Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zendaya, la ‘it girl’ más responsable de Disney

La actriz, cantante e icono de estilo vuelve a la televisión, aunque esta vez también como productora

La actriz Zendaya en la gala del MET el pasado 2 de mayo.
La actriz Zendaya en la gala del MET el pasado 2 de mayo.

La alfombra roja de los Oscar de 2015 fue su gran momento. Su apertura al mundo. Su mayoría de edad. Zendaya (como Beyoncé, no hace falta decir su apellido) pasó de ser una estrella Disney a it girl. Ese salto que, con más o menos suerte, dieron antes que ella Selena Gomez, Lindsay Lohan, Emma Roberts y Miley Cyrus. Con vestido blanco y rastas, la actriz se convirtió en trending topic por un desafortunado comentario de la presentadora Giuliana Rancic que dijo que olía a “marihuana”. Pero, sobre todo, fue su respuesta en Instagram la que la catapultó como modelo juvenil a seguir: “Estudios han demostrado que aunque intentamos actuar sin prejuicios, algunas veces están dentro nuestro debido a nuestro pasado o alrededor. Ese prejuicio escondido es frecuentemente incluyente en nuestras acciones. Es nuestro trabajo detectar estas cuestiones en los demás y en nosotros y destruirlas antes de que se conviertan en agresión”, escribió.

Inspiration @luxurylaw @shelbeniece

Una foto publicada por Zendaya (@zendaya) el

Taylor Swift la incluyó en su videoclip Bad Blood, Michelle Obama la escogió para interpretar la canción que invita a las mujeres a tomar el poder This is for my girls; Beyoncé también la considera una de sus protegidas y por eso apareció en su reciente y polémico Lemonade. Si 2015 fue su paso de niña Disney a adulta, en 2016 ha afianzado su imagen pública como activista en temas como el acoso en Internet o la discriminación racial. Y como medidor definitivo de su éxito: las redes sociales. En diciembre de 2015 tenía 13 millones de seguidores, hoy ha superado los 27.

A sus 19 años, Zendaya ha aprendido de los errores de sus predecesoras y se toma muy en serio “la responsabilidad” de ser un modelo a seguir. “No tendré mi momento Miley Cyrus”, decía hace poco sobre su evolución, porque no cree estar tan alejada de la imagen que se ha dado de ella desde la cantera Disney. De hecho, después de una carrera en ese canal, que empezó a los 12 años con la serie Shake it Up —donde compartía protagonismo con Bella Thorne—, Zendaya decidió volver a Disney el año pasado con un nuevo show, K. C. Agente Especial. Pero esta vez no solo es la protagonista sino también la productora. Solo podía volver en una “posición de más poder”. “Para mí es importante la diversidad en el canal. Es duro para una joven de diferente etnia no ver a nadie como ella en la televisión”, dice en la última portada de Cosmopolitan. Una vez más, asumiendo su papel de ejemplo a seguir.

El fin de la rebeldía

Acabado el reinado de las chicas rebeldes, es esta actitud positiva e influyente la que buscan ahora las marcas. Por eso, Zendaya es también un icono de estilo. El otoño pasado acudía por primera vez a la Semana de la Moda de París y en mayo fue la principal estrella del espectáculo de Louis Vuitton en Río de Janeiro. Es, además, imagen de la marca de maquillaje Covergirl. Trabajar con estas estrellas juveniles es para las marcas un ejercicio de marketing con miras al mañana, a su futuro público que hoy sigue viendo a la actriz en Disney Channel.

@calvinklein @luxurylaw

Una foto publicada por Zendaya (@zendaya) el

Y, mientras, Zendaya aspira a convertirse en “Oprah más Beyoncé”. Ese es su ideal de carrera: ganarse la confianza del público, como Oprah, pero en el mundo de la música, como Beyoncé. Por ahora, trabaja en los dos campos: desde las redes sociales fideliza a sus admiradores y está a punto de sacar su segundo álbum. Y, además, pelea en el mundo de la interpretación. Hace poco confirmaba en el show de Ellen DeGeneres su papel en la próxima cinta de Spiderman. “Como actriz soy una desconocida, así que tuve que empezar desde abajo”, contó. “Mucha gente tiene ideas preconcebidas sobre mí basadas en mi trabajo anterior, así que tienes que romper esas barreras y trabajar duro”. Pasar por muchas audiciones y reuniones aunque seas Zendaya. La película será su mayoría de edad definitiva, su primer papel fuera de los algodones de Disney, su salida al mundo real de Hollywood, donde tendrá que demostrar su talento como actriz.

Más información