Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ben Affleck se defiende ante quienes critican sus tatuajes y sus kilos de más

"A mí me va bastante bien. Piel dura reforzada por tatuajes llamativos", ha proclamado el actor que en las últimas semanas sufre una campaña contra su físico

Ben Affleck, el 19 de marzo en Los Ángeles.
Ben Affleck, el 19 de marzo en Los Ángeles. ©GTRESONLINE

Las sorprendentes fotografías de Ben Affleck con su espalda totalmente tatuada han propiciado toda clase de comentarios en redes sociales. Muchos de ellos relacionan su nuevo aspecto a la tristeza que le invade tras su separación de Jennifer Garner y al fracaso de su película Batman. A raíz de ese debate, The New Yorker publicó hace unos días un artículo escrito por Naomi Fry en el que la periodista repasa los últimos años de la vida personal de Affleck, con el título: "La gran tristeza de Ben Affleck". La periodista ahonda también en el aspecto físico del actor en las fotografías playeras que han dado la vuelta al mundo, incluso llegándolo a comparar con el personaje Homer Simpson. Numerosos usuarios de las redes consideran que Fry le hace fat-shaming a Affleck —es decir, piensan que se burla de él por gordo-. La situación ha llegado hasta tal punto que el actor ha respondido: "A mí me va bastante bien. Piel dura reforzada por tatuajes llamativos".

"Sus entrañas sobresalen de una forma que, en un país más iluminado como, por ejemplo, Francia, podría considerarse viril, como pasaba con el lujurioso Gérard Depardieu en sus tiempos mozos. Pero en el fascismo estadounidense del fitness, [el aspecto físico de Affleck] tiende a leerse más como algo Homer-Simpsoniano", se puede leer en el artículo de Fry. "Una toalla azul girsácea rodea su cuerpo a media altura de forma protectora, recordando al adolescente vergonzoso de la piscina local. Observando el agua frente a él, su mirada obscura y vacía, Affleck es un senador romano derrotado" .

Durante su participación en The Daily Show, Matt Damon también fue preguntado por el gigantesco tatto que luce su amigo Ben Affleck en la espalda, y que ha generado todo tipo de debates y especulaciones en la red. "No es responsabilidad de un amigo decirle a otro amigo lo que puede o no puede hacerse en su espalda", respondió Damon. "Lo apoyo en todas sus expresiones artísticas", prosiguió entre carcajadas el intérprete. La estrella de Hollywood continuó bromeando sobre la, hasta el momento, desconocida marca permanente de Affleck y señaló que "desafortunadamente no le puedo sacudir, lo conozco desde que tenía 10 años, así que ya son 37 de amistad".

En los últimos meses, los titulares que han protagonizado los hermanos Affleck no han sido especialmente buenos para ninguno de los dos. Ben Affleck ha sido noticia por su divorcio, por sus problemas con el alcohol y por mirar hacia otro lado sobre los abusos sexuales de Harvey Weinstein. En cuanto a Casey Affleck, varias mujeres le han acusado de abusar de ellas. Ahora su padre ha dado una entrevista en la que ha culpado a Hollywood de todos los males de sus dos hijos, a quienes presenta como unas víctimas de la industria del entretenimiento.

“Ha pasado factura a mis dos hijos”, ha dicho tajante Timothy Affleck en declaraciones a la revista Grazia. “Hollywood es un sitio desagradable. Creo que ha tenido un gran impacto en el alcoholismo de Ben. De alguna manera te ves forzado a desarrollar una personalidad que es difícil de abandonar y luego volver a casa con tu familia. Afecta toda tu vida. Creo que ese es uno de los peligros de la industria del cine”, ha asegurado. Es por ello que también ha culpado a la meca del cine del divorcio de su hijo mayor de Jennifer Garner. Unas declaraciones en las que no hace mención ninguna a que según los medios estadounidenses fue una infidelidad del actor y director la que terminó con su matrimonio de 10 años. “Es muy difícil equilibrar la vida familiar en medio de una fama mundial”, ha añadido sobre la mediática ruptura de la pareja de actores.