Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

11 títulos para celebrar el Día del Libro 2017

Una selección de títulos en los que la protagonista es la propia literatura

  • "Cada librería condensa el mundo. No es una ruta aérea, sino un pasillo entre anaqueles lo que une tu país y sus idiomas con regiones extensas en que se hablan otras lenguas": así se refiere Jorge Carrión en su ensayo 'Librerías' a estos espacios que exceden la categoría de "tienda" y que siguen volviendo locos de deseo a los letraheridos del mundo entero. El libro, que fue finalista del Premio Anagrama de Ensayo, destripa, en el mejor sentido de la palabra, todo el valor simbólico de las librerías en su recorrido por las más emblemáticas del planeta.
    1Jorge Carrión: Librerías (Anagrama, 2013) "Cada librería condensa el mundo. No es una ruta aérea, sino un pasillo entre anaqueles lo que une tu país y sus idiomas con regiones extensas en que se hablan otras lenguas": así se refiere Jorge Carrión en su ensayo 'Librerías' a estos espacios que exceden la categoría de "tienda" y que siguen volviendo locos de deseo a los letraheridos del mundo entero. El libro, que fue finalista del Premio Anagrama de Ensayo, destripa, en el mejor sentido de la palabra, todo el valor simbólico de las librerías en su recorrido por las más emblemáticas del planeta.
  • Poner en marcha una biblioteca en un pueblo francés devastado tras la Segunda Guerra Mundial: esa es la misión que lleva a cabo la protagonista de esta novela, en la que se vuelve a poner de manifiesto el poder curativo de la lectura. Así, en este texto conciso e intimista de la estadounidense Clark Bremer, autores como Proust o Valéry acuden al rescate del espíritu dañado de los que sufrieron la violencia humana. Traducción: Laura Salas.
    2Mary Ann Clark Bremer: Una biblioteca de verano (Periférica, 2012) Poner en marcha una biblioteca en un pueblo francés devastado tras la Segunda Guerra Mundial: esa es la misión que lleva a cabo la protagonista de esta novela, en la que se vuelve a poner de manifiesto el poder curativo de la lectura. Así, en este texto conciso e intimista de la estadounidense Clark Bremer, autores como Proust o Valéry acuden al rescate del espíritu dañado de los que sufrieron la violencia humana. Traducción: Laura Salas.
  • La literatura rusa, con sus zares, dramas humanos y escenografías suntuosas es un excelente instrumento para entender la cultura de ese gran país. La autora de Los poseídos cayó fascinada ante los pesos pesados de esta tradición literaria y decidió embarcarse en este proyecto de verdad inclasificable, pues contiene aspectos cronísticos –la narradora pasó un verano en Samarcanda–, ensayísticos y ficcionales, todos ellos centrados en su amor por la tradición literaria de Rusia. Traducción: Marta Rebón.
    3Elif Batuman: Los poseídos (Seix Barral, 2011) La literatura rusa, con sus zares, dramas humanos y escenografías suntuosas es un excelente instrumento para entender la cultura de ese gran país. La autora de Los poseídos cayó fascinada ante los pesos pesados de esta tradición literaria y decidió embarcarse en este proyecto de verdad inclasificable, pues contiene aspectos cronísticos –la narradora pasó un verano en Samarcanda–, ensayísticos y ficcionales, todos ellos centrados en su amor por la tradición literaria de Rusia. Traducción: Marta Rebón.
  • En 1959, Florence Green decide abrir una librería en la localidad inglesa costera de Hardborough, un lugar diminuto y de difícil acceso. Con esta situación como desencadenante, Fitzgerald construye una historia de aprendizaje, superación, dificultades y, sobre todo, amor por los libros, que resultó finalista del Booker Prize en 1978. Traducción: Ana Bustelo
    4Penélope Fitzgerald: La librería (Impedimenta, 2010) En 1959, Florence Green decide abrir una librería en la localidad inglesa costera de Hardborough, un lugar diminuto y de difícil acceso. Con esta situación como desencadenante, Fitzgerald construye una historia de aprendizaje, superación, dificultades y, sobre todo, amor por los libros, que resultó finalista del Booker Prize en 1978. Traducción: Ana Bustelo
  • A lo largo de las más de ochocientas páginas de este libro, Moisés Mori mira con lupa la obra de la escritora francesa Annie Ernaux, de cuya obra autoficcional es admirador. Y lo hace como buen discípulo de ésta, pues él también decide incluir en su discurso tanto su propia cotidianidad como sus dilemas morales, convirtiéndose en un personaje más de este apasionado e insólito diario de lecturas.
    5Moisés Mori: Escenas de la vida de Annie Ernaux. Diario de Lecturas (KRK, 2011) A lo largo de las más de ochocientas páginas de este libro, Moisés Mori mira con lupa la obra de la escritora francesa Annie Ernaux, de cuya obra autoficcional es admirador. Y lo hace como buen discípulo de ésta, pues él también decide incluir en su discurso tanto su propia cotidianidad como sus dilemas morales, convirtiéndose en un personaje más de este apasionado e insólito diario de lecturas.
  • El título de este libro puede hacernos pensar en un manual irónico para impostores que quieren quedar bien en eventos sociales. Nada más lejos de su contenido: si bien el ensayo de Bayard no está exento de humor, también es una herramienta sofisticada para pensar sobre sobre el canon literario –que tanta vergüenza da no conocer a fondo– y, en definitiva, sobre el valor social de la lectura. Traducción: Albert Galvany.
