Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Tendencias BLOGS Coordinado por MARÍA JESÚS ESPINOSA

La Redada: el podcast viral millenial

El podcast diario de Podium estrena su quinta temporada

Los cuatro miembros de La Redada.
Los cuatro miembros de La Redada.

¿Puede un podcast convertirse en viral? ¿Es necesario para triunfar? ¿Para conseguirlo es imprescindible contar con el público más millennial? Todas estas cuestiones nos las planteamos en Podium Podcast cuando comenzamos nuestra andadura en junio de 2016. Sabíamos que el podcast era un formato que –por su propia naturaleza nativa digital iba a conectar de un mejor modo con los oyentes –ahora se les llama ‘usuarios’ más jóvenes. ¿De qué hablaban ellos? ¿Y cómo les podríamos hablar nosotros para que nos prestaran atención? Tras mucho tiempo reflexionando surgió La Redada, un podcast con temas susceptibles de convertirse en virales y con dos podcasters al frente con amplia experiencia en el sector millennial: Lucía Taboada y Miguel Núñez. “Tanto Lucía como yo habíamos hecho una propuesta a la web de la SER para publicar temas curiosos. En ese momento se estaba incubando Podium y ellos decidieron adaptar esa idea y ofrecernos la propuesta de llevarlo a podcast. Nos encantó la idea y nos pusimos a trabajar”, explica Núñez que trabaja como community manager de la Cadena Ser. “Somos una especia Informe Semanal de ‘lo viral’. Lo dividimos en píldoras cortas que vamos soltando de lunes a jueves. Como diría Matthew Lieberman, ahora mismo todos nos hemos convertido en ‘DJs de la información’”. Es decir, asimilamos información y la disfrutamos, pero al mismo tiempo también pensamos a quién le gustaría más. Y nosotros intentamos ofrecer contenidos que interesen y sean compartidos a partes iguales”, explica Lucía Taboada a la que podemos escuchar en Hoy por Hoy, en la sección Todo por la radio de La Ventana y leer en la revista GQ.

La Redada estrena quinta temporada y lo hace con ‘Los Juanes’, Juan Aranaz y Juan López Córcoles técnico y responsable de redes respectivamente que están en el proyecto desde su inicio: “’Los Juanes’ conforman la mitad de un grupo de cuatro que ha congeniado genial y que tiene un sentido del humor y una idea de cómo tratar los temas bastante parecido. Aranaz se encarga de darnos orden con los audios y de que todo suene genial, que puede parecer sencillo, pero no lo es para nada. Si alguna vez escucháis un podcast que suena mal, ese no lo ha hecho Juan Aranaz. Y Juan López, además de ser el más gracioso de los cuatro, se encarga de publicar cada día todo lo que hacemos”, apunta Miguel. Taboada subraya otro detalle esencial: “Vamos, ambos son indispensables, Juanes y zurdos”.

El sentido del humor es una de las características básicas de este podcast que tiene y ha tenido a colaboradores tan relevantes como Zahara, Miguel Rivera del grupo Maga, Percebes y Grelos, Víctor Lloret, los chicos de Quinta Temporada de El País –Natalia Marcos, Eneko Ruiz y Álvaro P. Ruiz de Elvira, Carlos Cano, Fran Gómez o Quan Zhou. “Tenemos un buen salteado de especialistas en varios temas. Tenemos a Fran Gómez, que es nuestro amigo hacker, nos habla de temas de ciberseguridad y nos traduce al lenguaje humano el lenguaje JAVA. La ilustradora Quan Zhou lleva con nosotros algunos meses y estamos intentando ver cómo mezcla el mundo podcast con las ilustraciones, una idea que nos pareció muy interesante. También tenemos a Víctor Lloret, que encuentra personajes históricos que no se han destacado por su buen hacer y lucidez. Miguel Rivera, el cantante del grupo 'Maga' versiona en directo y habla de historia de la música. Carolina Iglesias, Percebes y Grelos, viene una vez cada 15 días para hablarnos de Youtube y de Operación Triunfo (y no necesariamente por ese orden). Carlos Cano hace ‘La sección de comer y beber’, que tampoco hace falta explicar de qué va. Y luego están dos conocidos de El País, Jaime Rubio de Verne y los chicos del blog Quinta Temporada, que nos hablan del mayor vicio del siglo XXI: la series. "Somos un poco como el teletexto del podcast, aunque nos falta la sección de deportes y el horóscopo”, comenta entre risas Taboada que se ha convertido en una de esas influencers –acumula 114.000 seguidores solo en twitter de los que tanto hablan.

