Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jim Carrey acusa a la familia de su ex de querer ganar dinero con su sucidio

El actor presenta una petición en la Corte de Los Ángeles para frenar las dos demandas que le culpan de la muerte de Cathriona White

Jim Carrey, en el funeral de Cathriona White, celebrado en octubre de 2015 en Cappawhite. Ampliar foto
Jim Carrey, en el funeral de Cathriona White, celebrado en octubre de 2015 en Cappawhite.

Con tan solo unos días de diferencia, Jim Carrey se convirtió en el blanco de dos demandas que le acusaban de ser el culpable de la muerte de Cathriona White, su novia intermitente durante un par de años que se quitó la vida en septiembre de 2015. Ahora el actor ha contratacado a la madre de la joven y su marido (de quien no estaba divorciada legalmente), asegurando que con sus denuncias lo único que buscan es ganar dinero con la desgracia.

Cathriona White y el actor Jim Carrey, por las calles de Nueva York en mayo de 2015. ampliar foto
Cathriona White y el actor Jim Carrey, por las calles de Nueva York en mayo de 2015.

Tanto Brigid Sweetman como Mark Burton alegan en sus denuncias que Carrey fue quien subministró los medicamentos que utilizó White para quitarse la vida, por lo que le acusan de homicidio negligente ya que el historial de depresivo de la joven maquilladora de 30 años era conocido. En la orden presentada por los abogados del actor para paralizar los procesos, este niega que le diera dichos fármacos y aseguran que ella los robó de su casa. En los papeles que el intérprete presentó este martes en la Corte de Los Ángeles, Carrey asegura que son “denuncias basadas en mentiras categóricas inventadas por Sweetman en colaboración con el marido green card [en referencia al permiso de residencia en EE UU] de White” y que ambos están movidos por la codicia.

“Sweetman no tenía relación con su hija, ni siquiera la quería”, dice Carrey. “Solo ama el dinero”, zanja en los documentos con los que pretende frenar las denuncias y en los que también solicita que si se sigue adelante con el proceso judicial la madre de su expareja –Carrey rompió con White poco antes de su suicidio- demuestre que tiene 372.700 dólares para costear el proceso.

“White estaría horrorizada con que se difundiera su historial médico con las enfermedades de transmisión sexual que padeció”, asegura el escrito de Carrey en referencia a las revelaciones de la madre de la joven que aseguran que el actor le contagió clamidia y herpes I y II en 2013. El intérprete también lamenta que se hayan entregado a los medios de comunicación los mensajes privados que se mandaba la pareja por WhatsApp. “Carrey está devastado por el suicidio de White, pero no es responsable de él. Es intolerable que Sweetman, motivada por la avaricia, busque dinero de sangre de Carrey”. Según cuenta ahora, el pasado noviembre le pidió al intérprete canadiense vía email que le comprara una nueva casa ante el acoso de algunos vecinos que la veían como la culpable de la muerte de su hija, y ante su rechazo se enfadó y amenazó con estar pensando en suicidarse.

Según varios medios estadounidenses, el actor habría contratado a un equipo de detectives para rebuscar los trapos sucios de Brigid Sweetman y Mark Burton. Las nuevas palabras de Carrey se unen a los mismos argumentos que ya lanzó después de conocer la primera demanda. “No toleraré este intento desalmado de explotarme a mí o a la mujer que amé. Los problemas de Cat nacieron mucho antes de que la conociera y, tristemente, su trágico final estaba fuera del control de cualquiera”, dijo entonces. “Amaba su cara. Amaba su acento irlandés. Amaba la manera como olía. Disfruté de una bonita relación de 10 meses llena de dulzura y afecto”, ha añadido ahora.