Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El productor salmantino Merca Bae: “En Berghain también debe sonar Don Omar”

Su trabajo fusiona todo tipo de estilos musicales, de Wisin & Yandel a Britney Spears, con una osadía que a algunos les resulta insultante

Merca Bae

Merca Bae podría ser una suerte de colisión entre Wisin & Yandel, Britney Spears, y Stormzy (entre otros). Lo suyo es la fusión de estilos de esa forma en la que a algunos les resulta insultante por la “osadía” (libertad/creatividad) con la que entrecruza diferentes etiquetas musicales.

Su fichaje por Perth Records y su vínculo con colectivos como Bala Club, N.A.A.F.I o Sweat Taste son una prueba más de su visión rupturista del club; esa que apuesta por destrozar los estereotipos o porque el reggaetón llegue también a “templos del techno” como Berghain. Es mera evolución; “llega un punto que el público pide cosas nuevas; no hablo de sonidos nuevos o algo realmente creado ahora. A lo mejor el simple hecho de mezclar dos géneros que nadie se esperaba, o aplicar unos sonidos específicos de X estilo a otro, puede ser algo agradable para salir de la monotonía”.

Merca Bae -de origen salmantino pero afincado en Londres y uno de los nuevos talentos con mayor proyección en el plano internacional- estará hoy pinchando en el club berlinés junto a su squad de Perth Records, el sello londinense con el que acaba de estrenar Místico, un EP con vibes latinas y jamaicanas y que ha contado con la colaboración del vocalista dancehall 45Diboss. Cinco tracks cargados de diversas influencias que cada vez pertenecen menos a un territorio tangible específico.

¿Qué fue antes: la construcción de los tracks del EP o el título?

El nombre lleva escogido desde antes de plantearme sacar un EP, y todo ha sido construido a raíz de ello.

¿Sueles desarrollar siempre así tus ideas?

No, en realidad soy bastante espontáneo trabajando (risas). Si me surgen ideas las desarrollo y dejo que fluyan solas. Pero para el primer EP tenía ya muy claro lo que quería transmitir

¿Y tenías claro que iba a ser un trabajo de ritmos latinos? ¿Hay alguna conexión entre el título y los sonidos que predominan en el EP?

Sí, lo tenía claro. Aunque creo que se esperaba algo mucho más latino. Y sí claro, todo en el EP está relacionado: desde los sonidos, al nombre de los tracks, como el título...

Por algunos de tus edits pensé que habría algo de sonido de pop estricto 90's.

Eso me lo guardo para los edits u otro tipo de proyectos. Esto era algo más ‘puro’ y personal. Pero sí, el pop tiene muchas fuentes de las que se puede beber. Hablamos de pop como mainstream?

Sí, exacto.

Entonces sí.

¿Nunca has pensado en reversionar el Spice de las Spice Girls entero, como hiciste con el Wannabe, por ejemplo?

Siempre he pensado en reversionar un álbum entero pero al final quedan tracks sueltos que no dan opción a darles una vuelta. El caso del Spice nunca me lo había planteado, pero sería maravilloso la verdad (risas)

En una entrevista decías -de coña- que igual acababas mezclando sardanas con dancehall. Más allá de la broma, ¿estamos un poquito pasados ya hablando del apropiacionismo en 2018 cuando Internet lleva existiendo desde hace más de 20 años?

Si, totalmente. La gente cree que por el simple hecho de haber nacido en un sitio concreto estas obligado a seguir ciertos estándares culturales a pesar de que vivimos en una sociedad diversa que la gente parece ignorar que existe cuando se trata de su propio ego patriótico.

Y en 2018 prácticamente todo está conectado gracias a Internet. En cuanto a la música latina la gente tiene el concepto de que es puramente del continente donde se originó, lo cual es cierto ya que comenzó allí, aunque España es y ha sido uno de los poco países que ha tenido una fuerte influencia Latina en su cultura. Siendo un país de habla hispana, tuvimos la oportunidad de sumergirnos en esa música ya que entendíamos las letras, las referencias culturales eran muy similares a las nuestras y nuestros países están conectados. En mi caso he vivido rodeado de una fuerte influencia latina, es por eso que creo que desde el momento en que creces con cierta influencia se convierte en parte de lo que eres sin ninguna limitación sobre dónde naciste geográficamente.

