien le dio y que él sostuvo unos instantes bajo el brazo antes de entregársela a sus ayudantes.

Luis Miguel deleitó en Marbella al público con un gran concierto donde el astro mexicano exhibió vozarrón y dominio del escenario durante más de dos horas. La acústica en el auditorio natural de la antigua cantera de Nagüeles, sede del Starlite Festival, es impresionante y los conciertos se viven bajo un cielo plagado de estrellas. El aforo es para 3.000 personas y la organización colgó el cartel de no hay billetes.

Del espectáculo disfrutaron los incondicionales de Luis Miguel (mayoría de mujeres, pero mucho público masculino) y mucha celebrity. Desde uno de los palcos siguió el concierto Carmen Martínez-Bordiú, muy entretenida con el teléfono móvil. A muy pocos metros estaban Paula Echevarría y su pareja, el futbolista Miguel Torres. También asistieron, entre otros rostros conocidos, Enrique Ponce y Paloma Cuevas; Luis Alfonso de Borbón y Margarita Vargas; Javier Conde y Estrella Morente; la Niña Pastori; Nuria Fergó; y Miguel Poveda, que actuará sobre estas mismas tablas el próximo 27 de julio.

Miguel Torres y Paula Echevarría en el concierto de Luis Miguel en Starlite Marbella. ampliar foto
Miguel Torres y Paula Echevarría en el concierto de Luis Miguel en Starlite Marbella. GTRES

Mientras la serie de Netflix sobre su vida causa furor en México, Luis Miguel está de gira por España con México por siempre, la vuelta a los escenarios del cantante tras siete años de silencio. El Sol canta a la vieja usanza, con micrófono con cable que arrastra de un lado a otro del escenario, mientras con la mano izquierda sostiene la petaca de sonido. En Marbella se presentó con traje y corbata negros, camisa blanca y sonrisa blanquísima que se volvía más radiante cada vez que dirigía el micro al público para que cantara Amor, amor, amor, Por debajo de la mesa, Tengo todo excepto a ti o Hasta que me olvides.

Cantaba y sonreía, pero no habló hasta casi una hora después de empezado el concierto. "Muchas gracias por dedicarme su tiempo […] Estoy muy agradecido por esta gira por España", comentó ya al filo de la medianoche. Luis Miguel había actuado en Marbella en 1999, con un espectáculo mucho menos potente y emotivo que el de este miércoles por la noche. Lo decía una fan del cantante a la que le gusta el halo de misterio y el hermetismo que envuelven a su ídolo. En la Costa del Sol, donde se ha movido con casi una decena de escoltas, ha sido imposible seguirle la pista. Y nada de entrevistas.

Con 14 mariachis sobre el escenario, Luis Miguel se soltó aún más. Fue el momento de La bikina o Échame a mí la culpa. Al final, fueron más de dos horas de espectáculo. El cantante mexicano continuará con su gira española en Cap Roig, en Girona, mañana viernes. Allí estará de nuevo la sevillana Cristina con sus rosas blancas, la misma flor que Luis Miguel tiró al público en Marbella en un final pletórico de su concierto. "Os quiero, hasta la próxima. Buenas noches, damas y caballeros" se despidió el educado mexicano.

Más información