Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La última excentricidad de Lady Gaga: cantar en un tejado

Abogados y técnicos preparan la actuación de la cantante en la Super Bowl, en la que podría arriesgar en exceso

Super Bowl 2017
Lady Gaga, durante su actuación el pasado noviembre en el desfile de Victoria's Secret en París.

Lady Gaga está dispuesta a jugarse el tipo para que su show en el intermedio de la Super Bowl sea el más espectacular hasta la fecha. La diva quiere cantar en el techo del estadio donde se disputará la final el próximo 5 de febrero, y para llevarlo a cabo están trabajando desde técnicos hasta abogados. Varios medios en Estados Unidos han revelado que el equipo de la cantante y actriz está preocupado por el ambicioso plan de la estrella, mientras que ella está firmemente decidida.

Además de por los riesgos que pretende correr, la Super Bowl de Gaga está ocupando titulares en la prensa también por cuestiones políticas. Se ha publicado que la NFL, la liga de fútbol responsable del evento, habría impedido por contrato a Lady Gaga referirse al ya presidente de EE UU Donald Trump durante los 15 minutos de su espectáculo. Un portavoz de la liga lo desmintió rápidamente, asegurando que “nadie ha distraído a la cantante de sus ensayos con cuestiones ajenas a lo artístico”. Ni ella ni su entorno han reaccionado a ese comunicado, por lo que cabe la posibilidad de que Lady Gaga, partidaria activa de la demócrata Hillary Clinton en las pasadas elecciones y una de las primeras en protestar tras conocerse el resultado, hable en contra de magnate republicano en la retransmisión televisiva más vista de cada año en el mundo.

Aunque todo está por confirmar, se da por hecho que el escenario de su show será el techo del estadio NRG de Houston (Texas). Para llevar a la cantante de forma segura hasta allí, se están barajando todas las posibilidades. Desde perforar un agujero en la estructura hasta subirla por aire. Incluso se tendría lista una actuación grabada por si en directo el techado tarda más de los siete minutos previstos en abrirse, aunque es la última opción ya que Gaga quiere que todo se presente en vivo. Por otro lado, un equipo de abogados trabaja con distintas aseguradoras desde hace semanas para cubrir cualquier eventualidad de una actuación que desde su entorno califican de “locura”. Mientras, ella se muestra en sus redes sociales totalmente entregada al que será uno de los eventos de su vida. Preparándose a diario con un entrenador personal y ensayando en el jardín de su mansión en el sur de California, donde ha llegado a construir un escenario en el que posa junto a un ejército de bailarines.

Training. Everyday all day 🏈🎤#superbowl #halftime

Una foto publicada por xoxo, Joanne (@ladygaga) el

Finalmente, el pasado miércoles la estrella hizo público el primer avance de la actuación. Un vídeo en el que se puede ver parte de los ensayos y en el que habla sobre la magnitud del show. “Será especial porque llevo planeando esto desde que tenía cuatro años, así que sé exactamente lo que voy a hacer… Es un espectáculo en un escenario mundial por el número de personas que lo ve y el número de veces que se ha hecho. El resto es mirarlo y pensar, ¿qué puedo hacer diferente, cómo puedo elevar ciertas cosas y al mismo tiempo que gire en torno a la música? Ahí es donde se supone que debo llegar”, anticipa. En el clip se pueden ver fragmentos de la coreografía de uno de sus grandes éxitos, Bad Romance, que previsiblemente no faltará. Pero ni una pista sobre si Lady Gaga pasará a la historia por ser la primera artista en criticar a un presidente de Estados Unidos durante su actuación en la Super Bowl.

Más información