¿Cómo surge la colaboración con 45DIBOSS?

Todo surgió gracias a Mina, una productora de Londres. Estuvimos trabajando en un track para su nuevo álbum en el que 45 será el vocalista y, a raíz de ahí, surgió esta colaboración. Se llevó a cabo muy rápido. Él es súper profesional.

Desde que publicaste el EP la semana pasada te hemos visto en bastante movimiento: bolo en París (Coucou Party), paso por Radar Radio, paso por Rinse FM París, ahora Berghain… Llevas poco más de un año en activo con este proyecto pero ¿crees que ahora el sonido/los sonidos en los que llevas trabajando este tiempo generan más interés en la escena?

Sí que se nota ese interés creciente por lo nuevo, el público ya no es tan pasivo y tiene ganas de descubrir qué está pasando. Además, lo bonito de esto es la creación de nuevos sonidos, e incluso de nuevos géneros, y también la ruptura de los estándares básicos de la "música de calidad". Hace 5 años el reggaetón era menospreciado dentro de la industria electrónica y hoy en día se puede escuchar en todas partes, desde Berghain y clubes experimentales de todo el mundo, a cualquier lista de éxitos.

¿Crees que aún hay gente a quien le choque que en Berghain suene reggaetón?

Yo creo que sí. Entiendo que el concepto que se le atribuye a Berghain sigue siendo solamente techno para el 90% de la gente, entonces será chocante. También al tener dos salas mucha gente se mueve por el club (cuando estuve me recordó un poco a lo que pasa en Razzmatazz) así que para alguien que vaya con ese concepto será un shock (risas). De todos modos yo me muevo en un rango muy amplio de BPM y estilos así que espero que todo sea bien recibido.

¿Qué pondrás en la sesión por cierto?

Me voy a hacer un set cucutras muy intenso, pero a lo mejor me anavajean cuando suene Don Omar. En Berghain también tiene que sonar Don Omar.

El productor salmantino Merca Bae: “En Berghain también debe sonar Don Omar”

Ahora que mencionas lo de “música de calidad”, ¿eres tiquismiquis con el tema de la calidad?

Soy muy tiquismiquis en cuanto a calidad del sonido y el producto, no en cuanto al género como tal. De todos modos hay que encontrar un equilibrio entre ‘esencia’ y calidad. No funcionará si todo es un producto sin alma que suena perfecto.

Pero bueno, sí que me considero muy perfeccionista (risas)

Hay artistas de otros sonidos más clásicos (o vanguardistas pero dentro de unos parámetros clásicos), que creen que ha habido un fallo en Matrix para que esta música esté triunfando. ¿Crees que este tipo de ritmos tienen éxito a nivel global por carambola o por alguna causa en concreto?

A ver, todo en exceso cansa. Entonces llega un punto que el público pide cosas nuevas; no hablo de sonidos nuevos o algo realmente creado ahora. A lo mejor el simple hecho de mezclar dos géneros que nadie se esperaba, o aplicar unos sonidos específicos de X estilo a otro, puede ser algo agradable para salir de la monotonía. También respecto a la música latina o la música urbana española creo que una causa grande es que la gente esta cansada de lo mismo y se han quitado muchos estigmas musicales. De todos modos, pienso que la música es cíclica, estamos en un momento de saturación que quizás nos lleve a algo más clásico o menos 'vanguardista'. Creo que es lo que ha pasado con el 'deconstructed club': es muy fácil poner como excusa que has deconstruido un género cuando en realidad es un producto mediocre, entonces todo el mundo se sube al carro (aunque solo unos pocos sean buenos en ello). Por tanto, pienso, que ahora en 2018 la gente quiere romperse en el club más que ir a escuchar snares con mucha reverb cada 14 segundos.

