Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los españoles son los europeos que más ligan con auxiliares de vuelo

Cuatro de cada diez reconoce haber coqueteado con un auxiliar. Y un 14 % de los auxiliares confiesa haber tenido relaciones durante el vuelo

auxiliares de vuelo
Pedro Almodóvar, sabedor de todo lo que puede ocurrir en las alturas, dirigió en 2013 'Los amantes pasajeros', hilarante película que transcurre en el interior de un avión.

Quien diga que nunca ha fantaseado con tener algún tipo de relación sexual en el interior de un avión probablemente mienta. Encuentros fortuitos en los aseos de la cabina con pilotos, azafatas/os o compañeros de viaje protagonizan una de las fantasías eróticas más recurrentes del imaginario colectivo. Y nunca pierden fuelle. Para algunos, un trayecto en avión se plantea como una aventura que puede acabar en victoria.

Coquetear se ha convertido en un pasatiempo tan lícito como escuchar música, hablar con el compañero, ver películas o dormir. Estas son las cosas que más se hacen durante un vuelo, según una encuesta realizada por Jetcost, buscador de precios baratos de vuelos, hoteles y alquiler de coches.

Encabezamos el ránking entre los europeos. Un 36% de turistas españoles intenta ligar con un tripulante de cabina. Un 15% de estos dice haberlo logrado

En el ligoteo, los españoles se llevan la palma y demuestran que no hay nacionalidad europea capaz de superar nuestra tenacidad. Aunque muchos de los encuestados admite haber fracasado. Un 36 % de turistas españoles intenta ligar con un tripulante de cabina. Un 15 % de ese 36 % asegura haberlo logrado. Cuatro de cada diez encuestados admite haber coqueteado con personal de cabina porque: a) La persona en cuestión les parecía muy atractiva (39 %); b) habían escuchado historias picantes sobre los asistentes de vuelo (21 %), y c) les daba mucho morbo intentarlo (18 %).

A aquellos valientes que admitieron haber intentado algún tipo de acercamiento con profesionales de vuelo se les preguntó por la posterior reacción del miembro de la tripulación y un 43 % reconoció que lo único que obtuvieron fue "una cara de extrañeza y mucha indiferencia". Un 31 %, sin embargo, aseguró que les habían seguido el juego, un 18 % afirmó que la azafata o azafato les evitó durante el resto del vuelo, y un 8 % se llevó una buena reprimenda solo por intentarlo.

Un dato a destacar es que el hombre intenta ligar en el avión el doble de veces que la mujer. Por su parte, los auxiliares de vuelo (ellos y ellas) también aprovechan sus horas de trabajo para hacer contactos y un 14 % confiesa haber tenido relaciones sexuales con algún pasajero "durante el vuelo".

Los resultados de esta encuesta, realizada a 500 personas en cada país (250 hombres y 250 mujeres) que viajan mínimo dos veces al año en los principales aeropuertos, revelan que los españoles y españolas son los que más esfuerzos centran en mantener un encuentro de altos vuelos: somos los que más lo intentamos y los que más lo conseguimos.

Los italianos nos siguen de cerca: lo intenta un 30 % y lo logra un 10 %. Los alemanes ocupan un digno tercer puesto con un 22 % de intentos y 8% de éxitos, mientras los portugueses se quedan en el cuarto lugar con un 20 % de conatos y un 9 % de victorias. Y franceses (15 % intentos, 8 % éxitos) y británicos (14 % frente a 6 %) se quedan en el quinto y sexto puesto del ranquin europeo.

Ránking de los europeos que más intentan ligar en un avión:

Españoles: lo intenta un 36 %, y lo consigue un 15 %.

Italianos: lo intenta un 30 %, y lo consigue un 10 %.

Alemanes: lo intenta un 22 %, y lo consigue un 8 %.

Portugueses: lo intenta un 20 %, y lo consigue un 9 %.

Franceses: lo intenta un 15 %, y lo consigue un 8 %.

Británicos: lo intenta un 14 %, y lo consigue un 6 %.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información