Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere la tortuga a la que sacaron casi 1.000 monedas del estómago en Tailandia

El animal se tragaba el dinero que los turistas le echaban para ahuyentar la mala suerte

Los veterinarios preparan a la tortuga para la intervención quirúrgica en la que se extrajeron cinco kilos de monedas.

La tortuga marina que fue operada hace dos semanas en Tailandia para sacarle 915 monedas del estómago ha muerto este martes en un centro veterinario de Bangkok por problemas intestinales provocados tras la intervención. Omsin, cuyo nombre significa hucha, fue operada el 6 de marzo por veterinarios de la Universidad de Chulalongkorn que le extrajeron del estómago cinco kilos de monedas tailandesas y extranjeras.

La tortuga se tragó las monedas que los turistas lanzaron en su charca en un parque al este de Bangkok y fue trasladada el mes pasado a la facultad de veterinaria después de que los cuidadores del recinto vieran que tenía dificultades para nadar. Según las creencias de los tailandeses, lanzar monedas en un estanque con tortugas ayuda a ahuyentar la mala suerte.

El domingo, el reptil de 25 años tuvo que ser operado de nuevo después de que una radiografía revelara que los intestinos se habían enredado entre ellos en el hueco que habían dejado las monedas. Antes de su recaída, los veterinarios confiaban en la recuperación del animal, al que planeaban devolver al centro de rehabilitación de tortugas de la Marina tailandesa en Sattahip, a unos 100 kilómetros al este de Bangkok.

"Pensábamos que íbamos a hablar del plan de llevar a Omsin a Sattahip a nadar, porque después de la operación vimos que estaba en buenas condiciones", dijo la veterinaria que lideró la intervención, Nantarika Chansue. "Antes de sus últimos momentos Omsin nadaba y volvió a comer y...", añadió Nantarika en una conferencia de prensa televisada.

Los veterinarios atribuyeron la muerte a la acumulación de gas provocada por la obstrucción intestinal, lo que le causó deshidratación y septicemia. "Le realizaron otra operación para aliviar el gas y reorganizar sus intestinos torcidos, pero el animal se debilitó después de la segunda operación", añadió el jefe del departamento de cirugía veterinaria de la universidad, Passakorn Prueksawan.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información