    6Pierre Bayard: Cómo hablar de los libros que no se han leído. (Anagrama, 2008) El título de este libro puede hacernos pensar en un manual irónico para impostores que quieren quedar bien en eventos sociales. Nada más lejos de su contenido: si bien el ensayo de Bayard no está exento de humor, también es una herramienta sofisticada para pensar sobre sobre el canon literario –que tanta vergüenza da no conocer a fondo– y, en definitiva, sobre el valor social de la lectura. Traducción: Albert Galvany.
  • El escritor serbio Goran Petrovic obtuvo el premio NIN, máximo galardón de las letras de su país, con esta novela de corte totalmente antirrealista protagonizada a su vez por la novela Mi legado, del escritor ficticio Anastas Branica. En su interior habitan sus propios lectores, que son capaces de interactuar y entrecruzar sus vidas gracias a la novela de Branica, lo cual es una metáfora de lo que nos ocurre cuando abordamos un libro con verdadero placer e interés. Traducción: Dubravka Sužnjević.
    7Goran Petrovic: La mano de la buena fortuna. (Sexto Piso, 2006) El escritor serbio Goran Petrovic obtuvo el premio NIN, máximo galardón de las letras de su país, con esta novela de corte totalmente antirrealista protagonizada a su vez por la novela Mi legado, del escritor ficticio Anastas Branica. En su interior habitan sus propios lectores, que son capaces de interactuar y entrecruzar sus vidas gracias a la novela de Branica, lo cual es una metáfora de lo que nos ocurre cuando abordamos un libro con verdadero placer e interés. Traducción: Dubravka Sužnjević.
  • Cualquier novela puede convertirse en un manual de autoayuda si llega a nosotros en el momento adecuado. Esta es la idea principal que atraviesa esta novela, cuya protagonista, deprimida y decepcionada tras diversos fracasos vitales, emplea la literatura como receta contra las enfermedades del alma. Así, escritores como Oscar Wilde, Flaubert o Mary Shelley se convertirán en sus mejores consejeros.
    8Sofía Rhei: Espérame en la última página. (Plaza Janés, 2017) Cualquier novela puede convertirse en un manual de autoayuda si llega a nosotros en el momento adecuado. Esta es la idea principal que atraviesa esta novela, cuya protagonista, deprimida y decepcionada tras diversos fracasos vitales, emplea la literatura como receta contra las enfermedades del alma. Así, escritores como Oscar Wilde, Flaubert o Mary Shelley se convertirán en sus mejores consejeros.
  • Si por el salón de la casa de tus abuelos pasaron los principales intelectuales del siglo XX afincados en Londres, es casi obligatorio escribir un libro de recuerdos dedicado tanto a ellos como a la casa en sí, y en especial a su amplia biblioteca. Esto se propone en este libro Sasha Abramsky, el nieto del académico e intelectual Chimen Abramsky, y de este modo permite a los lectores del siglo XXI asomarse a aquellas tardes de charlas y debates que transcurrían entre libros. Traducción: Ángeles de los Santos.
    9Sasha Abramsky: La casa de los veinte mil libros (Periférica, 2016) Si por el salón de la casa de tus abuelos pasaron los principales intelectuales del siglo XX afincados en Londres, es casi obligatorio escribir un libro de recuerdos dedicado tanto a ellos como a la casa en sí, y en especial a su amplia biblioteca. Esto se propone en este libro Sasha Abramsky, el nieto del académico e intelectual Chimen Abramsky, y de este modo permite a los lectores del siglo XXI asomarse a aquellas tardes de charlas y debates que transcurrían entre libros. Traducción: Ángeles de los Santos.
  • Esta novela se podría comparar con una muñeca rusa que contiene dentro los inicios de diez novelas de autores imaginarios. Esta "novela sobre el placer de leer novelas", como la describió el propio Calvino, es un experimento placentero tanto para los lectores como para su autor, que fue único miembro de lengua italiana del grupo literario experimental OULIPO. Traducción: Esther Benítez.
    10Italo Calvino: Si una noche de invierno un viajero (Siruela, 2015) Esta novela se podría comparar con una muñeca rusa que contiene dentro los inicios de diez novelas de autores imaginarios. Esta "novela sobre el placer de leer novelas", como la describió el propio Calvino, es un experimento placentero tanto para los lectores como para su autor, que fue único miembro de lengua italiana del grupo literario experimental OULIPO. Traducción: Esther Benítez.
  • No hay como los libros para reconstruir vidas e historias. Lo sabe Roland Mitchell, el joven académico que protagoniza esta novela de la británica Angela Byatt. Su investigación sobre el escritor victoriano Randolph Ash le conduce tras el rastro de la amante de este, la poeta decimonónica Christabel LaMotte. La finura de Mitchell para analizar textos le lleva a desentrañar diversos misterios del pasado, en un texto que ironiza sobre las excentricidades tanto de la academia como de los nacidos en Inglaterra. Traducción: María Luisa Balseiro
    11A. S. Byatt: Posesión (Anagrama, 2001) No hay como los libros para reconstruir vidas e historias. Lo sabe Roland Mitchell, el joven académico que protagoniza esta novela de la británica Angela Byatt. Su investigación sobre el escritor victoriano Randolph Ash le conduce tras el rastro de la amante de este, la poeta decimonónica Christabel LaMotte. La finura de Mitchell para analizar textos le lleva a desentrañar diversos misterios del pasado, en un texto que ironiza sobre las excentricidades tanto de la academia como de los nacidos en Inglaterra. Traducción: María Luisa Balseiro

Más información