Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los cielos de Londres y de la Bretaña francesa se tiñen de naranja

El viento de la tormenta Ophelia ha arrastrado partículas de los incendios forestales de España y Portugal así como arena del desierto del Sáhara provocando un color amarillo ocre en el cielo

Ir a noticia El curioso fenómeno atmosférico que volvió Londres naranja por un día