Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puff Daddy, más que cantante todo un empresario

El rapero ha desbancado a Beyoncé y es el famoso mejor pagado de la lista de 'Forbes'

Puff Daddy, el pasado mayo en la gala del Met en Nueva York.
Puff Daddy, el pasado mayo en la gala del Met en Nueva York. Getty Images

Antes que Jay-Z y Kanye West existía Puff Daddy. Aunque para muchos parecía que el rapero había desaparecido del horizonte, tras una confusa renovación de marca personal que le ha hecho llamar Puffy, P.Diddy y Diddy, y sin lograr grandes éxitos musicales en los últimos años, él ha dejado claro que su influencia sigue y más fuerte que nunca.

Sean John Combs, el rey del hip hop de los años noventa, es, según la lista Forbes de 2017, el famoso mejor pagado del mundo con 116 millones de euros amasados en los últimos 12 meses. Y el dato es tan impactante que hasta la propia revista tituló: ¿Por qué Diddy es el número 1 en la lista de las 100 celebridades más ricas?

Beyoncé, en el año en el que triunfó con su disco Lemonade y la gira Formation Tour, se quedó en segunda posición con 93 millones de euros. Pero ¿quién se acuerda de cuál fue la última canción popular de Diddy? Su top 10 más reciente en Billboard fue en 2006 y su gira del año pasado Bad Boy Family Reunion Tour fue como El gusto es nuestro, de Ana Belén, Joan Manuel Serrat, Miguel Ríos y Víctor Manuel, en versión hip hop: juntó a sus compañeros de género y generación y recorrió 25 ciudades sin salir de EE UU. Además, Can’t Stop, Won’t Stop, el documental que él mismo ha producido sobre su vida —lleva 25 años pegado a una cámara—, se estrenó en iTunes el 25 de junio y a su estreno en la masión que el rapero tiene en Los Ángeles acudieron estrellas de la música como: Madonna, Snoop Dog, Vin Diesel, Lana Del Rey, Ray J, French Montana y Lil Yachty, entre otros.

Jennifer Lopez y P. Diddy, en los premios Grammy del año 2000. ampliar foto
Jennifer Lopez y P. Diddy, en los premios Grammy del año 2000.

¿De dónde sale tanto dinero para un artista tan poco relevante? La explicación: el conglomerado Global Group Bands compró su firma de moda Sean John y soltó 63 millones de euros al músico, dejándole todavía un 20% de los beneficios a su nombre. Pero todavía quedarían por explicar otros 53 millones. Para situar lo que significa esta cifra, el cantante del tema Shape of You, Ed Sheeran, ganó 33 millones.

El negocio de la audiencia

Pues bien. P.Diddy, de 47 años y seis hijos, tiene características fundamentales para triunfar: olfato y capacidad de trabajo. Fue capaz de ver antes que nadie el potencial del hip hop como fenómeno de masas, fichando a Lil’ Kim, Mary J. Blige o Notorious B.I.G. para su productora Bad Boy Entertainment, que en 2018 cumplirá 25 años. Fue pareja de Jennifer Lopez, produjo música para Mariah Carey y Beyoncé e incluso entrevistó a Barack Obama para la MTV cuando empezaba su campaña para ser senador en Illinois en 2004. Por supuesto, también vendió millones de discos él mismo y ganó tres premios Grammy.

Pero, principalmente, vio enseguida que la música empezaba a dejar de ser un negocio multimillonario y que era momento de reinventarse. En una entrevista con Forbes, Diddy reconoció: “Todos mis negocios están relacionados. Pertenecerán a distintas categorías o industrias, pero sigo en el ‘negocio de la audiencia’. Mi misión es siempre la misma: crear grandes experiencias para el público. Hacer sus vidas un poco más divertidas, un poco más emocionantes”. Además de su firma de ropa, el empresario también tiene marcas de tequila, vodka y aguas alcalinas y es accionista de Revolt TV. Forbes también recuerda que su fortuna total está valorada en 732 millones de euros, lo que le convierte en el músico más rico de EE UU.

Así, el niño que nació en Harlem, y que tras quedar huérfano no dudó en limpiar baños o vender limonadas, sigue dando sopas con honda a la industria del espectáculo.

La ley de Diddy

El cuento de superación de Sean John Combs tiene más de una salvedad legal y el líder de la lista Forbes tiene más litigios y episodios truculentos que números 1 en el Billboard. Protagonizó una auténtica pelea de pandilleros a escala millonaria en el mundo del hip hop de la costa Este y la costa Oeste. El saldo de este enfrentamiento: la muerte violenta de los cantantes Tupac Shakur y Notorious B.I.G. en menos de seis meses. Su relación con JLo, no en vano, terminó poco después de un mediático tiroteo en el club New York tras el que fue arrestado, aunque quedó libre de cargos. En su aventura textil tuvo que dejar de producir una chaqueta que resultó estar hecha con piel de perro. Y en el cuerpo a cuerpo, Diddy reconoció haber atacado a un ejecutivo musical con una silla y una botella de champán, pasó una noche en prisión por atacar con una pesa rusa al entrenador de fútbol americano de su hijo y fue denunciado por una empleada que lo acusa de pedirle que le sirviera mientras mantenía relaciones sexuales.