Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

Sony da un paso adelante con el Xperia XZ2

El primer móvil de pantalla infinita de la marca japonesa apuesta por la reproducción de contenidos multimedia

Sony ha apostado finalmente por la pantalla infinita con su nuevo móvil tope de gama, el Xperia XZ2.

Sony ha sido la última gran firma de telefonía móvil en unirse a la tendencia de las pantallas infinitas. Y lo ha hecho con este Xperia XZ2, que da una vuelta de tuerca a la estética que hasta ahora caracterizaba a sus terminales y que hacía que fueran reconocibles a simple vista. El cambio es muy positivo: posibilita la presencia de una pantalla mucho más grande, cuenta con bordes redondeados y posee una curva en su carcasa trasera que aporta mayor ergonomía.

Análisis y valoración

Sony da un paso adelante con el Xperia XZ2
Sony da un paso adelante con el Xperia XZ2

Construido con una combinación de metal y cristal, resulta muy resistente en el día a día gracias al uso de Corning Gorilla Glass 5, tanto en su parte trasera como en la delantera, y a su certificación de resistencia al agua y al polvo IP65/68. Hemos detectado dos consecuencias derivadas de este diseño: la primera es que es más resbaladizo de lo normal y se cae fácilmente cuando lo situamos sobre una superficie que no sea del todo plana. La segunda es su grosor, mayor que el de los smartphones tope de gama de la competencia, por lo que puede resultar demasiado pesado.

La firma japonesa ha reducido los marcos de manera sustancial con respecto a sus modelos anteriores, aunque se ha quedado a medio camino y las medidas no se acercan a las de los mejores del mercado. De hecho, se asemeja más a los terminales de gama media que ya han apostado por esta tendencia.

Ficha técnica

Pantalla: HDR Full HD+ (1.080 × 2.160 píxeles) 18:9 de 5,7 pulgadas

Procesador: Qualcomm Snapdragon 845

Memoria RAM: 4 GB

Almacenamiento: 64 GB / Ranura para microSD hasta 400 GB

Cámara: Trasera Motion Eye de 19 megapíxeles con f2.0, vídeo súper slow motion a 960 fps en resolución Full HD, grabación 4K HDR, zoom digital 8x. Frontal de 5 megapíxeles f2.2

Sonido: Sonido de alta resolución (LPCM, FLAC, ALAC, DSD), DSEE HX,

LDAC, Clear Audio+, altavoz estéreo con S-Force Front Surround, grabación estéreo, audio HD Qualcomm aptX

Batería: 3180 mAh, modo STAMINA inteligente, carga adaptativa Qnovo, QuickCharge 3.0

Sistema operativo: Android 8.0

Tamaño: 153 × 72 × 11,1 mm

Peso: 197 g

Conectividad: Wi-Fi Miracast, Bluetooth 5.0, DLNA, NFC

Sensores: A-GPS, A-Glonass, Beidou, Galileo, QZSS11

Otros: Resistente al agua (IP65/68), USB tipo C 3.1, lector de huellas

Su pantalla tiene un tamaño de 5,7 pulgadas, formato 18:9 y ofrece resolución Full HD+ y compatibilidad con los contenidos HDR. Es uno de los componentes centrales del teléfono, que está especialmente diseñado para sobresalir en todas las tareas relacionadas con el entretenimiento multimedia. La realidad es que esta superficie ofrece una experiencia muy positiva, con buenas sensaciones en cuanto a la resolución, nitidez y colores. Y es que incluye múltiples tecnologías que Sony ha desarrollado gracias a su amplia experiencia en el mercado de televisores, entre las que nos gustaría destacar la que ayuda a convertir cualquier contenido que se esté visualizando a calidad HDR. Al ser un ajuste por software, no es perfecto, pero sí hemos notado diferencias en cuanto a la intensidad de los colores.

Su sonido alcanza un volumen considerablemente alto para tratarse de un dispositivo móvil y, además, presume de niveles de distorsión reducidos. En este aspecto son protagonistas sus dos altavoces, situados en los bordes superior e inferior del terminal y dirigidos hacia el frente, que se encargan de entregar un sonido estéreo muy convincente.

Un detalle importante es la apuesta de Sony por la eliminación del jack de 3,5 mm para auriculares. De este modo, y como ya hicieran otras firmas como Apple, fomenta el uso de modelos inalámbricos como los Sony WF-1000X, que probamos en EL PAÍS Escaparate hace unas semanas. Resulta muy paradójico que, aun así, la japonesa incluya en la caja unos auriculares con un conector de audio tradicional. Es cierto que le acompaña un adaptador a USB tipo C, pero nos preguntamos si no hubiera tenido más sentido que los auriculares dispusieran de esta conexión de serie.

Cuando utilizamos el smartphone para jugar, el Xperia XZ2 estrena una característica que hace que la experiencia se acerque más a la de las consolas. Se trata del Sony Dynamic Vibration System, un sistema que analiza los datos de audio del contenido que se esté reproduciendo para enviar una vibración acorde a este. Es algo parecido a la función Dual Shock de los mandos de PlayStation. Esta característica, también disponible durante la reproducción de vídeos, de música o de podcast, puede personalizarse con tres niveles de intensidad diferentes o desactivarse por completo, algo que recomendamos en los últimos ejemplos citados, ya que no le vemos demasiada utilidad.