Una de las principales ocupaciones de la radio actual es conquistar al oyente más joven. Shows como Nadie sabe nada, La Vida Moderna o Yu, no te pierdas nada trabajan en esa línea. La misma que pretenden conseguir los miembros de La Redada: “No sé diferenciar el rango de edades que engloba en concepto ‘millennial’, pero sí buscábamos hacer contenido interesante para gente joven y yo creo que estamos llegando a algunos de ellos pero no por el camino que uno podría imaginar en un principio. Es decir, uno puede pensar que para llegar a la gente joven hay que crear contenido para gente súper guay, que buscan notoriedad en Internet, inmediatez, estar a la moda, ver todo el rato YouTube, hacer stories de Instagram a todas horas… Pero la gente joven ni es así toda ella, ni es así todo el rato; y, desde luego, lo que no quieren es que le traten como estúpido e impaciente”, comenta Miguel. “Empezó con esa pretensión pero hemos terminado hablando de Las Campos o de Rosa Benito. Tiene de millennial el formato, las hechuras, el diseño, pero se nota que el contenido está hecho por gente que come mucho aguacate pero que roza (supera) la treintena. Es decir, que aunque el podcast tiene contenidos millennials también le puede interesar a más generaciones”, apunta Taboada.

Un momento de la grabación del podcast 'La Redada' en los estudios de la Cadena Ser.
Un momento de la grabación del podcast 'La Redada' en los estudios de la Cadena Ser.

Una de las particularidades del formato podcast es la importancia que tienen los agregadores. Así pues, cuando uno abre el canal de La Redada en iTunes, iVoox o el de la propia app de Podium no sabe bien qué se va a encontrar: “No sabes si te vas a encontrar un podcast sobre el cabello de ángel, sobre series italianas de los 90, sobre bitcoins o sobre cementerios”, explica Miguel. Esa sea, quizás, una de sus fortalezas. Y su los titulares de cada episodio –obra de Juan López es esencial para que el oyente se descargue el episodio, no digamos ya la nomenclatura del propio show: “Le llamamos La Redada porque queríamos posicionarnos en el SEO de Google por delante de la Policía Nacional. No, es broma, en realidad es un simplísimo juego de palabras con el término ‘redes’. Redes…redada. No hay más”, comenta Lucía que se ha convertido en una de las voces más irónicas no solo del podcast sino del ecosistema de redes sociales de nuestro país: “El humor es indispensable, aunque más a nivel de improvisación que de guion. Indispensable porque termina dando algo de frescura a un podcast tan cortito como el nuestro. También va intrínseco en nuestra forma de ser: intentamos reírnos de casi todo. Incluidos nosotros mismos”. Miguel, codirector del podcast, está de acuerdo: “Las cuatro personas que hacemos este podcast tenemos un gran sentido del humor y eso se contagia a la hora de hacer el programa. Nos lo pasamos bien haciéndolo y supongo que la gente que lo escucha también entiende que lo estamos pasando bien. Ahora bien, nuestro objetivo es contar cosas curiosas, no ser graciosos, porque la gente que fuerza hacer gracia es gente terrible. Si a los que nos escuchan les interesa lo que contamos cada día, genial. Y si alguno de esos días se ríen por algo que hemos dicho, pues apoteósico ya. El goce absoluto”.

Las redes sociales son, en este sentido de la propia viralidad, elementos que se tienen muy en cuenta para distribuir el podcast: “Es la forma de que la gente nos vaya conociendo cada vez más y decida ponernos en favoritos o no. Tratamos de llevar nuestro lenguaje en el podcast a las redes sociales y ahora tenemos Instagram porque somos ya un tanto mayores y llegamos a la red social de moda cuando ya no lo es tanto”, bromea Núñez.

Recomiéndame un podcast

Miguel Núñez: “Va frikada pedante. Aviso. Pero es para ejemplificar la cantidad de podcasts diferentes que uno puede encontrar y que hay un podcast interesante para cada persona. Se llama The West Wing Weekly. Es un podcast semanal que analiza cada capítulo de las 7 temporadas de El Ala Oeste de la Casa Blanca (best serie ever). Lo copresenta Joshua Malina, que fue uno de los actores de la mítica serie y traen invitados. Van por el 14 de la cuarta temporada. Se puede escuchar en Spotify”.

Lucía Taboada: No lo recomiendo por corporativismo sino porque me fascinó y me lo escuché en una tarde. Recomiendo encarecidamente V, las cloacas del Estado, un podcast de Podium narrado por Álvaro de Cózar y que es una investigación sobre el Comisario Villarejo que nada tiene que envidiar a House of Cards.

Si la imbricación entre radio y podcast es extraordinaria y, a su vez, está repleta de diferencias susceptibles, en el caso de La Redada se revela de un modo especial, ya que sus creadores trabajan en la radio y conocen los diferentes modos de producción: “Todos somos trabajadores de la radio, sabemos cómo funciona y lo férreo que es una pauta de radio convencional. El podcast supone romper y saltarte casi todas las normas. Creemos que en estos tiempos de fuerte segmentación de la atención conviene ofrecer contenidos breves, bien producidos y algo más despegados de la actualidad”, explica Miguel. Lucía apunta otras motivaciones no menores: “En primer lugar, el podcast, igual la radio, es el único medio en el que puedes disfrutar de un contenido mientras haces otras cosas. Y a partir de ahí añades la enorme ventaja de que ese contenido sea bajo demanda, que no es sólo poder escucharlo cuando quieras, sino también es generar plataformas de audio que funcionen diferente a una radio y se puedan atrever a crear contenido mucho más específico. La gente ya consume masivamente música y series bajo demanda en España. El siguiente cambio sin duda es el podcast”.

Síguenos en Twitter y en Flipboard