Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así son los 'El Mundo Today' de Europa

Todo lo que tienen en común los seis diarios satíricos europeos que ya están colaborando a través de un grupo de Facebook

Así son los 'El Mundo Today' de Europa

En los Países Bajos también tienen su El Mundo Today. Se llama De Speld y lo fundaron en 2007 los hermanos Melle y Jochem van den Berg. No es el único diario satírico de Europa. De hecho, Van den Berg ha reunido a los directores de los demás, incluyendo el español, para comenzar a trabajar juntos. Se trata de las siguientes cabeceras:

- Waterford Whispers News, de Irlanda. Uno de sus principales éxitos: “Corea del Norte anuncia que ha puesto un hombre en el Sol”. Fundado en 2009 por Colm Williamson. Waterford es la ciudad donde vive Williamson y whispers (susurros) es una referencia a los Chinese whispers, el juego del teléfono.

- Lercio, de Italia. “La academia de la Crusca (la RAE italiana): el futuro no existe”. Fundado en 2012 por Michele Incollu. Significa algo así como “sucio” y es una parodia del diario Leggo.

- Der Postillon, de Alemania. “Invalidado el salto de Félix Baumgartner por pisar la línea”. Fundado en 2008 por Stefan Sichermann. Significa “el postillón”.

- Le Gorafi, de Francia. “El 89% de los hombres piensan que el clítoris es un modelo de Toyota”. Fundado en 2012 por Pablo Mira (de origen español) y Sébastien Liébus. El nombre es un anagrama de Le Figaro.

- De Speld, de Países Bajos. “Oso polar amenazado en Twitter”. “El alfiler”.

- Y El Mundo Today, de España. “Operan a un vasco con anestesia”. Fundado en 2009 por Xavi Puig y Kike García de la Riva. Significa "The World Hoy".

“Aunque se da por hecho que es muy difícil traducir la sátira, al ser tan específica de cada cultura, me dio la impresión de que teníamos mucho más en común de lo que podría parecer”, cuenta Van den Berg por teléfono. El verano pasado comenzó a contactar ya con muchos de ellos, reuniéndolos en un grupo de Facebook. “Algunos estereotipos se demostraron ciertos -apunta-: por ejemplo, los británicos, The Daily Mash, nos hicieron un brexit y se fueron”.

La primera idea de Van den Berg era colaborar compartiendo contenido: cada uno podía ofrecer artículos menos ligados a la actualidad de cada país para que otros pudieran traducirlos.

Por ejemplo, la web irlandesa, Waterford Whispers News, tradujo recientemente un tema de El Mundo Today: “Persona miserable espera pacientemente tras la puerta para no decir ‘hola’ al vecino”.

Der Postillon también recurrió en una ocasión a El Mundo Today: “El cambio climático reducirá a dos las estaciones de la pizza cuatro estaciones”.

Y, por poner otro ejemplo, De Speld tradujo recientemente un tema de Der Postillon: “Según las excavaciones arqueológicas, los primeros homínidos vivían en posición horizontal”.

Como cuenta Van den Berg, a veces alguno proponía un tema y resultaba que otro de ellos ya había publicado un enfoque similar antes. “Fue un golpe a nuestro ego -bromea-. Intentamos ser originales, pero nos encontramos con esto”. Una coincidencia, por ejemplo, es que muchos cuentan con fechas de fundación absurdas. Le Gorafi dice haber sido fundado en 1926; Der Postillon, en 1845, y El Mundo Today en 1876.

El segundo objetivo era compartir ideas de negocio. “No hay mucha gente con la que podamos hablar de lo que hacemos, porque no hay mucho comparable”. Juntos llegan a unos 20 millones de lectores al mes, según un comunicado de prensa difundido por De Speld, y Van den Berg quiere llegar a todos ellos mediante la cobertura conjunta de un gran evento. Su idea es hacerlo con las elecciones europeas de 2019. Cree que el humor es más importante de lo que parece a la hora “de interesar a los votantes jóvenes en la política”.

Vidas paralelas

Estas publicaciones han tenido trayectorias además muy similares: comenzaron hace unos 10 años, más o menos, la mayoría fundadas por dos hombres nacidos a principios de los 80 y siguiendo el modelo de The Onion, la revista satírica estadounidense. Además, no tienen competencia clara en su mercado (sí era diferente el caso británico). Y casi todas han llevado su web a otros medios: libros, obras de teatro, programas de radio y televisión…

Lo que Van den Berg no tiene tan claro es por qué hay tantos licenciados en Filosofía al frente de estas páginas. Él lo es, igual que Kike García y Xavi Puig, de El Mundo Today, quienes de hecho se conocieron durante la carrera. La filosofía “quizás proporciona herramientas básicas para analizar la realidad y verla desde diferentes perspectivas”, apunta.

Pero también hay diferencias. “Algunos son más abiertamente políticos y otras menos. A algunos les gustará más un humor más rotundo y otros son más sutiles. También, por ejemplo, las piezas de De Speld suelen ser muy breves, al contrario que las alemanas”. De hecho, cuando traducen artículos, “intentamos mantener el núcleo de la historia, pero cada uno la adapta a su estilo”.

Incluso tienen diferentes líneas editoriales: “Nosotros escribimos mucho de política, pero intentamos mantener una posición centrada. Diría que los italianos son más de izquierdas, por ejemplo”. Por poner una muestra, este titular de Lercio sobre Matteo Salvini, ministro del Interior italiano: “Salvini, a las aves migratorias: anidad en vuestra casa”.

“El mundo se ha vuelto más loco”

En su opinión, en la actualidad es algo más difícil hacer su trabajo. “El mundo se ha vuelto más loco y se ha acercado a nosotros, pero nosotros ya estábamos ahí”.

Pone el ejemplo de Trump, que “usa la hipérbole en sus discursos habituales, así que nos ha robado esa arma, que es una de las herramientas principales de la sátira”. Asimismo, cuando hay populismos y una audiencia muy polarizada, cuesta llegar a algunos lectores. “En De Speld tenemos un público muy amplio, pero resulta muy difícil llegar con la sátira a los que están en los extremos”.

También cree que se han visto afectados por las fake news. Las noticias falsas y la sátira comparten el hecho de que usan una parte de verdad para difundirse, “pero son inherentemente diferentes, ya que los bulos buscan engañar por motivos políticos o económicos, mientras que con el humor se quiere comentar asuntos políticos y culturales”.

A todas estas páginas les ha pasado que alguien se ha tomado una de sus historias como cierta. A De Speld le ha ocurrido, por ejemplo, con “Guillermo de Orange era un musulmán converso”. Sin embargo, Van den Berg subraya que “nunca se busca que el lector se crea el titular”. El objetivo es que la broma funcione a modo de comentario de la actualidad y no engañar a nadie para que se difunda como hacen otras webs.

También ocurre lo contrario: hay lectores que leen una noticia real, pero que es tan disparatada que parece obra de un diario satírico. De hecho, estos medios a menudo son el baremo por el que se mide el nivel de absurdo al que llega la actualidad. En España, por ejemplo, existe la expresión (y la página) “parece de El Mundo Today”. No están solos: en Italia tienen su “Ah, ma non è Lercio” (ah, pero si no es el Lercio) y en Países Bajos su “Niet De Speld” (no es De Speld).

Más información