Cámara igual de lenta, con mejor calidad

La cámara trasera (sí, en singular) de este smartphone es muy parecida a la del Xperia XZ Premium. Entre sus especificaciones destacan un sensor Exmor RS de 19 megapíxeles con un tamaño de 1/23 pulgadas y un objetivo con apertura f2.0. Incorpora, además, tecnologías ya conocidas por los usuarios de teléfonos de la firma para lograr fotos más nítidas o reducir las zonas borrosas (en las esquinas, por ejemplo).

Fotografías tomadas de día y de noche con la cámara trasera del Sony Xperia XZ2.
Fotografías tomadas de día y de noche con la cámara trasera del Sony Xperia XZ2.

Logra buenos resultados en escenas con buena luz y, especialmente, en los primeros planos. Notamos, eso sí, colores algo lavados y menos intensos que en la vida real y una reducción de la nitidez en planos muy generales. En las capturas nocturnas, por su parte, no hemos tenido grandes problemas más allá de los habituales cuando hay poca luz, aunque consideramos indispensable usar el modo manual para mejorar un poco los resultados.

La competencia

LG G7 ThinQ. El último en presentarse, recurre a la Inteligencia Artificial para controlar todos los dispositivos conectados del hogar, mejorar las fotografías o acceder a información con Google Lens.

Huawei P20 Pro. Cuenta con una triple cámara Leica: un sensor RGB de 40 megapíxeles, un sensor monocromático de 20 megapíxeles y un sensor de 8 megapíxeles con lente telefoto.

Samsung Galaxy S9. Una construcción impecable y una cámara muy luminosa que se adapta al entorno son sus prestaciones más destacadas.

iPhone 8. Su pantalla Retina de 4,7 pulgadas tiene tecnología TrueTone, que ajusta automáticamente el balance de blancos según la iluminación del entorno para que la pantalla se vea de forma óptima en cualquier situación.

Xiaomi Mi Mix 2. Con un diseño creado por Philippe Starck, ofrece el rendimiento de los modelos tope de gama y una lista de especificaciones muy completa.

HTC U11+. Propone una forma alternativa de interactuar con los contenidos: estrujando el teléfono. Y es que en sus laterales esconde un sensor de doble presión que sirve para acceder a aplicaciones y funciones.

¡Por cierto! Es posible realizar fotografías con efecto retrato a través de una app integrada en la interfaz de la cámara. Este ajuste se consigue a través de software: realiza dos disparos y combina las imágenes para crear ese desenfoque, que es personalizable. Le falta algo de precisión en los bordes, pero si no se fuerza mucho el efecto, queda disimulado y es posible conseguir imágenes bastante aceptables.

Además, graba vídeo 4K HDR y mantiene el modo Super Slow Motion, que permite registrar imágenes a velocidad súper lenta: 960 fps. La novedad está en que lo hace con más calidad que hasta ahora, en Full HD.

La cámara de selfies, con cinco megapíxeles de calidad, ha añadido una nueva función: la de escanearte en 3D a ti mismo con la app 3D Creator, que hasta ahora funcionaba sólo con la cámara trasera. ¿Para qué sirve? Podrás crear tu propio avatar y subirlo a Facebook, por ejemplo. Pese a lo divertido de la propuesta a simple vista, lograr un modelo 3D de uno mismo no es muy sencillo y depende mucho del fondo y la iluminación de la sala.

Como una bala

Da igual la tarea que se lleve a cabo con el Xperia XZ2: su configuración —en la que destaca el procesador más potente de Qualcomm, el Snapdragon 845— garantiza que el uso sea siempre fluido. No podemos olvidar que se trata de un terminal tope de gama, y se comporta como tal.

Funciona con Android Oreo, al que se ha añadido una capa de personalización (Xperia Launcher) que organiza las aplicaciones en un cajón y viene con un asistente propio, Xperia Assist. No es ni mucho menos competencia de Google Assistant (también integrado, por supuesto), sino que más bien se trata de un chat que ayuda a descubrir y aprender a utilizar las distintas funciones que ha incluido el fabricante en el dispositivo. Una vez que estén controladas, no volverás a utilizarlo.

La batería, por último, se extiende cómodamente durante el día y, cuando el uso no es muy intensivo, hemos conseguido algo más de día y medio de autonomía. Como es habitual en los teléfonos de Sony, dispone de distintos modos y tecnologías para conseguir que se alargue su vida útil y, además, cuenta con carga rápida, que hace que en poco más de dos horas tengamos la batería al 100%.

Evolución

No seríamos fieles a la verdad si considerásemos al Xperia XZ2 como un modelo revolucionario, pero sí podemos afirmar que supone todo un paso adelante para Sony. Unirse a una tendencia tan popular como la pantalla infinita y seguir apostando por la fotografía y la reproducción de contenidos multimedia puede darle muchas alegrías este año. Su Xperia XZ2 funciona realmente bien y, aunque siga un paso por detrás de los grandes, va recortando terreno.

Conclusión

Lo mejor: Calidad de la pantalla, diseño ergonómico (aunque sea un poco pesado) y rendimiento global.

Lo peor: Cámara con poca evolución.

Veredicto: Con el Xperia XZ2, Sony ha creado un terminal con buenas características técnicas y un funcionamiento fluido, pero que todavía está un paso por detrás de los líderes del mercado.

COMPRA ONLINE

SONY XPERIA XZ2. Pantalla infinita de 5,7 pulgadas; procesador Qualcomm Snapdragon 845; 4 GB de RAM; 64 GB de almacenamiento; cámara trasera Motion Eye de 19 MP; vídeo super slow motion.

Compra por 597,85€ en Amazon

Suscríbete a la newsletter de El PAÍS Escaparate.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información