El peso de llamarse Álex Lequio García (Obregón)

El hijo de la actriz y el conde ha vivido desde pequeño marcado por la fama de sus padres. El joven se enfrenta ahora a un momento delicado de salud

Ana Obregón, con su hijo Alex
Ana Obregón, con su hijo AlexGTRES

Más información

Hay nombres que atraen más a los focos que otros, para bien y para mal. Y si hay alguien que realmente sabe lo que significa vivir con el peso de los apellidos de sus padres ese es Alejandro Lequio García. Hijo del conde Alessandro Lequio y de la actriz Ana Obregón, nació el 23 de junio de 1992. Si ya de por sí sus padres eran dos personajes reconocidos y famosos, su inesperada separación, por una infidelidad del conde, y la mala relación de su madre con Antonia dell'Atte, ex mujer de Lequio, no hicieron más que acrecentar la atención mediática que ya recibían. Ahora el joven es noticia por su salud. Unas fotos de él con su familia en un centro médico de Nueva York, especializado en cáncer, han causado preocupación.

Prácticamente desde que nació Álex Lequio ha vivido rodeado de cámaras, periodistas y paparazis que lo perseguían incansables con el único objetivo de conseguir una instantánea suya o unas declaraciones de su madre. Para el recuerdo queda aquel niño de tirabuzones rubios que, disfrazado de diablo, le dio un mordisco al micrófono de un reportero, un bocado que, a día de hoy, todavía se le indigesta. Porque, lo que para muchos es simplemente una anécdota más del mundo del corazón, para él era parte de su día a día.

Desde que tuvo oportunidad Álex intentó tener un perfil lo más bajo posible ante la prensa, un claro síntoma de lo estresante que puede ser para un niño estar constantemente debajo del foco. “Al principio todo eran risas, tirando huevos a los paparazis en el parabrisas. Decían ¡vaya chico más maleducado! y él decía: ‘perdón a todos a los que se la he liado’. Que lo bonito siempre dura muy poco. Tirar huevos no perdió la gracia hasta que llegó el foco. Que cada paso que daba siempre protagonista, que si la vida era un circo él siempre malabarista, y el chico nunca se deshizo de su apodo”, relataba el propio Alex en la canción La vida, según Alex Lequio una de las canciones que compuso durante su época como rapero.

Alex Lequio, de 25 años.
Alex Lequio, de 25 años.GTRESONLINE

Puede que fuera por esa excesiva atención de la prensa por lo que, en cuanto pudo, puso tierra de por medio y se mudó a Estados Unidos para estudiar la carrera y hasta allí lo acompañó, como no, su madre. Licenciado en filosofía y ciencias políticas por la universidad de Duke (Carolina del Norte) allí, aseguraba en una entrevista con Bertín Osborne, vivió los mejores años de su vida. "Fueron cinco años muy guays, mucho estudio", le comentaba al cantante. Es que si hay algo en lo que Álex Lequio siempre ha hecho mucho hincapié es en su formación: “De pequeño me refugié en los estudios. Era una forma de ausentarme de lo que estaba pasando en mi vida. También como libros, me apasionan. Por eso siempre he sido muy buen estudiante”, relataba en el programa Mi casa es la tuya.

Una vez licenciado, y ya de vuelta en España comenzó a explotar su faceta como emprendedor, que le ha llevado a crear dos empresas: Polar Marketing, una consultora de marketing digital, y Gin Oro, una firma de ginebra que además el mismo promociona siempre que tiene oportunidad. Y fue precisamente por esta actividad por la que conoció a Francisca González, su actual pareja, con la que tiene pensado casarse en 2019 ó 2020.

Francisca, su prometida, es la primera que consigue que Álex Lequio deje el nido. Y es que, desde 2017 ambos comparten un loft de dos plantas que el hijo del conde italiano enseñó en exclusiva en la revista ¡Hola!. “Nunca había compartido techo con una mujer. Es la primera vez que lo hago y la verdad, se me da bastante bien. Esta relación me ha enseñado a ser mejor persona y a valorar lo que tengo”, aseguraba a la citada revista. Parece que sus tiempos de renegar de la presión de los focos y de asegurar que “no quería estar atado de un maldito cabo” de la prensa pagara lo que pagase se han terminado.

Todo parecía de color de rosa en la vida de Álex Lequio, pero las informaciones que han salido a la luz en los últimos días podrían trastocar los planes del joven. Este miércoles la revista Diez Minutos publicaba unas imágenes en las que se veía a Álex, junto a Francisca y sus padres entrando en la clínica Memorial Sloan Cancer Center de Nueva York. La citada publicación asegura que la visita a este centro médico se debe a una dolencia del joven empresario, y que su estancia podía alargarse por lo menos un mes, aunque no ofrecía más detalles ni declaraciones. Unos momentos duros para la familia que intentan permanecer unidos por Álex, algo que no es nuevo ya que, ambos padres han intentado mantener siempre una relación cercana y cordial que con el tiempo se convirtió en una amistad.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50