Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Christie’s subasta los bolsos más caros de la historia

La casa de subastas espera que el Diamond Birkind en color negro hecho de piel de cocodrilo alcance los 90.000 euros

Bolso Birkin de Hermès metalizado.
Bolso Birkin de Hermès metalizado.

Hay obras de arte que trascienden la pintura, y Christie’s lo sabe. Bolsos convertidos en verdaderas piezas de lujo y en objeto de coleccionista con precios astronómicos. Y eso es precisamente lo que este martes saca a subastas la oficina de París de la casa de subastas: algunos de los bolsos más caros de la historia. Una subasta de los que es probable que sean los 254 bolsos más caros del mundo que se prevé que bata varios récords. Entre las joyas de la subasta, un inusual bolso Birkin de bronce de 2005 que se espera que alcance los 10.000 euros, un Diamond Birkind en color negro hecho de piel de cocodrilo que está previsto que llegue a los 90.000 euros o un bolso joya en forma de hamburguesa de Kathrine Baumann que está valorado en 2.000 euros.

No solo es una subasta para amantes de los bolsos, también pueden tener su hueco mitómanos del cine, en concreto de la desaparecida Elizabeth Taylor. Uno de sus bolsos Hermès Kelly —nombre que le puso la firma en honor de Grace de Mónaco— se va a subastar por segunda vez. En 2011 se pujó por él por primera vez, y ahora se espera que alcance los 30.000 euros por ese accesorio que lució la actriz de los ojos violetas en 1991 y que tiene la particularidad que es un Kelly 20, tamaño que Hemrès dejó de hacer hace 15 años. “Es uno de los bolsos más importantes que se han subastado nunca”, ha asegurado Matthew Rubinger, responsable internacional de bolsos y accesorios de Christie’s.

Bolso Birkin en una subasta de Christie's este lunes.
Bolso Birkin en una subasta de Christie's este lunes. REUTERS

Entre la joyas, un bolso Chanel electrónico de la colección primavera/verano de la maison que ya está agotado en tienda, y que Christie’s subasta en dos tamaños. Precisamente fue un bolso diseñado por Coco Chanel el primero que sacó a una subasta Christies, en 1978. La firma francesa, junto con Hermès y Louis Vuitton, son las tres marcas de lujo estrellas de la subasta, en la que tan solo se va a poder comprar un solo Gucci. Sí habrá un amplio surtido de los clutch joya de Judith Leiber (quien no diseña desde que vendió la compañía en 1999) y Kathrine Baumann, diseñadoras estadounidenses cuyos bolsos joyas los han lucidos actrices como Jennier Aniston o Sharon Stones. Bolsos en forma de hamburguesa, cachorros, peces, la famosa lata de sopa de Andy Warhool donados para la ocasión y que están tasados por encima de los 2.000 euros. En total, 40 de estas piezas que son todas de una misma propietaria y que datan de la década de los ochenta y los noventa.

Los bolsos de lujo no suelen perder su valor, es más, si un tamaño, color o material deja de utilizarse, es más que probable que aumente. “Si sustituyes la palabra bolso por relojes o joyas, parece que tiene más sentido”, ha asegurado Rubinger a la edición británica de Vogue, en la que también afirma que esté tipo de subastas atrae cada vez a más compradores. No hay que olvidar que el pasado mayo en Christie’s Hong Kong se rompió el récord de la mayor cifra jamás pagada por un bolso: 340.000 euros por un Hermès Himalaya con diamantes incrustados.