TentacionesTentaciones

Chimo Bayo: “Durante años hemos tenido el estigma de ser unos degenerados y unos golfos”

Fue el rey de La Ruta y el mesías de la fiesta. Ahora recupera esa época en su primera novela, 'No iba a salir y me lie', firmado junto a la periodista Emma Zafón

Toda historia, por mucho que la prensa o la sociedad más carca la demonice, tiene sus héroes. Este es el caso de Chimo Bayo, el DJ y productor que traspasó fronteras a principios de los noventa gracias a La Ruta del Bakalao y que, ahora, de la mano de la periodista Emma Zafón, recupera el espíritu del aquel hito del hedonismo valenciano en su debut literario, No iba a salir y me lie (Roca editorial).

Facebook Live con Chimo Bayo

Hoy, 26 de octubre, el director de TENTACIONES estará con el músico a las 17:30 de la tarde para que podáis lanzarle cualquier tipo de pregunta en directo. ¡Os esperamos!

"El libro tiene un toque sentimental y podría decirse que es una novela histórica de ficción", explica el autor de la inmortal Así me gusta a mí. "Aunque explique el relato de unos cuarentones que quieren rememorar aquella época dorada del clubbing, en realidad trata sobre la búsqueda de la felicidad de unas personas que consideran que su vida está acabada".

De paso, su novela también intenta hacer un poco de justicia. , afirma Chimo. "Dos décadas después, se está reconociendo como cultura. Yo era como un predicador en la discoteca, un chamán que ayudaba a disfrutar. Lo mejor de aquellos años era la empatía de la gente que salía cada fin de semana: si tropezabas con alguien y le tirabas el cubata encima, lejos de pelearte acababas haciéndote amigo de él. Obviamente, las drogas de diseño andaban a sus anchas, pero conozco muy pocas víctimas de aquella época".

Chimo ya está maquinando su vuelta a la música con dos futuras canciones, Diablo y El bien y el mal, aparte de un cameo junto a su hija Tanya (que ha seguido los pasos de su padre) en el filme Paella today. La Ruta, lejos de quedar en el olvido, se está reivindicando como nunca. Y, como bien apunta Zafón, su escudera en esta aventura literaria, "ya iba siendo hora de que no solo se hable de la Movida Madrileña y se deje de ningunear lo que ocurrió en Valencia. Como mínimo, las nuevas generaciones merecen conocer que durante años fuimos la capital de la música electrónica europea".

Bombas, bombas - Cinco momentazos de Chimo

1. Parar una pelea en directo

"Mientras actuaba en Arsenal vi que se había formado una pelea. Bajé la música, cogí el micro y dije que si aquello no paraba no volvería a sonar nada. En treinta segundos todo se arregló y nuevamente reventé la pista con mis canciones".

Portada de la novela.
Portada de la novela.

2. A punto de ser decapitado

"Muchas noches me acompañaba mi amigo Jonathan en el escenario, vestido de androide con una katana. Con el humo y las luces apagadas casi me decapita. Por suerte me agaché en el momento adecuado. Tengo la cabeza en su sitio de milagro".

3. El hit

"Cuando salió Así me gusta a mí paseaba por la calle y todo el mundo estaba escuchando el tema en sus coches o en la radio. Me sentí como Jim Carrey en El show de Truman".

4. Triunfo nipón

“Parece increíble, pero actué para 55.000 personas en el Tokyo Dome. Bombas fue número uno en Japón y estaba precisamente dedicada a las víctimas de la guerra y tragedias como Hiroshima".

5. La tía Enriqueta

"Me decían que no la titulara así, pero me negué rotundamente a cambiarlo. Habla de esas mujeres de setenta años capaces de hacer de todo y que tienen la mentalidad de una joven de veinticinco. Me siento muy orgulloso de esa canción".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS