Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

J.A. Bayona: De colarse en Sitges a reventar las taquillas

Se metía en los pases de prensa haciéndose pasar por periodista y ahora pisa los festivales de cine sabiéndose deseado. Antes de comenzar a rodar la secuela de ‘Jurassic World’, hablamos con el director sobre ‘Un monstruo viene a verme’

Trailer de 'Un monstruo viene a verme'. 

Se colaba en los pases de prensa de Sitges haciéndose pasar por periodista. Ahora pisa los festivales, de Toronto a San Sebastián, sabiéndose deseado. Cuando uno amasa 200 millones de dólares con una película que ha costado 30, como Lo imposible, la industria le pone ojitos. Antes de rodar la secuela de Jurassic world, J. A. Bayona mezcla drama y fantasía en Un monstruo viene a verme.

¿De niño pasabas las horas dibujando en tu habitación, como el protagonista de la película? Sí, estaba obsesionado con dibujar. Recuerdo horas y horas dibujando superhéroes, el Guernica, las Pinturas Negras de Goya…

Uno de los chicos que le hacen bullying le dice "Siempre estás en tu mundo de sueños. ¿Qué hay ahí tan interesante?"
A mí me lo dicen mis amigos constantemente. Creo que hay una necesidad de perderse en ese mundo de fantasía. Conor está muy en contacto con lo creativo y se enfrenta a un mundo de adultos donde todo es más racional y matemático.

Bayona en el último Festival de Cine de San Sebastián Cordon Press

¿Dirías que es tu película más personal, en la que hay más de ti?

Creo que sí. Me fui apoderando de la historia, como tuvo que hacer Patrick Ness a la hora de escribir la novela. Él recibió el encargo de Siobhan Dowd, especializada en literatura para niños, que quiso escribir una novela sobre cómo lidiar con la pérdida, pero que desgraciadamente no pudo acabarla por la misma enfermedad de la que escribía. Creo que de lo que habla la historia es de contar la verdad y cada uno ha de encontrar su propia verdad, su verdad más íntima.

"Tenemos que pelear para que la tarta del cine español sea lo más grande posible, no por llevarnos nosotros el trozo más grande"

¿Sientes mucha presión por la taquilla?
Evidentemente me preocupa que la inversión que han hecho los productores se recupere de la mejor manera posible, porque eso te da libertad para seguir defendiendo lo que quieres hacer. A mí me gustaría hacer películas toda mi vida, y de la mejor manera posible, con la mayor libertad.

¿A qué se debe tu empeño por hacer la película en España?
Creo que el hecho de que aquí haya una industria fuerte es bueno para todos. Que le vaya bien al de enfrente acaba repercutiendo en tu propio trabajo. Tenemos que pelear para que la tarta del cine español sea lo más enorme posible, no por llevarnos nosotros el trozo más grande.

Dos meses antes del estreno, la maquinaria promocional de Telecinco ya estaba a tope.
Estoy encantado de trabajar con una televisión tan comprometida con lo que hace y lo que produce. Realmente, el cine en Telecinco es una cuestión de Estado.

¿Es verdad que cuando eras adolescente te hacías pasar por periodista en Sitges para ver películas?
Sí. Tenía 15 o 16 años. Era la única manera de entrar a los pases de prensa. Nos inventamos un programa de cine en una radio amateur que no escuchaba nadie. Hacíamos entrevistas y todo. En Sitges hice un montón de amigos, gente como Paco Plaza, Jaume Balagueró o Guillermo del Toro, que acabó produciendo El orfanato.

En los agradecimientos están ellos junto a otros cineastas como Kike Maíllo y Leticia Dolera. En la escuela de cine aprendí una dinámica en la que todo el mundo opina sobre el trabajo de los demás. Eso nos quitó el ego, nos enseñó que lo importante siempre es la película, más allá de quien la haga. Yo sigo viéndome con directores durante el montaje, les enseño la película y de esas reuniones siempre salen cosas muy positivas.

"En la escuela de cine aprendí una dinámica en la que todo el mundo opina sobre el trabajo de los demás"

¿Te imaginabas que ibas a hacer películas de esta dimensión?
No me lo imaginaba, pero tampoco me ponía límites. Para mí el deseo siempre ha sido hacer cine. Mis padres invirtieron en mi educación haciendo un gran esfuerzo. Me dediqué a rodar sin parar desde que salí de la escuela de cine.

¿Impresiona dirigir a Sigourney Weaver?

Impone mucho, pero no impone más que la propia película. Realmente es tan difícil hacer una buena película que lo que impone es estar en el rodaje llevándola adelante cada día.

¿Te ves en los Oscar con Un monstruo viene a verme?

Que la distribuidora haya cambiado la fecha para competir mejor en los Oscar te da tranquilidad, ves que cree en la película. Si sucede me haría mucha ilusión, pero prefiero no fantasear mucho sobre ello. Fui muy feliz cuando nominaron a Naomi Watts por Lo imposible y disfruté mucho en la ceremonia.

Recientemente diste una charla delante de los Reyes en los premios Princesa de Girona, ¿pudiste charlar después con ellos?

Sí, después hubo una cena. Me sorprendió mucho lo cinéfila que es la Reina Letizia, es una persona que sabe muchísimo de cine. Había visto películas que yo no había visto.

¿Qué supone para ti dirigir la continuación de una producción como Jurassic world?
Una experiencia increíble. Estamos en pleno proceso de producción y se rodará a principios del año que viene. Realmente estar en un nuevo capítulo de una serie de películas con las que has crecido, que forman parte de la historia del cine, me hace muy feliz.

Los monstruos de Bayona

C.P.

KING KONG

"Muestra muy bien la contradicción de la que habla Un monstruo..., por eso sale como homenaje. Para un niño es el bueno, pero para los demás no".

GUILLERMO DEL TORO

"Es un monstruo no solo cinematográfico sino humano. Me dio la oportunidad de dedicarme a esto. Tuve mucha suerte de conocerle y de trabajar con él".

DRÁCULA

"Siendo niño me traumatizó profundamente verle en la tele. Estuve prácticamente meses sin poderme acercar a una ventana después de verle trepar boca abajo".

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información