Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Premio a la mejor partida

Muchas de las derrotas ante jugadores más débiles se deben a que la dama defensora está lejos del rey