Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La historia que hay detrás del collar de Kate Middleton

La duquesa de Cambridge lució en la cena de las bodas de platino de Isabel II y Felipe de Edimburgo una gargantilla de perlas de la reina que también llevó Lady Di

Isabel II, con el collar que el lunes llevó Kate Middleton.
Isabel II, con el collar que el lunes llevó Kate Middleton. GETTY/ GTRES

Isabel II posee uno de los joyeros más importantes del mundo. Como en todas las casas reales hay piezas que tienen en propiedad las reinas y otras que pertenecen a la institución. Se llaman joyas de pasar. Los collares de perlas son los favoritos de la reina de Inglaterra. Tiene muchos y los usa tanto a diario como en las grandes ocasiones. Hay uno en especial al que tiene un gran cariño. Se trata de una gargantilla de cuatro hilos con un gran broche de diamante en la parte central. El lunes por la noche, en la cena para celebrar las bodas de platino de Isabel II y Felipe de Edimburgo lo llevó Kate Middleton. Este gesto ha sido interpretado como una deferencia de la reina hacia ella y como un gesto de la duquesa hacia la soberana. Una prueba más de la excelente relación que hay entre ambas.

La gargantilla fue originalmente encargada por la reina usando perlas cultivadas regalo del gobierno japonés. Ella la usó regularmente entre los años 1980 y 1990. Los cuatro hilos de perlas están abrochados con un broche de diamantes, que Isabel II lucía muy ajustado al cuello pero que la esposa de Guillermo de Inglaterra lleva más bajo.

Isabel II, con un collar de perlas de tres hilos, con Felipe de Edimburgo en la foto oficial de sus bodas de platino.
Isabel II, con un collar de perlas de tres hilos, con Felipe de Edimburgo en la foto oficial de sus bodas de platino. AFP

A pesar de tener acceso a una de las colecciones de joyas más extensas e importantes del mundo, la duquesa de Cambridge ha sido relativamente moderada cuando se trata de pedir prestado. Para lucir tan importante pieza, Kate Middleton escogió el lunes un vestido de encaje negro de Diane von Furstenberg.

La gargantilla también fue una de las piezas que llevó en alguna ocasión prestada Diana de Gales. Se la recuerda luciéndola en un banquete de Estado en 1982, el mismo año en que precisamente nació Kate Middleton.

Siguiendo los pasos de la reina y la princesa de Gales, la duquesa también combinó la gargantilla con pendientes de perlas.Se trata de un par de perlas de Collingwood y aretes de diamantes que le regalaron a Diana por su boda y que ahora los ha heredado Kate. Ya los usó en julio en una cena de gala con motivo de la visita oficial de los Reyes de España.

La recepción del lunes en el Castillo de Windsor es una de las pocas ocasiones en las que Kate Middleton ha llevado joyas reales. Hasta ahora había lucido la tiara Lover's Knot que se puso en dos veces en recepciones diplomáticas en el Buckingham Palace, el collar de diamantes Nizam de Hyderabad que lució en la Gala 2014 National Portrait Gallery y la tiara Cartier que le prestaron para el día de su boda.

Otra prueba de la predilección de Isabel II por las perlas es que luce un collar de tres hilos en la foto oficial que conmemora sus 70 años de matrimonio con Felipe de Edimburgo.