¿Crees que hay música buena y música mala?

Yo creo que más que música buena o mala, hay música bien hecha y mal hecha. El bien y el mal son conceptos muy personales. Yo no considero que haya géneros mejores que otros, algunos son más complejos, otros más simples... pero al fin y al cabo todo es música. Entiendo que si un rapero, por ejemplo, no va a ritmo, está fuera de tono y solo pega berridos te diré que eso es 'malo'; lo que no significa que el rap sea música mala.

Hablando de escena, ¿qué tal te trata la escena de Londres? ¿Notas mucha diferencia con respecto a Spain? Se percibe la influencia del grime en el EP...

Londres no me ha tratado mal, gracias a estar allí he podido firmar con Perth Records y meterme de lleno en esto. La escena es otro asunto, yo creo que lleva muerta unos meses. Es difícil encontrar eventos interesantes en los que el line up no sea el mismo de todas las semanas. Hasta Radar Radio ha empezado a programar por su cuenta, y creo que es por esto mismo. Por supuesto, en comparación con España la oferta era impresionante, pero últimamente aquí la gente quiere hacer cosas y se ven eventos muy guays.

Otro punto a mencionar es que en Londres las radios online hacen mucho para apoyar a los artistas, cosa que aquí no existe, y eso al final da visibilidad a muchísima gente. De todos modos, Londres no es la utopía de la escena underground jaja está lleno de mierda, como en todas partes. Se tiene el concepto de que allí se respeta y se valora la calidad del artista por encima de todo, pero a veces es más importante el con quién te relacionas.

Hasta ahora has jugado bastante con el tema de la identidad y la imagen, pero con este EP has decidido enseñar tu rostro. ¿Es por alguna razón concreta?

Empecé Merca Bae como un proyecto anónimo, ya que sentía que la gente iba a juzgar mi cara antes que mi música dejándose llevar por prejuicios, cosa que ya ha pasado (risas) además creo que cuando valoras algo sin conocer la identidad que hay detrás se hace de una forma más pura. Luego, tras ver la acogida de Merca Bae por la gente pensé que no era tan relevante mi imagen, pero me equivoqué otra vez (risas). Y con todo esto, y gracias a las redes sociales ya era absurdo el intentar esconderme.

¿A qué prejuicios te refieres?

En Inglaterra, que no deja de ser muy conservador, me ha pasado que por el hecho de ser blanco y hacer música latina no lo entiendan. Tienes que ser al menos 'mixed raced' para tener la potestad de hacer música latina. Allí lo ven como algo geográfico no como algo cultural. Y dejando temas raciales a parte, me ha pasado de gente que se esperaba que yo fuese una mujer y al verme en persona se han sentido decepcionados y se han marchado. Como Arca, por ejemplo (risas). Incluso alguna revista, tras haber aceptado entrevistas o artículos, al ver mis fotos y por tanto, mi cara; han decidido etiquetarme como 'no apropiado'.

Estás vinculado a algunos de los colectivos que están proponiendo y llevando a cabo una especie de cruzada por la renovación de la pista de baile como Bala Club o N.A.A.F.I, ¿cuánto tiempo crees que tardarán este tipo de sonidos en asentarse como algo mainstream?

Tardará lo que nosotros queramos. Me explico: hasta que no exista ese objetivo nadie llegará a ser mainstream, de todos modos yo no sé si el objetivo de estos colectivos es llegar a eso. N.A.A.F.I sobre todo ha revolucionado el club de una manera espectacular según mi punto de vista, ahora hay que ver qué camino quieren tomar. Pero creo que lo importante es saber diferenciar qué quieres hacer con el mainstream. Aún no he visto a nadie que haya llevado el underground al mainstream, sino que ha ido adaptando recursos del mainstream a la música undeground. Mi objetivo es llevar el underground al mainstream. 

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.