Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tamara Falcó desvela los secretos de los amores de su madre

La hija de Isabel Preysler y Carlos Falcó habla de Julio Iglesias, Miguel Boyer y asegura que Mario Vargas Llosa es "una maravilla"

tamara falco
Tamara Falcó, durante la charla con Bertín Osborne.

Tamara Falcó, hija de Isabel Preysler y Carlos Falcó, recibió el viernes en Villa Miraflores, la emblemática casa familiar de la reina de la prensa del corazón, a Bertín Osborne dentro del programa Mi casa es la tuya. Con una naturalidad pasmosa desgranó muchos de los secretos de una de las familias más mediáticas. Tamara, de 36 años, relató la vida sentimental de su madre desde su primer matrimonio con Julio Iglesias a su actual relación con Mario Vargas Llosa. "Mario le hace mucho bien a mami. Ella era de ir en opulencia en opulencia y él le hace coger un taxi e ir al cine. Mario le hace vivir la vida".

Ella es la única de los cuatro hijos de Isabel Preysler que convive con Preysler y Vargas Llosa. "Me admira la disciplina de Mario. Es muy madrugador. Todos los días hace una hora de ejercicio, una especie de gimnasia oriental, luego se ducha y está escribiendo hasta la 1. Yo pensaba que vivir con un premio Nobel era un aburrimiento pero no. Como es escritor, le gusta hablar con todo el mundo, con el jardinero".

La hija de Isabel Preysler en el hall de la casa de su madre.
La hija de Isabel Preysler en el hall de la casa de su madre.

Tamara en ese tono de naturalidad sin filtros contó cómo Vargas Llosa un día preguntó si "tío Miguel", por Boyer, estaría contento desde el cielo de que él estuviera con su madre ahora. "Yo pensé con lo celoso que era, sacaría el bazoca". También desveló cómo se enteró de que su madre mantenía una relación con el Nobel. "A mami es muy difícil sacarla del camisón los sábados, pero un día dijo: 'niñas hoy viene a comer un amigo'. Y la vi con un pantalón negro ajustado y dije: aquí hay tomate. Se lo dije a Ana y no se lo creía".

La hija de Isabel Preysler desveló a qué se debe que llame tíos a los maridos de su madre. "Fue ella la que me dijo que lo hiciera. En Filipinas tío es alguien próximo a la familia. Llamé tío a Julio [Iglesias] y a Miguel [Boyer] pero a Mario no, ya soy suficientemente mayorcita".

Tamara, en el momento del almuerzo con sus invitados.
Tamara, en el momento del almuerzo con sus invitados.

Solo se puso seria cuando habló de la soledad que sintió cuando sus padres se separaron "eran muy diferentes". Ella tenía solo 3 años y de vivir con sus tres hermanos de madre y dos de padre - luego llegaron dos más de padre y una de madre- se quedó sola en casa. "Pero como era hija de padres separados me convertí en una consentida".

Tamara Falcó desveló que su madre se enamoró como "una loca" de Miguel Boyer. Sobre sus fuertes convicciones religiosas contó. "Vivía con tío Miguel que era ministro socialista y ateo pero yo me fui al campo con mi padre con una Biblia y un rosario y tuve una llamada muy fuerte". Incluso pensó en meterse monja "si hay demonio pensé que era lo más seguro". También confirmó que lleva agua bendita que utiliza con frecuencia. Tiene una perra caniche a la que llama Jacinta por la pastorcita a la que se le apareció la Virgen.

"Estoy encantada con mi madre. Es un icono. Nos reímos mucho. No es de discutir es de implementar lo que ella dice", explica.

A sus ocho hermanos, cuatro de madre y cuatro de padre los considera hermanos, no medio hermanos. "Enrique ha mutado desde que es padre, es increíble".

Boris Izaguirre, que introdujo la entrevista como amigo de la familia, definió a Tamara Falcó como una "persona envolvente y divertida". La entrevista fue tan surrealista que efectivamente resultó divertida. "Espero que mi madre no me mate cuando la vea", concluyó la protagonista de la noche.

Más información