Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los huidos de la República Dominicana

Miles de haitianos han salido del país vecino, en el que habían vivido durante décadas, por miedo a represalias.

  • Un niño en Parc Cadeau I. La mayoría de los menores huyeron junto a sus padres, pero a diferencia de ellos, sí tienen derecho a la nacionalidad, pero la desinformación hace que ni siquiera lo sepan.
    1Un niño en Parc Cadeau I. La mayoría de los menores huyeron junto a sus padres, pero a diferencia de ellos, sí tienen derecho a la nacionalidad, pero la desinformación hace que ni siquiera lo sepan.
  • rnParc Cadeau I. Es el campamento más grande de los cinco que hay en la frontera, en el que viven cerca de mil personas. Cuentan con una iglesia y una escuela donde, de manera informal, estudian algunos menores.rn
    2 Parc Cadeau I. Es el campamento más grande de los cinco que hay en la frontera, en el que viven cerca de mil personas. Cuentan con una iglesia y una escuela donde, de manera informal, estudian algunos menores.
  • La desnutrición es uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los más de 3.000 desplazados en la frontera. Las condiciones higiénicas son infrahumanas: en noviembre pasado, un brote de cólera se llevó la vida de 30 personas.rn
    3La desnutrición es uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los más de 3.000 desplazados en la frontera. Las condiciones higiénicas son infrahumanas: en noviembre pasado, un brote de cólera se llevó la vida de 30 personas.
  • Tamena Simple, de 22 años (derecha), junto a su madre, Ana Yedi, de 40 años, frente a su vivienda en el campamento fronterizo de desplazados, Parc Cadeau I. Los desplazados construyeron sus viviendas con los materiales que tenían a mano. rnrn
    4Tamena Simple, de 22 años (derecha), junto a su madre, Ana Yedi, de 40 años, frente a su vivienda en el campamento fronterizo de desplazados, Parc Cadeau I. Los desplazados construyeron sus viviendas con los materiales que tenían a mano.
  • Wilber Leger (49 años), posa dentro de su vivienda en el campamento fronterizo. Nació en Haití, pero en 1970 fue a la República Dominicana junto a sus padres. Ante las amenazas recibidas, el 16 de junio del 2015 abandonó el país.
    5Wilber Leger (49 años), posa dentro de su vivienda en el campamento fronterizo. Nació en Haití, pero en 1970 fue a la República Dominicana junto a sus padres. Ante las amenazas recibidas, el 16 de junio del 2015 abandonó el país.
  • Un desplazado muestra el carné que le han otorgado y que le identifican como desplazado en Parc Cadeau II, uno de los cinco campos que hay en los alrededores de Anse-à-Pitres. Es el más peligroso, ya que en él se refugian delincuentes de los alrededores.
    6Un desplazado muestra el carné que le han otorgado y que le identifican como desplazado en Parc Cadeau II, uno de los cinco campos que hay en los alrededores de Anse-à-Pitres. Es el más peligroso, ya que en él se refugian delincuentes de los alrededores.
  • Yolena Selom (40 años), posa delante de su vivienda en el campamento fronterizo de desplazados. Tiene diez hijos, pero vive junto a los tres más pequeños, ya que no tienen nacionalidad. Un cambio constitucional en la República Dominicana  les negó el derecha a patria: son apátridas.rn
    7Yolena Selom (40 años), posa delante de su vivienda en el campamento fronterizo de desplazados. Tiene diez hijos, pero vive junto a los tres más pequeños, ya que no tienen nacionalidad. Un cambio constitucional en la República Dominicana les negó el derecha a patria: son apátridas.
  • Los desplazados apenas cuentan con asistencia humanitaria. Algunos trabajan en los campos agrícolas de alrededor, otros cruzan la frontera todos los días para conseguir recursos en Pedernales, el pueblo dominicano fronterizo.rnrn
    8Los desplazados apenas cuentan con asistencia humanitaria. Algunos trabajan en los campos agrícolas de alrededor, otros cruzan la frontera todos los días para conseguir recursos en Pedernales, el pueblo dominicano fronterizo.
  • Algunas mujeres, especialmente adolescentes, se quedan embarazadas en los campos de desplazados. Las organizaciones civiles de la República Dominicana han reportado abusos y violaciones a las jóvenes.
    9Algunas mujeres, especialmente adolescentes, se quedan embarazadas en los campos de desplazados. Las organizaciones civiles de la República Dominicana han reportado abusos y violaciones a las jóvenes.
  • Las mujeres acarrean agua en un río cercano mientras que los hombres transportan madera de los escasos árboles que aún quedan en pie.rn
    10Las mujeres acarrean agua en un río cercano mientras que los hombres transportan madera de los escasos árboles que aún quedan en pie.
  • Lonas, plásticos, cartones. Son algunos de los materiales de las viviendas de los desplazados. Muchos tejados están hechos con un fuerte plástico, que arrancaron del suelo de un vertedero que había realizado un proyecto de cooperación.
    11Lonas, plásticos, cartones. Son algunos de los materiales de las viviendas de los desplazados. Muchos tejados están hechos con un fuerte plástico, que arrancaron del suelo de un vertedero que había realizado un proyecto de cooperación.
  • Una familia en Parc Cadeau I, en una de las construcciones más solidas.rnrn
    12Una familia en Parc Cadeau I, en una de las construcciones más solidas.
  • A pesar de estar en el centro de una isla tropical, Anse-à-Pitres está rodeado de una cadena montañosa, por lo que apenas llueve. Una casa de adobe es el mejor refugio contra el polvo y el calor.
    13A pesar de estar en el centro de una isla tropical, Anse-à-Pitres está rodeado de una cadena montañosa, por lo que apenas llueve. Una casa de adobe es el mejor refugio contra el polvo y el calor.
  • Dos mujeres lavan algunas de las pocas prendas de ropa que tienen consigo. El agua lo traen desde un río cercano.rnrnrn
    14Dos mujeres lavan algunas de las pocas prendas de ropa que tienen consigo. El agua lo traen desde un río cercano.
  • Durante el día, los campamentos tienen mucha menor actividad, ya que muchos hombres salen a trabajar al campo. Hay mujeres que andan hasta cinco horas al día para trabajar en Pedernales, al otro lado de la frontera.
    15Durante el día, los campamentos tienen mucha menor actividad, ya que muchos hombres salen a trabajar al campo. Hay mujeres que andan hasta cinco horas al día para trabajar en Pedernales, al otro lado de la frontera.